_
_
_
_

Interpol, ante 160.000 personas en el Zócalo: “México es nuestro segundo hogar. I love you”

Con la ausencia del baterista Sam Fogarino, la banda neoyorquina interpretó canciones como ‘C’mere’, ‘Evil’, ‘Rest my chemistry’ y ‘Obstacle 1′

interpol en cdmx 2024
La banda estadounidense Interpol durante un concierto gratuito este sábado en el Zócalo de la Ciudad de México.Gerardo Luna / Secretaría de Cultura de la Ciudad de México

“Muchas gracias a la Ciudad de México por dejarnos tocar en este lugar tan histórico. Gracias por hacer una memoria increíble para nosotros”, dijo en un perfecto español el líder y vocalista de Interpol, Paul Banks, ante 160.000 personas en el Zócalo de Ciudad de México.

Pese a la ausencia del baterista Sam Fogarino, que se recupera de una operación en la columna y quien ha sido remplazado temporalmente por Chris Broome, la banda neoyorquina deleitó al público mexicano con un concierto que arrancó con los acordes de C’mere, un éxito que fue ovacionado por todos los asistentes que llegaron desde varios rincones del país.

Tal es el caso de Abimael Juárez, quien junto a su familia hicieron un viaje de seis horas desde Querétaro para escuchar al trío estadounidense que, reconoce, sigue desde hace “poquito” porque es más de metal, pero que le ha gustado por influencia de su hija: “Vinimos a escuchar la de Evil, es la que más nos llega”.

El escenario se vistió de luces rojas y ráfagas blancas para ser testigo de una especie de diálogo entre la banda de rock alternativo y el auditorio mexicano: Rosemary / Heaven restores you in life, cantaba Banks; You’re coming with me, coreaba el Zócalo; Through the aging, the fearing, the strife, contestaba el vocalista.

“Gracias, ya llevamos 20 años viniendo a México y siempre ha sido nuestro corazón, nuestro segundo hogar. Gracias por venir y apoyarnos todos estos años. I love you!”, gritó emocionado el artista neoyorquino, despertando los aplausos de la gran plaza pública capialina.

“Nuestra visión de la música es hallar química en un escenario. Interpol es una cuestión de química”, contaba el guitarrista y fundador de la banda Daniel Kessler a EL PAÍS en 2017. Una química que se hizo visible en la capital cuando el propio Kessler hizo que los presentes se rindieran ante su guitarra tras interpretar la nostálgica All the rage back home o la introspectiva Rest my chemistry.

Esta última, una de las canciones más esperadas por fanáticos como Areli, Gabriela, Sebastián y Héctor, que “se aferraron” durante tres horas a su lugar privilegiado junto a las vallas de seguridad y que sortearon una asustadiza lluvia con ligeros impermeables: “Todo el ambiente es histórico, es gratificante escucharlos aquí. Si llueve o tiembla, estamos aquí”.

Con ovaciones ensordecedoras, palmas chocando en cada melodía, un grito aislado de “¡Te amo, pinche Paul Banks!” y una postal que proyectaban las linternas de los celulares iluminando la plancha del Zócalo, transcurrieron 100 minutos que rememoraron el post punk al ritmo de Say hello to the angels, Narc, My Desire, Obstacle 1 y The Rover.

La banda estadounidense Interpol, ante 160.000 personas en el Zócalo de la Ciudad de México.
La banda estadounidense Interpol, ante 160.000 personas en el Zócalo de la Ciudad de México.Gerardo Luna / Secretaría de Cultura de la Ciudad de México

“Estamos hablando de un primer nivel de música, de cultura”, afirma Gladys Cortés, una “rockera de corazón” y aficionada a Interpol desde hace 15 años. Agradece que la banda neoyorquina respete las tradiciones mexicanas, “porque ha sido muy atacada nuestra cultura en Mazatlán (por la polémica de retirar a las bandas sinaloenses de las playas) o cuando vinieron al Zócalo unos gringos y no les pareció el organillero. O sea, ¿qué pasa? Son nuestras raíces, es nuestra cultura”.

Previo a la presentación estelar, el grupo indie pop Water From Your Eyes abrió el espectáculo con canciones como Barley, 14, True Life y Adeleine, mientras el Mariachi Fiesta Mexicana sorprendió a los asistentes con una interpretación de Evil para después cerrar con El rey.

La banda que nació como una idea en la Universidad de Nueva York, donde estudiaba Kessler, y que se consolidó como un grupo en los bares y salas de Manhattan y Brooklyn, ha hecho suyo el territorio mexicano en el Zócalo en un concierto organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y sumándose a artistas y grupos nacionales e internacionales como Los Fabulosos Cadillacs, Rosalía, Grupo Firme, Julieta Venegas y Silvio Rodríguez, que también han tocado en el mismo escenario.

Enmarcados por la Catedral Metropolitana, Interpol se despidió del público mexicano con Untitled, No In Threesome y Stella was a driver and she was always down, cerrando así una presentación llena de energía, sin errores, con una selección de canciones pensada para complacer al público y con la potente voz de Paul Banks en un Zócalo vibrante.

Suscríbase a la newsletter de EL PAÍS México y al canal de WhatsApp y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país.


Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_