La “diplomacia del panda” se apaga en México tras la muerte de Shuan Shuan

La osa, una de las más longevas del mundo, falleció el miércoles a los 35 años en el zoológico de Chapultepec

La panda Shuan Shuan en el zoológico de Chapultepec, en Ciudad de México, en julio de 2015.
La panda Shuan Shuan en el zoológico de Chapultepec, en Ciudad de México, en julio de 2015.Cuartoscuro

Uno de los últimos sobrevivientes de la llamada “diplomacia del panda” ha fallecido. Shuan Shuan, descendiente de los primeros osos panda regalados por el Gobierno de China a México en 1975, murió este miércoles en el zoológico de la capital, horas después de la celebración de su 35 cumpleaños. Con Shuan Shuan desaparece un pedazo de la historia de un linaje de pandas al que ya solamente le queda un ejemplar vivo, Xin Xin.

La panda vivió su último día “lleno de alegría”, según la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, que precisamente ese día organizaba una gran fiesta de celebración por los cumpleaños de Shuan Shuan y Xin Xin y por el 99 aniversario de la creación del zoológico de Chapultepec. La panda se dio un último atracón de pastel de dátiles y manzana, su alimento favorito, y se despidió después como uno de los pandas gigantes más longevos del mundo, uno de los únicos ocho que lograron superar los 30 años.

México se ha resistido a la desaparición de estos animales en su tierra, pero sus intentos no han llegado a buen puerto. En 2014, el zoológico de Chapultepec intentó reproducir a través de inseminación artificial a Xin Xin tras obtener muestras de semen de panda desde China, pero no tuvieron éxito. Ahora esa panda también se acerca al final de sus días - tiene 32 años, por encima de la media de supervivencia en cautiverio, de 30 años- y las esperanzas del país de seguir albergando a esta especie se agotan.

La más famosa de la estirpe de osos panda en México fue Tohuí, hermana de Shuan Shuan. Ella fue la primera cría de panda gigante en sobrevivir fuera de China y su nacimiento generó una verdadera euforia entre los capitalinos, que hacían largas filas en los años 80 para conocerla. El animal incluso protagonizó una popular canción interpretada por Yuri, El pequeño panda de Chapultepec.

Su hermana pequeña era la séptima y última cría de los primeros pandas gigantes que llegaron a México: Pe pe y Ying Ying. La pareja fue regalada como un símbolo de amistad entre China y México, tres años después del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países. Ese gesto de “buena voluntad” sería un sello en la política china hasta finales de los años 80 para estrechar relaciones con otros Gobiernos, aunque la estrategia cambiaría después.

Desde finales de los años 80, el Gobierno chino solamente presta o alquila pandas por elevadas sumas de dinero e incluso las crías nacidas en otros países deben ser devueltas a China cuatro años después de su nacimiento. Pero Shuan Shuan y Xin Xin nacieron antes del cambio en la “diplomacia del panda”, por lo que eran las únicas en todo el mundo que no eran propiedad del Gobierno chino.

Los esfuerzos de las autoridades de ese país para la conservación y la preservación del hábitat natural de los pandas gigantes - principalmente en la provincia central de Sichuan - lograron que en 2017 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) los retirase de su ‘lista roja’ de especies en peligro. La habitual mano dura del Gobierno tuvo su efecto: la caza ilegal de pandas está penada incluso con la muerte. Ahora la población de la especie se encuentra en aumento y hay más de 1.800 ejemplares en vida silvestre en China, así como más de 500 en centros de reproducción y zoológicos, la mayoría en ese país.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Teresa de Miguel

Periodista multimedia del diario EL PAÍS en México, especializada en temas sociales y de medio ambiente. Antes dirigió el área de video de la agencia de noticias Associated Press en México, fue corresponsal de la agencia Efe en Nueva York y colaboró con Al Jazeera y la BBC. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS