El médico en tu bolsillo las 24 horas del día

Sanitas utiliza tecnologías y servicios digitales para monitorizar constantemente la covid-19, la obesidad, el asma o patologías cardíacas

Los complementos inteligentes se pueden conectar con tu especialista.
Los complementos inteligentes se pueden conectar con tu especialista.

Uno de cada cuatro adultos ya dispone de un reloj inteligente, según el informe The future of devices, de GSMA Intelligence. Los wearables, junto con las consultas remotas, tienen el potencial de reducir las visitas en persona a los centros médicos y de detectar algunas patologías. El sector de la salud y compañías como Sanitas han empezado a utilizar la tecnología con un objetivo claro: pasar de curar enfermedades a intentar prevenirlas.

“La salud del futuro es preventiva y resulta fundamental que las compañías especialistas en salud ofrezcamos a nuestros clientes todas las herramientas necesarias no solo para curar sus enfermedades, sino para prevenirlas y permitir así que tengan vidas más sanas”, afirma Ine Snater, Chief Transformation & Strategy Officer de Sanitas y Bupa Europe & LatinAmerica.

La pandemia ha ayudado a acelerar todo el proceso de digitalización en el que nos encontrábamos desde hacía años. Los avances en genómica y la inteligencia artificial pueden servir para detectar enfermedades incluso antes de que aparezcan los primeros síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. De hecho, algunas máquinas ya ganan a los humanos en la predicción de riesgo del cáncer o del alzhéimer.

Uno de los desafíos del siglo XXI consiste en utilizar la tecnología para ofrecer atención sanitaria fuera de las paredes del hospital. El nuevo seguro de Sanitas BluaU permite a los médicos, a través de herramientas digitales, monitorizar de forma constante enfermedades como la covid-19, la obesidad, el asma o algunas patologías cardíacas. Los sanitarios también pueden hacer un seguimiento virtual a las embarazadas durante su proceso de gestación.

La salud del futuro es preventiva y resulta fundamental que las compañías especialistas ofrezcamos las herramientas necesarias para curar enfermedades y evitarlas
Ine Snater, Chief Transformation de Sanitas

Llevar un control continuo de las constantes vitales de las personas que padecen estas enfermedades es posible gracias a dispositivos y accesorios inteligentes, como una báscula digital, un pulsioxímetro o un termómetro. Cuando los pacientes utilizan estos aparatos, los datos quedan guardados de forma automática y los profesionales de Sanitas pueden consultarlos en cualquier momento. El cliente también introduce información de forma manual a través de la aplicación Mi Sanitas. Con esta app, los usuarios pueden ver su evolución y solicitar una videoconsulta cuando lo consideren oportuno.

La telemedicina ya permite ir al médico sin salir de casa. Sanitas ofrece videoconsultas con más de 3.100 médicos de 37 especialidades. Los clientes, según Snater, están satisfechos con la consulta digital: “Una clara muestra ha sido su uso durante el estado de alarma”. Durante los meses de pandemia, las videoconsultas de Sanitas han pasado de una media de 300 diarias a picos de hasta 5.000.

Algo tan simple como hacerse un selfie puede servir para detectar problemas de salud. Una de las novedades del seguro digital de Sanitas BluaU es, precisamente, la medición de constantes vitales a partir de una imagen facial. Con solo entrar en la app Mi Sanitas y usar la cámara del móvil, el paciente puede medir la frecuencia cardíaca y respiratoria o la presión arterial y compartir los datos con el médico.

Datos que salvan vidas

La medicina basada en datos permite a los profesionales diagnosticar y tratar a los pacientes con información continuamente actualizada. Un estudio liderado por Sanitas y publicado en la revista científica Journal of Integrative Cardiology indica que la monitorización remota de personas con covid-19, después del alta hospitalaria y gracias a una plataforma de salud conectada, permite prevenir posibles empeoramientos sin necesidad de reingresos.

Los autores han realizado un seguimiento digital de casi un centenar de pacientes con covid-19 en sus hogares gracias a la herramienta Salud Conectada, uno de los servicios ofrecidos por BluaU. Esta plataforma monitoriza en tiempo real distintas constantes vitales del paciente, como la saturación de oxígeno o la temperatura corporal, y un equipo médico es alertado ante cualquier indicio de complicación. La aplicación permitió detectar rápidamente un aumento del dolor —en el 80% de los pacientes— y una disminución de la saturación de oxígeno —en el 12%—. Los médicos contactaron con estas personas de forma inmediata por videoconsulta para analizar la situación y adaptar el tratamiento.

Toda esta información, además, puede resultar especialmente útil para la comunidad científica. Con ese fin, Sanitas ha puesto en marcha el proyecto Data4Good para ofrecerles los datos relacionados con los pacientes atendidos por coronavirus. El objetivo es ayudar a las sociedades médicas a detectar patrones indicativos de potenciales patologías o complicaciones.

Archivado En: