REVISTA DE PRENSA

Una crítica coyuntura

Bruselas,

George Bush ha sido, y sigue siendo, el político más adecuado para conseguir seguridad en el Próximo Oriente. Pero últimamente la situación se le está escapando de las manos. El primer ministro británico, John Major, ha tomado la iniciativa proponiendo la creación de una zona de seguridad en el norte iraquí para los refugiados kurdos. Otro significativo aliado, el turco Turgut Ozal, qpoya el plan de Major porque Turquía considera el flujo de refugiados casi como una invasión. Sin embargo, Sadam está consiguiendo liberarse de los grupos étnicos disidentes de su país. Ante esta situación, se requiere una solución más contundente, y posiblemente la Administración norteamericana ha empezado a reconocerlo.El pasado lunes, James Baker visitó personalmente los campos de refugiados kurdos en la frontera con Turquía. El martes pasado, la Casa Blanca anunció que seguiría realizando vuelos de control sobre Irak para asegurar el cumplimiento del alto el fuego. ( ... ) La situación actual está erosionando el alcance de la victoria de la coalición internacional y la habilidad norteamericana para conseguir importantes intereses.

Con su inanidad, George Bush está perdiendo el control de los acontecimientos futuros. Creemos que en esta coyuntura el pueblo norteamericano agradecería saber que la Administración está preparada, si fuera necesario, a reanudar las acciones militares contra los baazistas en Bagdad..

11 de abril

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 1991