Radar Pyme

La formación también es para las pymes, y ahora más que nunca

La digitalización de la economía, acelerada por la pandemia, exige nuevas capacidades profesionales. El aprendizaje continuo y el talento universitario también están al alcance de las pequeñas y medianas empresas.

Es tiempo de nuevos empleos, pero también de nuevas habilidades. La digitalización de la economía, acelerada por la pandemia de la Covid 19, está provocando cambios en el mercado laboral, dejando en una situación complicada a quienes no tienen unas competencias tecnológicas básicas. Pero no es solo una cuestión de conocimientos técnicos; la complejidad del entorno, volátil y lleno de incertidumbre, también requiere de un tipo de habilidades más sociales, como la flexibilidad, la empatía y la capacidad de trabajar en equipo. Los expertos las llaman ‘soft skills’, y no se estudian en ningún manual.

En este nuevo entorno, las empresas no solo necesitan captar talento y retenerlo, sino también asegurarse de que sus profesionales son capaces de adaptarse a un escenario que les va exigiendo diferentes habilidades. Son asuntos que se suelen ligar a las grandes compañías, pero también atañen a toda pyme con ambición. Por eso, el cuarto panel de debate de Radar Pyme, la iniciativa de Retina y Banco Santander para analizar los retos de las pequeñas y medianas empresas en el nuevo contexto socioeconómico, se centró en el talento y la formación.

Una necesidad de todo tipo de perfiles

El mundo del empleo vive momentos convulsos, y no solo en términos cuantitativos. Las transformaciones del mercado laboral derivadas de la pandemia ya son, según se afirmó en el panel online, una realidad. “Sin olvidar la demanda creciente, muy importante, de profesionales de nuevas tecnologías que con una vertiente más de consultor ayuden a la transformación digital, hay áreas de negocio que están sufriendo una digitalización acelerada, como marketing y atención al cliente”, explicó Mercedes Valcárcel, directora general de Generation Spain.

Pero el cambio impacta ya a todo tipo de perfiles profesionales. La responsable del capítulo español de Generation -una red global sin ánimo de lucro creada por la consultora McKinsey para fomentar la empleabilidad de los jóvenes- señaló que el personal de hostelería se está digitalizando para labores tan prosaicas como coger la comanda o apuntar una reserva.

La necesidad de formación también es acuciante en los puestos directivos de las pymes. Las escuelas de negocio han detectado la necesidad de formarles, especialmente en las medianas empresas, según relató Teresa Martin-Retortillo, Presidenta Ejecutiva de IE Exponential Learning en IE University. “Nuestro reto es cómo apoyamos al gestor de la pyme para que tenga una visión más de 360 grados, integral, con un conocimiento suficiente de cada área. No se trata de centrarse solo en temas técnicos”, afirmó. IE University ha desarrollado junto con Amazon cursos de formación gratuita para pymes y emprendedores y, además, ofrece un programa de becas en colaboración con Tresmares y Santander para potenciar a directivos de pymes de alto crecimiento.

Pero, ¿por qué es buena idea volver a las aulas desde el despacho de una pyme? “La crisis ha puesto de manifiesto algo que estaba subyacente: todos tenemos la necesidad de seguir formándonos. Y es cierto que hay que saltar un primer obstáculo, que a veces cuesta y da miedo, pero los directivos y empleados de pymes son tan capaces de hacerlo como los de cualquier empresa”, explicó Martín-Retortillo. “Si algo nos han demostrado los últimos meses en que nunca sabes lo que tienes por delante. La capacidad de aprendizaje ha de ser continua”, señaló Lucía Rabade, directora global de empleabilidad de Universia, plataforma de cooperación universitaria impulsada por Santander que trabaja con unas 800 universidades de veinte países.

Más allá de la formación, la otra clave de la búsqueda del mejor capital humano posible está en la captación. Rabade enfatizó que las universidades son “una gran fuente de talento, y en ocasiones las pymes no son conscientes de que pueden recurrir a ella, con diferentes opciones como los convenios de colaboración”.

Tanto la responsable de Universia como Valcárcel insistieron en que las pymes deben buscar con más ahínco colaboración para mejorar su capital humano. Las pequeñas y medianas empresas suponen el 64,1% del empleo en toda España, según los datos oficiales a cierre del mes de octubre; si logran dar el salto de potenciar y desarrollar su capital humano, el avance en productividad será para toda la economía.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto

Top 50