_
_
_
_

Las bicicletas rojas de Ecobici: millones de pesos abandonados en un sótano del Metro de Ciudad de México

Las más de 5.300 unidades fueron retiradas entre agosto y octubre del año pasado, tras la renovación del servicio. Las autoridades capitalinas han recibido solicitudes de instituciones y otros gobiernos para que les sean donadas

Isabella González
Ecobicis estacionadas en el sótano de la estación Pantitlán
Ecobicis estacionadas en el sótano de la estación Pantitlán, el 21 de febrero de 2023.EL PAÍS

El Gobierno de Ciudad de México arrumbó las antiguas bicicletas del sistema público Ecobici en el sótano de la terminal de Pantitlán del Metro de la capital. Hasta el 21 de febrero, unas 5.300 bicicletas estaban en esa ubicación, apiladas en la oscuridad, luego de que fueran retiradas de las calles entre agosto y octubre del año pasado. Mientras tanto, la administración encabezada por Claudia Sheinbaum analiza el destino que tendrán. Las bicicletas rojas fueron sustituidas por 9.308 bicicletas nuevas, de color negro, después de que la Secretaría de Movilidad (Semovi) entregara la operación del servicio a las empresas 5M2 S.A. de C.V. y BKT Bicipública S.A. de C.V. en un contrato por 544 millones de pesos, que contempla la renovación y expansión del sistema.

Documentos solicitados a la Semovi vía transparencia dan cuenta del gasto que hicieron las autoridades capitalinas a través de los años para adquirir las bicicletas, tanto mecánicas como eléctricas, del antiguo sistema de Ecobici, que ha operado en la Ciudad de México desde el 2010. En total, entre 2009 y 2017, los gobiernos de la capital compraron 10.693 bicicletas por más de 120 millones de pesos.

Víctor Alvarado, especialista en movilidad y miembro de El Poder del Consumidor, afirma en entrevista con este diario que las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México debieron haber planificado el futuro de las bicicletas desde que anunciaron la renovación del sistema de Ecobici en octubre de 2019. “Dentro de la planeación tuviste que haber previsto qué ibas a hacerle a estas bicicletas. Tener cualquier vehículo en bodega empieza a afectarlo de alguna y ya cuando lo quieras nuevamente utilizar puedes tener una merma, una pérdida del 5 al 10%”, expuso.

El inventario de la Semovi, con corte a mayo de 2022 (dos meses antes de que iniciara la renovación de las bicicletas), reporta que 3.041 unidades estaban en circulación y unas 2.346 estaban en mantenimiento. De las 7.309 registradas en el documento, 1.390 habían sido robadas o habían sido perdidas por los usuarios, y 255 bicicletas estaban en proceso de baja por no estar ya en condiciones de seguir circulando.

Del total de bicicletas que se compraron entre 2009 y 2017, 340 eran eléctricas. Estas unidades fueron adquiridas apenas en 2017 y representaron la última compra que se hizo para el sistema de Ecobici antes de la renovación el año pasado. El costo de cada una ascendió a 64.000 pesos, de acuerdo con información pública de Semovi. El resto eran bicicletas mecánicas que fueron adquiridas en diferentes fases de la integración del sistema Ecobici. En 2009 se compraron las primeras 1.603 unidades, en 2011 se adquirieron 2.770; en 2014, 1.303; en 2015, 1.443; y finalmente, en 2016, las últimas 3.234 bicicletas rojas. El costo unitario de estas tuvo variaciones, desde unos 7.400 pesos hasta los 12.800 por cada unidad.

En respuesta a una solicitud de información realizada por EL PAÍS, la Secretaría de Movilidad afirmó que el Gobierno de la Ciudad de México ha recibido distintas peticiones formuladas por universidad públicas, gobiernos de otros Estados y ayuntamientos para solicitar en donación las bicicletas rojas, y que, por lo tanto, se estaba llevando a cabo un análisis y valoración de las solicitudes. Entre las instituciones que han pedido las bicicletas se encuentran la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), los campus de Xochimilco y Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana, los gobiernos estatales de Colima y Michoacán, municipios de Coahuila y Estado de México, el Instituto del Deporte de la Ciudad de México y el Movimiento Equidad Social de Izquierda A.C.

Otro documento de la Secretaría de Movilidad al que ha tenido acceso EL PAÍS, afirma que las bicicletas adquiridas por las administraciones pasadas tienen un promedio de vida de 9.245 usos y/o 17.110 kilómetros recorridos. Consultada por este diario, la dependencia capitalina indicó que las más de 5.000 bicicletas con las que contaba el sistema Ecobici se encuentran resguardadas mientras se define el número final de donaciones. “La transferencia de las bicicletas a las distintas dependencias e instituciones se realizará una vez realizados los trámites administrativos de desincorporación de las unidades y la evaluación física y mecánica de las mismas”, señaló en una tarjeta informativa. Las que no puedan ser donadas por sus condiciones, entrarán al proceso de baja, como cualquier otro bien de la ciudad.

El avance ciclista en la Ciudad de México

Desde 2010 a la fecha, el sistema público Ecobici ha permitido a usuarios hacer más de 70 millones de viajes, convirtiéndose en uno de los servicios de préstamo de bicicletas más grandes del mundo. El antiguo sistema tenía presencia en 3 alcaldías (Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo) y con el nuevo servicio habrá cicloestaciones en otras tres alcaldías (Coyoacán, Azcapotzalco y Álvaro Obregón). De acuerdo con el mapa global Bikeshare de la plataforma global OOMAP, el servicio público de bicicletas de la Ciudad de México ocupa el lugar 42 a nivel mundial y el primero en América Latina.

El uso de la bicicleta se ha abierto paso en Ciudad de México en los últimos años, en una urbe donde hay más de 4,7 millones de automovilistas y la mayoría de sus habitantes se traslada en transporte público, como metro y autobús. La Ecobici ha representado una alternativa de movilidad para muchos capitalinos. De acuerdo con datos de la propia Secretaría de Movilidad, en 2019, nueve de cada 10 viajes de Ecobici fueron combinados con otro modo de transporte público, como Metro o Metrobús. La mitad de los usuarios del sistema público de bicicletas desde 2010 no son de Ciudad de México y un 15% de los usuarios habitan en la Zona Metropolitana del Estado de México.

El sistema ha demostrado además ser muy rentable, en los 13 años de su operación los ingresos por inscripciones anuales y multas a los usuarios por exceder el tiempo de uso de las bicicletas permitido alcanzan unos 324 millones de pesos. Esto sin contar que la concesión otorgada por los últimos tres gobiernos capitalinos a las empresas que han operado el sistema les permite también obtener ingresos por publicidad en las cicloestaciones, y con el nuevo sistema, ahora hay publicidad en las bicicletas.

El sistema de Ecobici fue puesto en marcha en 2010 por el entonces jefe de Gobierno de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, con el objetivo de absorber el 5% de los viajes que se realizan en el transporte público motorizado y se planteó como el medio de transporte más barato en la capital. Actualmente, la inscripción anual del servicio es de 521 pesos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Isabella González
Es periodista de la edición mexicana de EL PAÍS. Escribe sobre temas políticos desde 2015. Antes estuvo en el diario Reforma y en la plataforma LatinUS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_