Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La neumonía atípica y el aceite tóxico

Un médico de Madrid descubrió la causa de la neumonía atípica

«Fue el doctor Tabuenca Oliver, subdirector del Hospital del Niño Jesús, quien descubrió que un determinado aceite vendido a granel era el causante de la neumonía atípica», ha dicho a la agencia Efe el director general del Laboratorio Central de Aduanas, Manuel Hernández Bolaños.«El doctor Tabuenca se presentó el pasado miércoles, día 3, en el laboratorio diciéndonos que había que aislar un producto tóxico. A pesar de los miles de productos tóxicos que existen en relación con el ser humano, trajo como única muestra aceite de la casa de los enfermos», precisó Hernández Bolaños.

El director del laboratorio dependiente del Ministerio de Hacienda dijo también que «nadie sabía absolutamente nada en España cAndo el doctor Tabuenca me entregó la muestra». Manuel Hernández puntualizó aclarando que «hay que decir que el producto tóxico ha sido aislado por los químicos y farmacéuticos ».

A través de un niño de seis meses de edad, procedente del extrarradio madrileño, se proporcionó la clave para el descubrimiento del tóxico del aceite a granel, según ha sabido EL PAIS de fuentes médicas solventes. Este hallazgo del equipo médico del Hospital del Niño Jesús, de Madrid, se produjo tras analizar minuciosamente las dietas de los aproximadamente doscientos niños ingresados en este centro y llegar a la convicción de que el aceite a granel estaba presente en la totalidad de las dietas. Inusualmente, el niño era alimentado por su madre con papilla rehogada con este mismo producto.

El descubrimiento de las pruebas data de quince días atrás, pero los ingresos de niños de meses impedían generalizarlo con validez plena. El hallazgo de la prueba decisiva se produjo hace una semana y fue notificado por los responsables del Hospital del Niño Jesús a las autoridades sanitarias españolas que, curiosamente, no habían canalizado hacia este centro ninguna línea de crédito a las investigaciones como se canalizaron hacia otras instituciones madrileñas, según manifiestan fuentes del citado equipo médico. Asimismo, la convicción de que el origen de la neumonía atípica era de carácter tóxico-alérgico fue comunicada a los responsables del laboratorio norteamericano de Atlanta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de junio de 1981