Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerca de 10.000 personas asisten en Barcelona a un acto independentista

Cerca de 10.000 personas, según los organizadores, asistieron ayer al mitin independentista celebrado, a las doce del mediodía, en la explanada del Born de Barcelona. En medios políticos se asegura que la concentración independentista de ayer ha sido la más concurrida de las convocadas en los últimos 10 años, y destacó en ella la presencia de un gran número de jóvenes, que profirieron gritos contra España y en apoyo de la organización terrorista Terra Lliure.El acto, que estuvo convocado por la organización Moviment de Defensa de la Terra (MDT), finalizó con una manifestación, que desembocó ante la estatua de Rafael Casanova. En la manifestación se quemaron tres banderas españolas, se golpeó un coche matrícula de Madrid, se lanzaron dos artefactos explosivos y se rompieron cristales del edificio de la Magistratura del Trabajo. La policía no intervino. Un artefacto explosivo colocado en una papelera de la Rambla barcelonesa, reivindicado por Terra Lliure, tuvo que ser desactivado por la policía.

Al mitin independentista asistieron numerosos representantes de partidos extraparlamentarios, e intervinieron portavoces de organizaciones nacionalistas de España y Francia. La intervención más aplaudida fue la de Ion Idígoras, dirigente de HB, quien expresó su solidaridad con la lucha independentista de Cataluña y lamentó tener que hablar en castellano, idioma que calificó de "lengua de nuestro enemigo común".

Cerró el acto Vicente Partal, del comité nacional del MDT y representante de la Comunidad Valenciana, quien comparó la lucha independentista de Pataluña con la mantenida en Vietnam, Argelia o Nicaragua. Atacó la política de CiU y reclamó la dimisión de Pujol- como única fórmula para acabar con la actitud de "constante burla" que adopta el Gobierno Central ante los problemas de Cataluña.

En Organyá (Lérida) cuatro jóvenes, cuya identidad no ha sido facilitada, fueron detenidos acusados de quemar la bandera española del balcón del Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de septiembre de 1985