ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 24 de noviembre de 1990

El secretario de la OTAN elude precisar si España tuvo relación con la red Gladio

  • Un ex agente italiano dice que recibió entrenamiento en Canarias
/ Madrid / Santa Cruz de Tenerife 24 NOV 1990

El secretario general de la OTAN, Manfred Woerner, dijo ayer en Budapest que esta organización "no comenta secretos oficiales", a propósito de una pregunta sobre si la Alianza Atlántica informó o no al Gobierno español sobre la existencia de la red secreta anticomunista Gladio, informa Efe desde la capital húngara. Por otra parte, un antiguo agente, el ex coronel del ejército italiano Alberto Vollo, ha declarado al programa Informe semanal de Televisión Española que se emitirá hoy que entre los años sesenta y setenta, cuando estaba en activo como militar, recibió entrenamiento en Maspalomas (Gran Canaria) como miembro de la red Gladio.

Manfred Woerner dijo en Budapest: "Es conocido que existe una acuerdo según el cual sólo se asumen las revelaciones que ofrecen los países miembros de la organización" y se negó a dar más detalles respecto a la red secreta, La declaración de Woerner responde a la línea oficial asumida por la Alianza Atlántica desde que el propio secretario general revelara que el mando militar de la OTAN, por medio del Cuartel General Aliado en Europa, coordinaba las acciones de Gladio.[El ministro de Defensa, Narcís Serra, manifestó ayer a la agencia Efe que "España no ha formado parte" de la red Gladio ni antes ni después del Gobierno socialista.]

Las declaraciones del ex agente Vollo han provocado "sorpresa y estupor" en Canarias. Vollo aseguró a TVE que desde 1966 hasta mediados de la década de los setenta, instructores norteamericanos adiestraron a miembros de dicha organización clandestina paramilitar utilizando un campo de adiestramiento situado en la citada localidad canaria.

Según Vollo, que hoy es director de una escuela en Sicilia (Italia), entre los agentes que eran preparados en dicha instalación, todos ellos de nacionalidad europea, figuraban también españoles. En su opinión, el campo de entrenamiento era conocido en la isla popularmente como la instalación americana.

El diputado regional de Izquierda Canaria Unida Antonio González Viéitez manifestó ayer: "Lo primero que me viene a la cabeza si me hablan de Maspalomas y americanos es la estación de seguimiento espacial que está allí, pero dudo que la misma sirviera de tapadera para estas actividades secretas de la OTAN. Es la primera vez que oigo algo parecido".

Agencia espacial

En Maspalomas, un importante núcleo turístico del sur de Gran Canaria, que pertenece al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, la agencia espacial americana NASA instaló en los años sesenta, en colaboración con el Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA), del Ministerio de Defensa español, una estación de seguimiento para controlar la órbita de los cohetes que Estados Unidos lanzaba al espacio. El físico español Félix Herrera, que trabajó en dicho recinto desde los inicios del mismo, señaló que "todos los que estaban allí conmigo, efectivamente, eran norteamericanos, pero no militares, sino científicos". "Nunca, a decir verdad, observé nada extraño", añadió. Hace pocos años la NASA cedió su puesto a la Agencia Europea Espacial (ESA), que continúa manteniendo con el INTA este centro de control espacial, considerado como uno de los más importantes en su modalidad en Europa.

De otra parte, Carmelo Ramírez, alcalde de Santa Lucía de Tirajana, municipio próximo a Maspalomas, indicó: "No me extrañaría nada que utilizaran alguna de las numerosas fincas acotadas que hay por aquí para realizar ese tipo de ejercicios. Hay zonas que están totalmente aisladas y no es difícil que no nos enteráramos de nada".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana