Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justin Fashanu conmociona el fútbol inglés con su confesión de homosexualidad

GRAHAM TURNER El inglés Justin Fashanu ha conmocionado a la afición británica al tocar uno de los temas tabú del fútbol. Ha confesado públicamente el secreto a voces de su homosexualidad y afirma que ha mantenido relaciones sexuales con varios futbolistas de Primera División. Fashanu, a través de dos páginas del diario sensacionalista The Sun, se apunta una relación homosexual con un miembro del Parlamento del Partido Conservador y unos juegos de cama en la Cámara de los Comunes.

Los hermanos Fashanu (el menor, John, que actualmente milita en el Wimbledon), nacieron en Hackney, un barrio modesto de Londres, y tras la separación de sus padres crecieron en un orfanato antes de ser adoptados por una familia del condado de Norfolk.Allí se iniciaron ambos en el Norwich City, y Justin, que antes de sufrir un grave lesión era una de las grandes esperanzas del futbol británico, llegó a representar a su país en las selecciones Juvenil y Sub-21. Con su 1,90 y 90 kilos, Justin también fue subcampeón de Inglaterra en categoría de pesos pesados.

En 1981 el Nottingham Forest pagó un millón de libras (unos 170 millones de pesetas en aquel entonces) para ficharle, aunque dos años después pasó al otro club de la ciudad, el Notts County por tan sólo 25 millones de pesetas. Después emigraría a los Estados Unidos para luego volver a Inglaterra.

En el artículo describe su dificil vida como gay en los vestuarios. Admite que se había iniciado en una relación heterosexual, cohabitando con su novia, Julie, para luego darse cuenta de sus preferencias sexuales, volver a la compañía de dos amigos gays que había conocido en Norfolk a los 15 años e iniciarse homosexualmente en el año 1982.

Doble vida

A partir de entonces Fashanu se vio condenado a una doble vida. Ahora no pone reparos en admitir que en una sala repleta de mujeres y con la presencia de un solo hombre buscaría con sus ojos al hombre. En el vestuario, sin embargo, se inventaba cualquier excusa para no ir a ligar con chicas en compañía de los demás jugadores y poder escaparse hasta los bares gay, como el Part Two de Nottingham o el Heaven de Londres, refugio habitual del travestido cantante de pop Boy George. Cuenta cómo allí algunos aficionados al fútbol se acercaban preguntándole si era Justin Fashanu. "Mucha gente me dice que me parezco mucho a él", contestaba el jugador.

El secreto de su vida paralela no tardó en filtrarse hasta el vestuario. Una vez, estando en Kenia de gira con el Notts County, trabó amistad con un chico local. Cuando el capitán del equipo, Pedro Richards, empezó a burlarse de una posible relación amorosa recibió enseguida un par de recuerdos del pasado pugilístico de Justin.

Tampoco tardó en correr la noticia por las gradas inglesas. Fashanu ahora se confiesa afectado por los coros de "maricón" que le aguardaban en muchos campos contrarios. Mientras tanto, y gracias a un amigo mecánico, había buscado consuelo en las páginas de la Biblia, "aunque reconozco que mis tendencias no figuran entre las enseñanzas bíblicas".

Su hermano John, casado con una española y deseoso de jugar en la Liga española, se declaró consternado por las confesiones públicas de Justin. "No me gusta nada que salga el apellido Fashanu en las portadas de los periódicos relacionado con un tema de este tipo", dice. "Mucha gente pensara que soy yo. Lo único seguro es que a Justin ya no le contrata ningún equipo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de octubre de 1990

Más información

  • El ex jugador del Nottingham relata varias experiencias con futbolistas