Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se estrella otro Phantom F-4 en el polígono de Tiro de Las Bárdenas

Un reactor F4 Phantom de las fuerzas aéreas de Estados Unidos de América (USAF) se estrelló sobre las 15.10 horas de la tarde de ayer en el paraje de Valdarra, en el término municipal de Caseda, falleciendo uno de sus ocupantes y resultando gravemente herido el otro. Se da la circunstancia, de que anteayer otro caza-bombardero norteamericano del mismo tipo cayó junto a la población aragonesa de Malón, en el límite con la provincia de Navarra. En este caso resultaron ilesos los dos ocupantes.

MÁS INFORMACIÓN

El accidente, según la información facilitada por la Guardia Civil, debió originarse alrededor de las 15.10 horas de la tarde de ayer. Francisco Ejea, un vecino de Cáseda, agricultor, que se encontraba trabajando en el campo, observó como un reactor se estrellaba contra un pinar, y a continuación se producía una gran explosión. De forma casi paralela a la explosión, los dos pilotos caían en paracaídas en una zona próxima. Inmediatamente después de producirse el accidente, Francisco Ejea avisó a la Guardia Civil, cuyos,primeros efectivos se presentaron en el lugar de los hechos pocos minutos después de originarse el accidente.Al parecer, el Phantom, que regresaba del polígono de tiro de Las Bardenas Reales, situado junto a la población navarra de Tudela, no pudo realizar una maniobra de aproximación, por lo que el piloto perdió el control del aparato. Los dos tripulantes tuvieron tiempo de accionar el mecanismo de expulsión de cabina, por lo que cayeron en paracaídas. Sin embargo, a uno de estos no se le abrió a tiempo, por lo que cayó con el paracaídas cerrado en un prado de la población de Ujué. Falleció en el acto. El otro tripulante resultó con heridas graves y fue rescatado por un helicóptero de la base norteamericana de Zaragoza, a donde fue conducido con urgencia.

La caída y explosión del caza-bombardero originó un incendio en una zona de pinos de San Isidro del Pinar, que fue sofocado por los bomberos de Sangüesa, población próxima al lugar del siniestro.

En los últimos años han sido catorce los Phantom y aviones similares que se han estrellado en las proximidades del polígono de tiro de Las Bardenas, con un balance de nueve muertos. En relación con esta cuestión el alcalde de Tudela, el socialista A. Santos, presentará una moción al próximo pleno del Ayuntamiento, en la que propondrá a la Corporación acciones cerca de diversas autoridades e instituciones para conseguir el cierre del campo de tiro. Fuerzas de izquierda y abertzale hicieron saber ayer su opinión sobre el tema, indicando que el polígono de tiro debe ser desmantelado, antes de que ocurra un accidente irreparable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de noviembre de 1980

Más información

  • El segundo en veinticuatro horas