Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUEVA ACCIÓN TERRORISTA

ETA Militar secuestró a Emiliano Revilla para presionar al Gobierno ante la falta de acuerdo

La ausencia de acuerdo en la reanudación de los contactos entre ETA y el Gobierno colapsó la. tregua anunciada por la organización terrorista, que inmediatamente secuestró en Madrid al empresario Emiliano Revilla, según han confirmado fuentes próximas a la banda terrorista y a los interlocutores gubernamentales. El portavoz del Gobierno, Javier Solana, rehuyó cualquier comentario sobre la estrategia gubernaniental de diálogo con ETA, y explicó que la preocupación principal "es que hay un ciudadano privado de la libertad por una banda terrorista. No vamos a hacer especulaciones, porque éstas no crean más que confusión, e incluso a veces algo peor que confusión".

El portavoz del Gobierno agradeció el apoyo de las fuerzas políticas parlamentarias y afirmó que no podía concretar más la advertencia hecha públicamente por Felipe González en el reciente debate sobre el estado de la nación respecto al "límite temporal" para mantener la política de reinserción social.ETA Militar secuestró a Emiliano Revilla tras considerar insatisfactorio el último contacto mantenido en Argel con un representante del Gobierno español, según han informado fuentes próximas a la organización terrorista.

El contacto, que se consideraba por ambas partes previo a la reanudación de las conversaciones, terminó sin un acuerdo. Tasio Erkizia, miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna (HB), acusó ayer al PSOE de desperdiciar la posibilidad de la tregua y aseguró que no considera fracasada la negociación.

Para estas fuentes, el secuestro de Emiliano Revilla pone fin a un período de casi un mes "de buena voluntad" sin atentados ni detenciones, pero la entrega de exiliados vascos en Francia a las autoridades españolas ha representado un obstáculo para que la situación pudiera prolongarse.

Por su parte, los responsables del Ministerio del Interior tenían constancia de que: la tregua anunciada por la organización terrorista no se había formalizado después de las discrepancias existentes entre arribas partes durante el contacto establecido esta semana entre el Gobierno y la banda en Argelia, según han informado fuentes del departamento. Por ese motivo el Ministerio del Interior ordenó a principios de esta semana a la policía y Guardia Civil mantener los dispositivos antiterroristas en alerta en previsión de una acción terrorista.

La circular del departamento explicaba a las fuerzas de seguridad que no asumieran el optimismo que se estaba creando sobre la supuesta tregua de ETA y advertía del peligro de un posible atentado de la organización terrorista. La circular ordenaba que se mantuvieran alerta todos los dispositivos antiterroristas en prevención de posibles atentados.

Discrepancias

La ausencia de acuerdo en la reanudación de los contactos ha estado provocada fundamentalmente por las discrepancias sobre el papel decisivo de los interlocutores del Gobierno que debían reabrir las conversaciones -ETA Militar pedía el establecimiento de una mesa política- y la insistencia del Ejecutivo en negociar exclusivamente con labanda la reinserción de los activistas y la paulatina salida de los presos mientras reserva las cuestiones políticas a Herri Batasuna.El Gobierno, por otra parte, según fuentes oficiales, tampoco está dispuesto a garantizar el cese de la presión policial contra los refugiados vascos en territorio francés, que ETA considera una contrapartida imprescindible para la formalización de la tregua.

Tasio Erkizia, diputado en el Parlamento vasco por HB, acusó ayer al Gobierno de intoxicar a la opinión pública "para hacer creer que la tregua estaba en vigor cuando era consciente de que la tregua había que ganarla y se derivaría de un acuerdo bilateral y de la decisión clara de negociar por parte del Gobierno". El Ejecutivo, según Erkizia, no ha tenido "imaginación, creatividad y sobre todo valentía, para aprovechar una inmejorable oportunidad".

El representante de Herri Batasuna reconoció que la coalición abertzale ignora lo sucedido en el último contacto y está a la espera de un comunicado de ETA donde se aclare este extremo.

Erkizia se quejó de la política informativa del Gobierno, "que no aporta información veraz" dijo, así como "de la situación de los contactos y la respuesta a ETA". "Al mentiroso esta vez se le ha cogido antes que al cojo", aseguró, "porque se ha evidenciado que la tregua no existía".

Exceso de optimismo

Para el diputado abertzale, la ausencia de atentados durante casi un mes ha sido una muestra de buena voluntad de la organización terrorista, pero estaba claro que no iba a durar siempre. "Ya habíamos advertido", señaló, "que el exceso de optimismo era absurdo y perjudicial y pretendía provocar un clima determinado para que cualquier corte o percance en los contactos fuera interpretado como un fracaso"."La creación de falsas expectativas no tiene sentido, porque el proceso de negociación va a ser largo, muy complejo y muy difícil", subrayó Tasio Erkizia. "Ni hace una semana estábamos en los albores de la pacificación total de Euskadi ni ahora se ha producido un fracaso rotundo.

Hay que relativizar las situaciones y situar la negociación en unas coordanadas de tensión, de complejidad y de dificultades", añadió.

"Creemos que el PSOE ha llegado a la conclusión de que es necesario negociar con ETA", aseguró el diputado abertzale, "y aunque en una primera fase intente hacerlo a la baja luego tendrá que ser más realista. Ahora el pulso está en qué se negocia. Hace un año estaba en si negociar o no", añadió Erkizia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1988

Más información

  • Solana dice que la preocupación principal es que "hay un ciudadano privado de libertad"