Todo lo que el 5G puede hacer por ti

El 5G es mucho más rápido, reduce la latencia y permite tener conectado un número mucho mayor de dispositivos. Pero, ¿en qué se notarán estas mejoras en tu vida cotidiana? Hacemos un repaso de los campos donde el usuario medio disfrutará de los beneficios de esta tecnología

Todo lo que el 5G puede hacer por ti
PABLO B. GARCÍA

Poco a poco el 5G se ha convertido en un sinónimo de ultravelocidad y baja latencia. Son dos de los principales beneficios de esta quinta generación de las redes móviles, junto con su gran capacidad para tener conectados multitud de dispositivos en una misma área.

En ocasiones, estos aspectos técnicos se nos antojan demasiado abstractos, pero la realidad es que se aplican a usos cotidianos. El 5G transforma nuestra manera de vivir y de comunicarnos. Y lo hace en campos tan cercanos como el entretenimiento, la salud personal o las videollamadas, que tan populares se han vuelto en estos tiempos.

Un ‘streaming’ más fluido en tu móvil

Cada vez utilizamos más el móvil para ver series e incluso películas. Y no digamos escuchar música en plataformas online. Todo esto será más fácil, y sin interrupciones, con una conectividad 5G, que nos posibilitará descargar de forma más rápida nuestra serie favorita de camino al trabajo y hasta verla en streaming en alta definición.

“El 5G va a mejorar mucho la experiencia del usuario en el streaming de vídeos, la realidad virtual y, muy especialmente, en los videojuegos en línea, en los que acciones y reacciones serán inmediatas”, comenta Borja Adsuara, abogado y consultor en derecho y estrategia digital. La velocidad ultrarrápida permite que prácticamente se elimine el retardo, con lo que se podrá jugar en tiempo real desde cualquier lugar. En realidad, el 5G es tan rápido que puede reemplazar a la banda ancha para que el usuario disfrute de la misma velocidad en su hogar como fuera de este.

Todos tus dispositivos conectados

Desde un móvil con acceso a esta nueva conexión, como los modelos Galaxy S20 5G o el Note10+ 5G, es posible controlar todos los dispositivos del hogar de manera fiable y ultrarrápida. Las luces o los electrodomésticos inteligentes, así como las cámaras de seguridad o los altavoces que funcionan como asistentes personales, estarán más accesibles.

El asistente de Samsung, Bixby, junto con la aplicación SmartThings, permite dar indicaciones a todos estos dispositivos mediante la voz. Asimismo, la recepción de datos pesados en el smartphone –como pueden ser las imágenes de las videocámaras– no sufre retardo y pueden llegar en alta calidad.

Fuera del hogar, el acceso a internet del coche conectado mejorará sensiblemente. Fernando Maldonado, analista principal de IDG Research, afirma que el 5G permitirá una conexión más fiable de los objetos geográficamente dispersos y en movilidad. Esto afecta a los vehículos unipersonales, pero también puede cambiar nuestros hábitos en el transporte público. “Los viajeros de un autobús podrán acceder a contenidos de alta calidad en streaming o videojuegos online, pues ambos servicios son intensivos en datos y requieren bajas latencias”, señala.

Vigilar tu salud personal

El uso de wearables, como relojes y pulseras inteligentes, combinado con el 5G permitirá reunir y procesar en la nube una gran cantidad de información sobre nuestra salud. De esta forma, el usuario tendrá más datos para llevar un estilo de vida saludable y mantenerse físicamente activo.

En base a la información recogida, la aplicación Samsung Health ofrecerá consejos más detallados para cuidar la forma física en el hogar, incluyendo programas de fitness o información sobre el horario de sueño. Llegado el caso, este tipo de datos recogidos por los dispositivos wearables podrían ser útiles para el diagnóstico o el seguimiento médico.

Adsuara profundiza en el ámbito de la asistencia hospitalaria y va más allá: “El 5G no sólo va a permitir una monitorización en tiempo real de aplicaciones de teleasistencia o telemedicina, como por ejemplo alertas de posibles infartos o ictus, sino que incluso permitirá operar en directo a miles de kilómetros”, afirma. Las altas tasas de transmisión de datos y la baja latencia servirán para supervisar en tiempo real una operación a distancia e, incluso, llevarla a cabo mediante robots de cirugía controlados remotamente.

Realidad virtual sin cables y realidad aumentada

Uno de los mayores inconvenientes de la realidad virtual a día de hoy es la necesidad de llevar cables, que aseguran la fluidez de la transmisión. El 5G, sin embargo, puede cumplir con el mismo propósito pero sin necesidad del engorroso cableado. En Corea del Sur, donde son pioneros en la nueva conectividad, ya se emiten conciertos de música en formato de realidad virtual y se pueden visitar galerías de arte.

Los smartphones con 5G, como los de la gama Galaxy S20 o el Note10+ 5G, también permiten ver contenidos de realidad aumentada, superponiendo las imágenes digitales a la realidad sin las pequeñas congelaciones que a veces se producen. “El 5G permite construir servicios en torno a la realidad aumentada que pueden encontrar su desarrollo en aspectos como la formación, tareas de mantenimiento y reparación en remoto o en la telemedicina”, apunta Maldonado.

Mejorar tus videollamadas

A día de hoy las videollamadas se han vuelto tan populares que hay quien las ha asimilado como norma, como el sustituto natural de las llamadas de voz. La velocidad 5G es suficiente para soportar cualquier videoconferencia desde la red celular.

Maldonado señala otra ventaja del 5G: “Mejora la disponibilidad y el rendimiento de la red estando en movilidad, algo que es esencial en videollamadas en particular”. En este terreno, Samsung ha colaborado con Google para llevar las videollamadas en alta definición por primera vez al servicio Google Duo. La serie Galaxy es, además, compatible con wifi 6, el nuevo estándar de comunicaciones inalámbricas que es un 40% más rápido que el anterior. Los smartphones de esta serie pueden compaginar lo mejor del 5G con lo mejor del wifi 6 gracias a la función WiFi Inteligente, que optimiza la experiencia al cambiar automáticamente entre los datos móviles y el wifi dependiendo de la calidad de la señal.