ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 1 de noviembre de 1984

El arquitecto de los Reales Alcázares de Sevilla será sancionado por irregularidades

El arquitecto conservador de los Reales Alcázares de Sevilla, Rafael Manzano, ha recibido la notificación de una propuesta de sanción hasta tanto el pleno del ayuntamiento ratifique la medida, que podría suponer su separación del servicio. La medida tiene su inicio en un expediente incoado en agosto de 1983, cuando se detectaron irregularidades económicas en el cobro de servicios y utilización de determinadas cuentas corrientes. Por aquel entonces fue detenido el administrador del Alcázar del Sevilla.

La propuesta de sanción de Rafael Manzano como arquitecto conservador de los Reales Alcázares de Sevilla se produce en medio de una gran polémica en Andalucía sobre su persona y actuaciones. Tras la paralización del proyecto de Los Alijares, contiguo al conjunto de la Alhambra y el Generalife, en Granada, de cuyo Patronato formaba parte Rafael Manzano, se produjo la paralización de las obras del Ayuntamiento viejo de Jerez de la Frontera a instancias de la Dirección General de Bellas Artes de la Junta de Andalucía.Rafael Manzano era el arquitecto redactor del proyecto, y el hecho suscitó una airada polémica entre el alcalde de Jerez, el andalucista Pedro Pacheco, y diversas instancias de la Administración, de las que no fueron ajenos el consejero de Cultura, el presidente de la Junta de Andalucía y el propio ministro de Cultura.

Posteriormente, en cuanto la Junta de Andalucía asumió las competencias sobre museos, paralizó el proyecto de restauración del Museo Provincial de Bellas Artes de Sevilla, también realizado por Manzano.

Manzano obtuvo la plaza en 1970 por concurso-oposición. Es discípulo de Chueca Goitia y cuenta con el apoyo de las fuerzas conservadoras de Sevilla.

El expediente administrativo incoado al conservador de los Alcázares se inició cuando se detectaron presuntas estafas derivadas del cobro de servicios no comunicados al ayuntamiento y el uso ilegal de determinadas cuentas corrientes. Por aquellos hechos fue detenido y procesado el administrador de los Alcázares. Se nombró al delegado de Hacienda, José Vallés, como juez instructor del expediente, que se ha resuelto recientemente con la recomendación de la separación de su cargo hasta que sea efectivo.

Con anterioridad, en septiembre de 1981, el Ayuntamiento de Sevilla decidió la paralización de un edificio que remodelaba Rafael Manzano en el barrio de Santa Cruz porque contravenía la normativa urbanística en materia de alturas, principalmente. Un año después se les impuso una multa al propietario y al arquitecto, y a finales de febrero de este año la Comisión Municipal Permamente acordó la orden de demolición del edificio situado en el pasaje Andreu, si bien aún se halla en pie debido al proceso de recursos planteados por la propiedad.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana