¿Sabías que muchas de tus cosas vienen de la basura?

Aunque no hayas reparado en ello, muchos de los objetos que te rodean provienen de lo que tiras al cubo. Descubre en esta infografía cuáles son

Woman hand using blank screen laptop computer on an office desk.
Woman hand using blank screen laptop computer on an office desk.iStock

La foto le sonará a cualquiera que esté teletrabajando. Alguien sentado frente al escritorio, tecleando en el ordenador. Al alcance de la mano tiene una taza de café, su foto favorita enmarcada, el móvil con su funda de colores, las gafas, una manta por si hace frío. Objetos que, por muy nuevos que parezcan, pueden haber tenido una vida anterior. Muchas de las cosas cotidianas que nos rodean provienen de las botellas de plástico, latas, vidrio y envases de papel que tiramos a los contenedores de colores. Residuos que, tras un proceso de recuperación, se convierten en materia prima. Ocho latas de conservas depositadas en el cubo amarillo, por ejemplo, servirían para producir una olla de cocina. Descubre en esta infografía cuántos de estos objetos tienes a tu alrededor, a partir de qué desechos han sido fabricados y algún dato curioso más.

La lista de residuos reciclables es mayor todavía. A partir de briks, que tienen su lugar en el contenedor amarillo, se pueden fabricar cajas de zapatos. Del aceite, que debemos depositar en un punto limpio, se elaboran biocarburantes, ceras, barnices y jabones. En el caso de los móviles, cuyo destino también es el punto limpio, sus piezas son aprovechables para la producción de nuevos aparatos electrónicos. De ellos, además, se extrae el plástico y el vidrio que contienen, materiales que vuelven a alimentar el círculo del reciclaje.

A estos procesos industriales les podemos sumar las técnicas caseras de reciclaje que proliferan estos días. Según datos de Ecoembes, en 2018 cada ciudadano recicló 15,7 kilos de envases de plástico, latas y briks y 18,1 de papel y cartón. De vidrio, según contabiliza Ecovidrio, se recuperaron 19 kilos por persona.