Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sally Ride, una americana a las estrellas

Su marido, también astronauta, habrá de esperar un año para volar al espacio

Sally Ride cumplió 32 años el pasado 26 de mayo. La mañana del 16 de enero recibió la llamada de su superior, George Abbey en la que le ofrecía la posibilidad de formar parte del programa de vuelos a partir del 30 de ese mismo mes. Había sido elegida entre una lista de 35 nombres. El 30 de enero Sally llegó a Houston luciendo sus ojos azules y su cabellera de color moreno. Pesa 52 kilos. Su figura sobresalía entre sus compañeros. Su madre, Joyce Ride dijo: es una persona a la que le gusta mucho guardar su intimidad. Rechazó más de 500 entrevistas. Para ayer, día del lanzamiento, del Challenger había organizado en el Centro espacial Kennedy una reunión con sus amigos de la infancia y su familia.

Ha cambiado su imagen en los últimos semanas; ahora se pinta algo y, de vez en cuando, luce sus piernas. Cuida su dieta. Por la mañana entrena siete horas y diez por la tarde. Hace mucho ejercicio para mantenerse en forma. Hace jooging, juega al voleybol,- reemplazando su poca altura con su fuerza- baloncesto y tenis. En te nis fue campeona junior, jugó partidos de dobles con la que fuera gran campoeona Billie Jean King, y estuvo a punto de dejar sus estu dios para dedicarse a este deporte como profesional.Estudió en Wsetlake, cerca de Berverly Hills. Sus profesores, la recuerdan como una chica disciplinada y brillante, pero siempre dispuesta a gastar alguna broma a sus compañeras. Se diplomó en 1968 y no tuvo ninguna dificultad en ingesar en la univesrsidad de Stanford en San Francsico. Las cosas van deprisa para ella. En 1973 se licenció en inglés y en ciencia. Dos años más tarde obtuvo matrícula en ciencias, en la especialidad de física. En 1978 comienza su entrenamiento en la Nasa, con el doctor Ride que la instruye en astrofisica. Estudia durante tres años sobre los rayos X y los rayos laser. Sus profesores la recuerdan como una excelente alumna.

Dos dias antes del lanzaminento de Sally Ride se ha cumplido el 20 aniversario del lanzamiento de la primera mujer al espacio. Fue el 16 de junio de 1963, cuando la soviética Valentina Tereshkova, a bordo del Vostok recorrió dos millones de kilómetros en 70 horas y 50 minutos. Los sovieticos no han facilitado información a la NASA sobre las dificultades que encontró aquella primera mujer que su bía al espacio, pero ellos estan de cididos a no enviar más, por el momento.

La NASA, que gasta millone de dolares, no pensó en las damas a la hora de diseñar sus uniformes y Sally Ride tiene que vestirse igual que los hombres. Entre los utensilios que lleva a bordo hay un lápiz de labios rojo y un tubo de maquillaje que utilizará para arreglarse antes de enfrentarse con las camaras de televisión desde la nave espacial.

Sally Ride esta casada con el astronauta Stven Hawley, selecionado para la mision STS-7 y viven en una espaciosa casa con piscina próxima al centro espacial.

Hawley está doctorado en astronoinfia y astrofísica por la Universidad de California. Su misión no saldrá hasta dentro de un año. "Estoy fatigado de atender a la gente que me pregunta si no me molesta que Sally vuele antes que yo. Me molestaré si ella no es la primera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de junio de 1983