Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La incorporación de Argentaria al Patrimonio dispara el beneficio del grupo a 200.000 millones

La incorporación de los bancos públicos integrados en Argentaria al grupo de empresas de la Dirección General del Patrimonio del Estado ha disparado los beneficios brutos de dicho grupo a casi 200.000 millones de pesetas en 1991. Los resultados -198.218 millones- suponen un aumento del 55% sobre el ejercicio anterior, según datos provisionales. Sobre datos homogéneos -excluidos los bancos públicos excepto el Banco Exterior y el Banco de Crédito Industrial (BCI), éste absorbido por el primero-, el crecimiento experimentado fue del 28%. Del total de beneficios, el Estado recibió, por dividendos y participaciones, 21.148 millones de pesetas después de impuestos.

El contrapeso a la Corporación Bancaria de España, cuya aportación a la cifra total de resultados fue de 76.897 millones (de ellos, 42.103 corresponden al Exterior más el BCI), lo ejercen las empresas ligadas a los acontecimientos de 1992, que perdieron 17.200 millones de pesetas. Además, la base de los resultados del grupo Patrimonio la componen Telefónica, que ganó 98.408 millones; Tabacalera, con 19.576, y Trasmediterránea, con 7.514 millones.Son significativos también los resultados de Telefónica Intemacional, que en su primer ejercicio obtuvo unos beneficios de 7.614 millones sobre unos ingresos de 8.196 millones. Esta circunstancia se explica por los altos ingresos financieros de la sociedad, que no se incluyen en la cifra de negocios.

En el capítulo de pérdidas, destacan las de Merco (3.300), una empresa que se encuentra en liquidación, y las de la Sociedad de Gestión de Vivienda (SGV), que ha estado a punto de seguir la misma suerte.

Ingresos

Del total de beneficios, Hacienda recibirá 21.148 millones de pesetas. La reversión al Estado se produce como consecuencia de la participación patrimonial por dividendos en las empresas, pero hay que tener en cuenta que la mayor parte de ellas destinan todos sus beneficios a reservas para afrontar su saneamiento y sus planes de inversión. Las principales aportaciones, en cifras brutas, corresponden a Telefónica (12.345 millones), Tabacalera (2.169), Argentaria (2.061), Banco Exterior (1.647), Aldeasa (1.650), Salinas de Torrevieja (843) y Trasmediterránea (215).Los ingresos fueron de 2,78 billones de pesetas, de los que Telefónica representó 1,008 billones -con lo que superó por primera vez el billón de facturación- y Argentaria 960.640 millones (392.390 millones del Exterior más el BCI y el resto del Crédito Local, Crédito Agrícola, Hipotecario y Caja Postal). Tabacalera, cuyos ingresos corresponden en un 50% al impuesto sobre el tabaco, facturó 579.684 millones.

El crecimiento de los ingresos fue del 46% (un 18% si se tiene en cuenta únicamente el Exterior con el BCI). El cash flow (beneficios más amortizaciones y provisiones) se elevó a 687.892 millones, con un crecimiento del 37,3% (el 23% en datos homogéneos).

El ratio de beneficio sobre ventas se situó en torno al 7%. Además de Telefónica Internacional (93%), destacan Aldeasa (19%) y Cesce (27%). El ratio de ventas por empleado del grupo asciende a 19 millones de pesetas, mientras la rentabilidad sobre recursos propios ha sido del 8,1 %. Destacan en este punto concreto Tabacalera (26%), Banco Exterior (18%) y Aldeasa (45%).

Sólo estas sociedades tienen un apalancamiento financiero positivo (rentabilidad financiera mayor que. el coste del endeudamiento), lo que permite enfrentarse a nuevos endeudamientos. El resto de las empresas (no se tienen en cuenta las entidades financieras), entre ellas Telefónica, están en la situación contraria. Es decir, si no se eleva la rentabilidad, el aumento del endeudamiento provocará una situación de deterioro peligrosa.

Durante 1991, el empleo medio del grupo mejoró un 4% pasando a emplear a 117.785 trabajadores. El aumento se debe, básicamente, a la incorporación al grupo de Paradores Nacionales con 4.150 empleados, sobre los 4.222 de las plantillas totales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de marzo de 1992

Más información

  • El Estado ingresó por participación y dividendos 21.148 millones después de impuestos