Yogures con menos azúcar, paso firme hacia la alimentación infantil del futuro

Danone reformula sus productos infantiles para adaptarse a los criterios nutricionales de la OMS y promueve una comunicación en positivo con el fin de mejorar hábitos de alimentación

Todos los yogures de las marcas Danonino, Actimel Kids y Yogur cuentan con 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto, manteniendo el mismo sabor y sin añadir edulcorantes artificiales.
Todos los yogures de las marcas Danonino, Actimel Kids y Yogur cuentan con 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto, manteniendo el mismo sabor y sin añadir edulcorantes artificiales.Getty Images/iStock

Aunque la obesidad tiene un origen multifactorial, nadie duda de la importancia de inculcar hábitos de alimentación saludables desde edades muy tempranas. La industria alimentaria juega un papel primordial en esta estrategia. Algunas marcas llevan toda la vida en las despensas y en las neveras de muchas familias y se encuentran entre las favoritas de los niños a la hora de comer.

“En Danone llevamos cuatro generaciones en los hogares de este país. Para nosotros es toda una responsabilidad que nos exige saber escuchar y estar a la altura de lo que nos está pidiendo el nuevo contexto. Como marca líder en alimentación, tenemos el compromiso de ser un actor social para el cambio en los hábitos de alimentación desde la infancia”, explica Laia Mas, directora de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Danone Iberia.

La constante mejora de los perfiles nutricionales es un paso imprescindible para mejorar la alimentación de toda la familia, y, en especial, de los más pequeños. Y constituye un ejercicio de transformación que algunas compañías como Danone ya han empezado a afrontar.

Yogures que gustan, pero con menos azúcar

Danone lleva desde 2014 volcada en reformular sus productos para mejorar nutricionalmente el perfil de sus yogures. Una iniciativa en la que ha invertido un millón de euros en los últimos 5 años. “Hoy hemos dado un paso más en este proceso de reformulación anunciando que todos nuestros yogures dirigidos al público infantil cumplen con los criterios nutricionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En materia de salud pública, la mejora de hábitos para una alimentación saludable implica a todos”, explica Mas.

Nuestro compromiso es que todos los niños y niñas tengan una vida saludable, corrigiendo las elevadas tasas de sobrepeso y obesidad infantil que tanto preocupan a las familias
Natalia Berenguer, secretaria general de Danone Iberia

Además, la compañía quiere contribuir a impulsar un cambio que facilite a los más pequeños a no tener que escoger entre lo saludable y lo que, a sus ojos, resulta más divertido. Por ello, desde Danone se optó por incorporar en los envases los dibujos de sus personajes favoritos, promoviendo así una comunicación en positivo, responsable y transparente alineada con la reformulación de su porfolio.

“Muchos consumidores nos han llamado para darnos las gracias porque así les resultaba más fácil que sus hijos los comieran de forma más saludable”, declaraba Laia Mas durante la presentación de Alimentando el Cambio, un ambicioso proyecto multiprofesional para mejorar los hábitos alimenticios de las generaciones del futuro y ayudar a frenar la obesidad infantil.

Re-enseñar a comer mejor

Darle una vuelta a la relación que tenemos con los alimentos es relativamente complicado, ya que implica cambiar pautas de estilos de vida que afectan a toda la familia. Danone ha optado por escuchar otras voces muy mediáticas para enriquecer el discurso, encontrar soluciones consensuadas y amplificar el mensaje. Una es la de Aitor Sánchez, dietista-nutricionista y tecnólogo alimentario, para quien “este tipo de iniciativas de innovación nos permite abordar los actuales retos de la industria, como la obesidad infantil, de manera didáctica, colaborativa e integral, promoviendo una relación positiva entre la alimentación saludable y los niños”.

La farmacéutica y divulgadora Marián García, más conocida en redes sociales como Boticaria García, recalca que “no solo es importante que haya una buena base de alimentos saludables en el mercado. Hay que trabajar también en la pedagogía y en generar buenos hábitos de alimentación en los más pequeños”. Hay que transformar los alimentos, pero también acompañar a las familias en esa transición hacia una alimentación saludable que, en el fondo, es hacia una vida con más salud.

El primer paso ya está dado. En la actualidad, todos los yogures de las marcas Danonino, Actimel Kids y yogur Danone para niños cumplen ya con los criterios nutricionales fijados por la OMS. Toda una apuesta de I+D para bajar hasta los 10 gramos de azúcar total por cada 100 gramos de producto, manteniendo el mismo sabor y sin añadir edulcorantes artificiales.

Este paso adelante da respuesta a una de las grandes preocupaciones de padres y madres al hacer la compra: no tener que elegir entre lo saludable y lo que les encanta a sus hijos. “Nuestro compromiso es que todos los niños y niñas tengan unos hábitos de alimentación saludable, ayudando a reducir las elevadas tasas de sobrepeso y obesidad infantil que tanto preocupan a las familias. Somos la primera compañía de alimentación en España que aplica esta reformulación en todas sus propuestas dirigidas a público infantil”, explica Natalia Berenguer, secretaria general de Danone Iberia.

La respuesta a un estilo de vida saludable

Pero no solo los niños toman lácteos. También los consumidores adultos los integran en su dieta dentro de un estilo de vida saludable y exigen una oferta a la altura de sus expectativas. La compañía recoge el guante y ofrece en España un amplio portfolio enfocado plenamente a la salud, donde el 90% de sus propuestas de consumo diario son saludables. Cerca del 50% ya llegan a los lineales sin azúcares añadidos. De hecho, uno de cada cinco yogures de Danone es natural tal cual, es decir, leche, fermentos y nada más.

El 90% del catálogo que ofrece Danone en España son productos saludables de consumo diario. Además, casi el 50% llegan a los supermercados sin azúcares añadidos

La respuesta en ventas a estas propuestas menos azucaradas es muy positiva, un hecho que refuerza a la compañía para seguir apostando por ese eje estratégico para los próximos 3-4 años. Sin ir más lejos, en 2022 ya cuentan con el doble de referencias ‘naturales’, es decir, sin azúcares añadidos, que hace 10 años. Han pasado de 9 a 18 propuestas incluyendo las naturales, los edulcorados artificiales y las innovaciones de productos sin azúcares añadidos y sin edulcorantes artificiales. El paladar español poco a poco reduce su umbral del dulzor y eso ayuda a no sentir como raros los sabores que, de forma natural, son menos dulces, como el yogur.

Adaptarse a las nuevas necesidades

Las familias se preocupan por la salud de sus hijos y eso les hace llegar más informados al supermercado. Saben qué es lo que necesitan para que crezcan sanos y fuertes, han aprendido a leer las etiquetas nutricionales y eligen conscientemente las propuestas sabiendo el impacto que tiene la alimentación en el bienestar de cada uno.

Para no perder el favor de los más pequeños al reducir los azúcares, la compañía de alimentación optó por  incorporar sus dibujos favoritos en los envases.
Para no perder el favor de los más pequeños al reducir los azúcares, la compañía de alimentación optó por incorporar sus dibujos favoritos en los envases.

Es más, cada vez más padres y madres hacen partícipes a sus pequeños de las decisiones sobre su alimentación y, por eso, es esencial encontrar propuestas saludables y sostenibles que les gusten en los lineales del super. En este sentido, el pasado mes de marzo, Danone dio comienzo a su primer proyecto de innovación abierta que tiene por objetivo replantear el futuro de la alimentación infantil, generando nuevas alternativas de alimentación que sean saludables, sostenibles, sabrosas y divertidas.

Esta iniciativa se ha desarrollado a lo largo de tres sesiones de trabajo donde expertos de varias disciplinas, junto con jóvenes, niños y niñas, han puesto en común sus ideas para conseguir crear propuestas innovadoras para el desayuno y la merienda de los más pequeños. “Para Danone la innovación ha sido un elemento diferencial desde nuestros inicios y la ponemos al servicio de las familias, a través de una escucha activa y constante de sus necesidades”, señala Laia Mas.