Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuertes tensiones en Alianza Popular tras la abstención constitucional

La abstención de los diputados de Alianza Popular (AP) en la votación del texto constitucional en el Congreso y la oposición al mismo de Federico Silva y de Gonzalo Fernández de la Mora, ha suscita do serias tensiones en los sectores más progresivos del partido.La intervención del presidente del Partido Unido (PUAP), Félix Pastor, en Toledo, afirmando que la abstención significa un «sí, pero», se entiende como un intento in extremis, de arreglar lo que estos sectores entienden como un grave error por parte de los diputados de AP. Fuentes del propio partido afirman que dentro de la ejecutiva las opiniones están divididas, aunque no se pueda afirmar que el rechazo a la postura de los congresistas sea muy extenso.

Las mismas fuentes se atreven a afirmar que Manuel Fraga, secretario general de AP. no se muestra satisfecho del resultado conseguido. pero no se atreven a afirmar que se intente definitivamente una operación de limpieza dentro del partido, eliminado a los elementos más ultraderechistas. El señor Fraga, cuando se le plantean por miembros del partido este tipo de problemas y se le expone el deterioro de imagen que supone la permanencia en AP de ciertas Personas, gusta de contestar, « Mi querido amigo, con estos bueyes hay que arar.»

En principio, y salvo que la situación se deteriore en las próximas semanas, se espera que los distintos sectores del partido traten de influenciar a los representantes provinciales de AP, de cara a la reunión prevista para el próximo 12 de septiembre. Lo sucedido ahonda aún más las. diferencias entre la directiva del partido y el grupo parlamentario del mismo En círculos de AP se critica dura mente la ausencia de Gregorio López Bravo en la votación constitucional, por entender que fue un intento de no comprometerse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de julio de 1978