Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Voto telemático para diputadas embarazadas

Bono plantea un cambio del reglamento para permitir que participen parlamentarios de baja

Mercedes Sanchordi, la primera diputada que votó a distancia en las Cortes Valencianas.
Mercedes Sanchordi, la primera diputada que votó a distancia en las Cortes Valencianas.

El presidente del Congreso, José Bono, ha enviado hoy a los portavoces de los grupos una propuesta de reforma del Reglamento de la Cámara para que las diputadas embarazadas y el resto de parlamentarios enfermos o con permiso de paternidad o maternidad puedan votar de forma telemática. Esta propuesta, de salir adelante, permitirá a la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, poder votar al final de su embarazo o cuando se tome el permiso de maternidad. Pero también a la parlamentaria navarra Utxue Barcos, de Nafarroa Bai, de baja por un cáncer.

Bono ha pedido a los representantes de los grupos que realicen aportaciones a esa iniciativa antes del próximo 10 de julio para lograr cuanto antes un texto de consenso. De acuerdo con su propuesta, se modificarían dos artículos del Reglamento del Congreso. Eso permitirá computar a los parlamentarios que sean expresamente autorizados por la Mesa de la Cámara como si estuvieran presentes en la sesión durante una votación.

Entre esas autorizaciones, estarían los casos de embarazo, permiso de maternidad, de paternidad o enfermedad grave. La Mesa del Congreso podrá autorizar que los diputados "emitan su voto por procedimiento telemático con comprobación personal". Además, se permitiría para "las sesiones plenarias en aquellas votaciones que, por no ser susceptibles de fragmentación o modificación, sea previsible el modo y el momento en que se llevarán a cabo".

Para poder acogerse al nuevo sistema, el parlamentario deberá solicitarlo y la Mesa le trasladará su decisión detallando, en su caso, las votaciones y el periodo de tiempo durante el que podrá emitir ese tipo de voto. "El voto emitido por este procedimiento deberá ser verificado personalmente mediante el sistema que a tal efecto establezca la Mesa y obrará en poder de la presidencia de la Cámara con carácter previo al inicio de la votación correspondiente", añade el texto.

La propuesta de reforma realizada por Bono tiene su origen en la proposición no de ley aprobada el pasado 25 de febrero, en la que se instaba a avanzar en la posibilidad de emitir el voto por un procedimiento no presencial en determinadas situaciones.

La medida se ha probado ya en las Cortes Valencianas, donde la diputada Mercedes Sanchordi, fue la primera parlamentaria que pudo votar desde su casa en diciembre de 2008,cuando su bebé tenía tres meses y medio.

A la vez, evita situaciones como las que vivió el Parlamento italiano, cuando en la moción de censura contra Silvio Berlusconi que se celebró en diciembre de 2010, coincidieron tres mujeres embarazadas en una importante votación y una de ellas tuvo que acudir al pleno en silla de ruedas por el avanzado estado de su gestación.

O la que vivió la diputada danesa, Hanne Dahl, que en marzo de 2009 siguió la sesión del Parlamento Europeo con su bebé de tres meses sobre la mesa, porque no podía tomarse el permiso de maternidad porque la Cámara no lo contempla. 

En el propio Congreso, el pasado enero, la diputada popular Carmen Quintanilla, en una silla de ruedas tras haber sufrido una caída, logró el permiso de la presidencia para votar en el pleno desde el rellano del hemiciclo, ya que con la silla no podía llegar a su escaño.