_
_
_
_
_

Nuevo choque entre López Obrador y Xóchitl Gálvez: “Es la candidata de la mafia en el poder”

El Ejecutivo insiste en los embates a la senadora panista. La aspirante opositora asegura que sus rivales “están desesperados” y usan recursos públicos para atacarla

Andrés Manuel López Obrador y Xóchitl Gálvez.
Andrés Manuel López Obrador y Xóchitl Gálvez.EFE / CUARTOSCURO

Nuevo capítulo en el pleito entre Andrés Manuel López Obrador y Xóchitl Gálvez. Las acusaciones de machismo de la senadora del Partido Acción Nacional (PAN) calaron fuerte en Palacio Nacional. “Eso sí calienta, respeto su punto de vista”, dijo el presidente en su conferencia mañanera de este martes, en la que hizo referencia al choque con la aspirante opositora en al menos tres ocasiones. “Es la candidata de la mafia en el poder”, insistió el mandatario, que aseguró un día antes que Gálvez iba a ser impuesta por la oligarquía como la abanderada presidencial de la coalición Va por México. La legisladora dijo que las declaraciones eran machistas y afirmó que “nadie le ha regalado nada”. Más tarde, aseveró que sus rivales “están desesperados” y lamentó que se utilicen recursos del Estado, como la señal de la televisión pública y las cuentas de redes sociales del Gobierno, para atacarla.

“¿Qué machismo puede haber? En este Gobierno federal somos como un 1,5 millones de servidores públicos, la mayoría mujeres”, reviró López Obrador. El presidente no dio marcha atrás e insistió que hay un “dedazo” para designar a Gálvez, que levantó la mano el mes pasado para contender en las elecciones de 2024, como candidata. El Ejecutivo volvió a lanzarse contra el empresario Claudio X. González, a quien señala como la mano que mueve los hilos de la oposición y de quienes hacen “guerra sucia” contra su Gobierno. “Terminaron como apéndices del bloque conservador, cuyo gerente es Claudio X. González”, espetó sobre el PAN y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), integrantes del ahora denominado Frente Amplio Opositor junto al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Los miembros de la alianza también contestaron al presidente. “Te equivocas, Andrés. Aquí tu dedito no decide nada”, respondió, por su parte, el panista Santiago Creel, presidente del Senado y aspirante a la nominación opositora. “Deje de culpar al partido de que no le salgan sus caprichos y ambiciones personales”, dijo Alejandro Alito Moreno, el líder nacional priista. La crisis interna del PRI, con la salida de cuatro senadores encabezados por Miguel Ángel Osorio Chong, también se coló en la tribuna presidencial y López Obrador, que inició su carrera política en ese instituto, lamentó que lo “hayan desfigurado” y sometido al “supremo poder conservador”.

El PRI, el PAN y el PRD acusaron en un comunicado violencia política de género. Pero la respuesta que tuvo más eco fue la de la propia Gálvez, al acusar misoginia del titular del Ejecutivo. “¿Cuándo he ofendido a una mujer? ¡Nunca!”, contestó López Obrador. El presidente, en otro tramo de la conferencia de prensa, presentó datos sobre la paridad de nombramientos entre hombres y mujeres como argumento para desmontar los señalamientos de la legisladora. “Ni todo el poder ni todo el dinero podrán contra millones de corazones ciudadanos, cansados del odio y que piensan que México merece más”, dijo antes la senadora.

La confrontación ha puesto los reflectores mediáticos sobre ambos y ha opacado por momentos la carrera por la sucesión entre las seis corcholatas de Morena. Marcelo Ebrard, el ex secretario de Relaciones Exteriores, no quiso entrar en la polémica y dijo que le daba igual a quién nombrara la oposición como contendiente por la presidencia. Claudia Sheinbaum, la ex jefa de Gobierno de Ciudad de México, desestimó la semana pasada las aspiraciones de Gálvez y aseguró que “no cualquier mujer” puede ser presidenta, aunque en este último capítulo se mantuvo al margen.

Gálvez, que ha aparecido como puntera entre los opositores según algunas encuestas, ha aprovechado el impulso en la semana en que comienzan los registros en el bloque opositor, que celebrará un proceso con encuestas, debates y elecciones internas para definir su candidato a más tardar en septiembre. La coalición gobernante de Morena, el Partido del Trabajo y el Partido Verde hará lo propio ese mismo mes. Está previsto que ambas alianzas tengan un nombre para las elecciones de 2024 nueve meses antes de los comicios y dos meses antes de los plazos que dicta la ley para las precampañas. Se espera que entre el martes y el miércoles la mayoría de más de una decena de políticos opositores hagan oficiales sus aspiraciones a la presidencia.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elías Camhaji
Es reportero en México de EL PAÍS. Se especializa en reportajes en profundidad sobre temas sociales, política internacional y periodismo de investigación. Es licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_