Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
2 DE MAYO

Colmenar de Oreja busca un récord de gritos humanos

Mientras en Madrid se habla de contaminación acústica y se estudian soluciones, en Colmenar de Oreja, sin embargo, se sigue buscando un récord en sonidos humanos a través del mecanismo más natural: la voz. Mañana, a partir de las 23.30, se celebrará el segundo concurso de gritos.Los interesados en poner a prueba sus gargantas podrán inscríbirse en la plaza Mayor de este pueblo hasta media hora antes del concurso y tendrán que cumplir los siguientes requisitos: ser ciudadanos del mundo, de cualquier sexo, con una edad entre 16 y 81 años. Podrán hacer un grito de ensayo y otro de concurso.

El grito se podrá emitir en la tonalidad e intensidad que se prefiera, con musiquilla o no, utilizando una vocal, palabra simple, compuesta o frase si se quiere. No se permitirá hacer uso de amplificadores, como micrófonos o embudos.

El jurado valorará, además del volumen y sonoridad, la gracia y la escenificación. Se penalizarán los gallos o toses durante o después del grito.

El ganador del certamen conseguirá 75.000 pesetas como premio y sera inscrito en el libro Guinness de los récords junto a Andrés Lizárraga, el vasco que ganó el primer concurso por un grito que él mismo identificó como de "guerra árabe".

La organización del concurso se compromete a abonar los gastos de viaje, manutención y alojamiento de los participantes que lleguen a Colmenar de Oreja en "burro, mula, caballo o cualquier clase de équido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de mayo de 1991