Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez defiende abrir las puertas a quien comparta los ideales del PSOE

El líder socialista se da un baño de militantes en la presentación de los candidatos al Congreso y al Senado

La tensión contenida que se vivió el sábado en la reunión del Comité Federal del PSOE contrasta vivamente con el ambiente festivo que ha rodeado el acto de presentación de los candidatos al Congreso y al Senado para las elecciones del 20 de diciembre. En la reunión de la cúpula del partido, con los máximos dirigentes de todas las federaciones, pesó como una losa la incorporación de la exdirigente de UPyD Irene Lozano como número cuatro en la candidatura por Madrid, habida cuenta de las críticas vertidas, unas en alto y otras sin publicidad, por barones del PSOE.

Esta mañana en el pabellón Magariños de Madrid ante más de 3.500 militantes y simpatizantes, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha resarcido de las malas caras y los duros comentarios que ha tenido que escuchar desde la tarde del viernes por este fichaje. Al grito de “presidente, presidente”, le han recibido los militantes en este pabellón, muy grato para el candidato dado que en esta cancha fue jugador de baloncesto.

“Desde hace 38 años nosotros abrimos las puertas del partido a los independientes porque el PSOE facilita la entrada a todos aquellos que abracen los ideales de libertad y justicia”, ha dicho Pedro Sánchez en alusión implícita a Lozano, pero también con el recordatorio histórico de la tradición de que independientes o militantes y dirigentes de otros partidos ingresen en el PSOE. Arropada por los miembros del comité de expertos, al que ya pertenece, Irene Lozano escuchó probablemente su primer mitin en un acto de los socialistas.

Su ubicación en la sala, en un plano discreto, y no junto a sus compañeros de candidatura de Madrid, mucho más visibles, hizo pensar que se había apostado por darle cierta protección ante la eventualidad de alguna pitada. O bien porque no fue vista o por propia voluntad de los militantes, en este acto solo hubo aplausos y vítores para Sánchez. Seguramente la intervención del independiente Ángel Gabilondo, portavoz socialista en la Comunidad de Madrid, facilitó las cosas. Su discurso pedagógico, plagado de referencias éticas y con llamadas a la participación en el proyecto “de transformar la sociedad” a todos los que tengan afán de justicia era una buena carta de presentación para la bienvenida que Pedro Sánchez daba a personas de otras formaciones políticas que quieran entrar en el PSOE. En contraste, “el PP se avergüenza de su partido”, pero los socialistas “abren las puertas”. Las palabras del ministro Cristóbal Montoro señalando que muchos militantes y votantes del PP se avergüenzan del partido va a dar sin duda mucho juego a los socialistas.

En tono ya plenamente mitinero, a dos meses de las elecciones generales, el candidato del PSOE defendió la capacidad del PSOE de entenderse con otros, en réplica edulcorada a la intención con la que la lanza el PP. Para el partido conservador, los socialistas “pactarán con quien sea” con tal de gobernar, lo que para el PSOE solo es sinónimo de “diálogo y voluntad de llegar a acuerdos”. Estos acuerdos que reivindica como forma de hacer política Ángel Gabilondo pero que asegura no poder alcanzarlos con el Gobierno del PP y a los que también ha aludido la secretaria general del PSM, Sara Hernández. Esta dirigente es la que ha tenido que pechar con la inclusión en la lista madrileña de Irene Lozano y de la excomandante Zaida Cantera, presente también en el acto del Magariños en el 165 aniversario del nacimiento del fundador del PSOE, Pablo Iglesias. También hoy es el cumpleaños de la presidenta andaluza, Susana Díaz, ausente de este acto precisamente por esta celebración Sí estuvieron el presidente asturiano, Javier Fernández, y el de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información