Especial PublicidadAffinity

Añadir comida húmeda a la dieta de perros y gatos: beneficios palpables

La alimentación húmeda personalizada y pautada por el veterinario puede contribuir al manejo de problemas gastrointestinales o dermatológicos, sobrepeso y patologías urinarias o renales. En combinación con la alimentación veterinaria seca puede ayudar a una recuperación nutricional de los animales de compañía

Las dietas veterinarias son las herramientas más eficaces para contribuir al bienestar de perros y gatos con patologías y garantizar que vivan muchos años con la mejor calidad de vida.
Las dietas veterinarias son las herramientas más eficaces para contribuir al bienestar de perros y gatos con patologías y garantizar que vivan muchos años con la mejor calidad de vida.Getty Images/iStock

Cada vez son más los dueños de mascotas que eligen una combinación de dieta seca y húmeda, ya sea para buscar los beneficios de ambos tipos de alimentación, por aportar un extra de hidratación o por recomendación veterinaria. Las dietas veterinarias son aquellas dietas diseñadas para cubrir las necesidades nutricionales específicas de perros y gatos que sufren determinadas patologías. Precisamente, el objetivo de incorporar una alimentación pautada por el veterinario es beneficiar la salud de los compañeros peludos, más allá de la provisión de nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales, agua, proteínas, carbohidratos y grasas. Por ese motivo, si vivimos con un perro o gato con alguna patología, las dietas veterinarias son las herramientas eficaces para contribuir a su bienestar y ayudar a que vivan muchos años con la mejor calidad de vida.

Beneficios de las dietas veterinarias

En España se estima que, al año, 3,1 millones de perros (un 48% del total censado) y 1,7 millones de gatos (40% de los censados en hogares españoles) sufren algún problema de salud, como pueden ser dolencias gastrointestinales, dermatológicas, renales o urinarias. Incluso el control del sobrepeso y enfermedades asociadas se puede hacer fácilmente gracias a la alimentación personalizada. Más del 70% de las familias con mascotas que eligen dietas de prescripción veterinaria, —con unas características nutricionales específicas y orientadas a cada patología—, observan rápidamente mejoras visibles en los animales. Estos beneficios se mantienen en el tiempo, aspecto clave en el caso de enfermedades crónicas, por lo que si el veterinario lo considera necesario se puede mantener a largo plazo la alimentación veterinaria, lo que puede suponer menores problemas futuros y un ahorro económico en tratamientos médicos: no solo se consigue una recuperación del perro o gato, sino que también contribuye de forma eficaz al bienestar de cada animal.

En España se estima que al año, 3,1 millones de perros y 1,7 millones de gatos sufren algún problema de salud. Más del 70% de las familias con mascotas que eligen dietas de prescripción veterinaria observan rápidamente mejoras visibles en los animales

Además de la nutrición veterinaria en formato tradicional de alimento seco, las familias con perros y gatos pueden elegir completar su dieta con alimentación húmeda, lo que se conoce como “mixed feeding” o alimentación mixta, que reúne los beneficios de ambas. El alimento seco presenta entre sus ventajas el cuidado dental de los animales, ya que dejan menos restos de comida, ayudando a controlar el sarro, y el cálculo de la ración exacta necesaria por gramos, en función de la raza, edad y características de cada animal. Por su parte, entre los beneficios de la alimentación húmeda destacan el aumento en la hidratación —muy importante en gatos que beben poca agua—, mejora del apetito de animales convalecientes, gracias a su textura suave, olor y palatabilidad, gran digestibilidad y sensación de saciedad.

Recientes estudios científicos han documentado que los gatos ancianos o con problemas dentales prefieren la comida húmeda tibia, mientras que los perros inapetentes, habituados a una dieta monótona, pueden ver estimulado el apetito por el “efecto novedad” al introducir un alimento húmedo. Muchos dueños de mascotas combinan ambos tipos de alimentación, seca y húmeda, para obtener todas las ventajas de esta nutrición combinada que contribuye al bienestar de perros y gatos.

En ese contexto, Advance presenta su nueva gama húmeda Advance Veterinary Diets, orientada a mascotas que están sufriendo alguna patología, ayudándoles a vivir su mejor vida y, en muchos casos, mejorar la propia dolencia. Tanto perros como gatos pueden incorporar a su alimentación un producto húmedo específico, en función de sus necesidades fisiológicas, edad, raza y peso, y combinarlo con la alimentación seca veterinaria.

Después de cuatro años de investigación por parte de los expertos en nutrición canina y felina de Advance, estos nuevos alimentos húmedos están científicamente testados, con resultados visibles en los pequeños de cuatro patas. En la nueva gama húmeda de Advance para perros se presentan los productos Atopic, Weight Balance y Gastroenteric. Los felinos, por su parte, tienen a su disposición en formato húmedo la gama Renal, Urinary y Gastroenteric. Y ambos pueden recuperarse de sus operaciones o convalecencias gracias al producto Recovery.

Se trata de alimentos que emplean ingredientes funcionales, sin colorantes ni conservantes, con proteínas de alta calidad y resultados objetivos. De hecho, son recetas de sabor, olor y textura especialmente desarrollados para que se conviertan en el alimento preferido de las mascotas convalecientes, con un equilibrio nutricional completo que, en algunos casos, se podría usar como alimentación exclusiva a largo plazo.

La alimentación mixta, conocida como ‘mixed feeding’, reúne los beneficios de la nutrición veterinaria en formato tradicional de alimento seco y los de las dietas con alimentación húmeda

En cualquier caso, antes de empezar con un cambio de dieta o introducir novedades, lo recomendable es acudir al veterinario para consultar sobre la patología de nuestra mascota y los beneficios de la alternancia entre comida húmeda y seca. En cada paquete se reflejan las raciones diarias indicadas y orientativas para cada animal, aunque puede variar dependiendo de factores como edad, raza, nivel de actividad física y condiciones climáticas de su entorno.

Archivado En