Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO teme la militarización de los vigilantes privados con la 'ley Corcuera'

El sindicato Comisiones Obreras considera que puede resultar "muy negativo" el vínculo de colaboración de vigilantes privados y fuerzas de seguridad que establece el proyecto de ley de seguridad ciudadana (artículo 17.3)."La colaboración puede convertir a este colectivo en fuerzas de seguridad encubiertas y favorecer una cierta militarización que no aceptaremos" afirmó ayer en rueda de prensa Ángel Campos, del sector de seguridad de CC OO.

Este sindicato está de acuerdo en que exista colaboración en ciertos supuestos, pero regulada de forma clara. Tanto el proyecto de ley de seguridad ciudadana como el de seguridad privada establecen esta cooperación. CC OO, que se opone radicalmente al primer texto, da un apoyo matizado al segundo.

El sindicato considera necesaria una ley reguladora de la seguridad privada y ve positivo que se restrinja el uso de pistola. Teme, sin embargo, que los cambios hagan disminuir el empleo en el sector. CC OO mantiene una postura separada del resto de los sindicatos, a los que acusa de ponerse al lado de la patronal y de estar a favor de que los vigilantes sean agentes de la autoridad. La central quiere negociar el reglamento que desarrolle la futura ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de noviembre de 1991