Morena denuncia por “traición a la patria” a los diputados que votaron contra la reforma eléctrica

El partido del presidente López Obrador presenta la acusación ante la Fiscalía General de la República en plena campaña electoral

Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, a las afueras de la Fiscalía General de la República, el 31 de mayo de 2022.
Mario Delgado, dirigente nacional de Morena, a las afueras de la Fiscalía General de la República, el 31 de mayo de 2022.Mario Jasso (Cuartoscuro)

Morena no olvida la derrota legislativa de la reforma eléctrica, una de las prioridades del presidente Andrés Manuel López Obrador. El partido del Gobierno ha presentado este martes ante la Fiscalía General de la República una denuncia por “traición a la patria” contra los diputados de oposición que rechazaron la iniciativa. Según Morena, los legisladores “privilegiaron a las empresas transnacionales sobre la soberanía nacional”. El intento de judicializar lo que fue una votación democrática tiene poco recorrido legal, según los juristas. Sin embargo, la formación quiere utilizarlo como látigo en plena campaña para las elecciones estatales del 5 de junio. El partido ha presentado una segunda denuncia por corrupción contra la candidata opositora a la gubernatura de Aguascalientes.

El presidente de Morena, Mario Delgado, ha comparecido ante la Fiscalía con montones de cajas, presuntamente llenas de 1,7 millones de firmas de ciudadanos que apoyan la denuncia. “Fue un voto que les ha exhibido por completo como traidores a la patria”, ha declarado, sobre los legisladores que votaron en contra de la reforma. “La oposición a la reforma y al presidente hizo creer a nuestros adversarios que le hacían un bien a México. Pero en realidad le han hecho el trabajo a otros, a las empresas extranjeras y a los Gobiernos que las respaldan”.

El equipo jurídico de Morena basa la denuncia en el artículo 123 del código penal federal, que prevé penas de prisión de cinco a cuarenta años a los mexicanos que cometan alguno de los 14 supuestos considerados como “traición a la patria”. Entre estos, figura la realización de “actos contra la independencia, soberanía o integridad de la Nación mexicana con la finalidad de someterla a persona, grupo o Gobierno extranjero”. El abogado de Morena, Mario Llergo, ha citado este supuesto como punto de partida de la denuncia. “Nosotros creemos que se configuran los elementos de traición a la patria”, ha dicho.

La denuncia de Morena ha sido tachada de disparatada por varios juristas. Los legisladores gozan de inviolabilidad por las opiniones que expresan durante el ejercicio de su cargo. Además, no está claro cómo el partido pretende demostrar el vínculo del voto opositor con empresas o Gobiernos extranjeros. El exministro de la Suprema Corte de Justicia José Ramón Cossío consideró “sumamente restringidas” las opciones de llevar a 223 diputados ante los tribunales en una columna de opinión publicada por este periódico. “Tendría que probarse la vinculación individual de las acciones concretas con un Gobierno o grupo extranjero para conseguir el voto o, más complejo aún, la existencia de un interés directo y autónomo en tal sentido”, escribía.

Frente a la falta de recorrido legal de la denuncia, Morena no esconde su intención de sacarle jugo electoral. El partido busca consolidar su expansión territorial en los comicios que se celebran el domingo en seis Estados del país. La formación parte como clara favorita en cuatro de ellos, pero no renuncia a dar la batalla en los otros dos ante una oposición debilitada. Durante la comparecencia de este martes, Delgado ha anunciado una denuncia por corrupción contra Teresa Jiménez, candidata del PAN a gobernadora de Aguascalientes, el Estado donde una victoria de Morena luce menos probable.

Con la reforma constitucional, el presidente pretendía echar para atrás la liberalización de la generación eléctrica, iniciada en los años 90. La iniciativa proponía limitar la participación privada en el sector a un máximo de 46% y darle a la Comisión Federal de Electricidad el 54% restante, así como cancelar todos los permisos vigentes firmados por las empresas energéticas privadas. La reforma fue criticada por grupos ambientalistas y de oposición al considerar que provocaría un aumento de las emisiones contaminantes y un incremento de los precios de la luz. La reforma fue tumbada en la Cámara de Diputados a mediados de abril tras no lograr la mayoría calificada de dos tercios.

El rechazo a la reforma fue la primera gran derrota parlamentaria de este Gobierno y le sentó mal. Poco después de la votación, Morena lanzó una campaña mediática para retratar a los legisladores de oposición como “traidores a la patria”. En redes sociales, el partido difundió boletines individuales con la imagen, los nombres y apellidos de cada uno de los diputados que votaron en contra. Los legisladores atacados denunciaron una campaña de acoso y algunos de ellos presentaron denuncias ante la Fiscalía.

La denuncia de Morena plantea un antecedente peligroso. En su columna para este periódico, Cossío advertía que la formación podía repetir la acusación de traición a la patria contra cualquiera que se opusiera a una propuesta del Gobierno. “Todo esto se ha iniciado para amenazar desde ahora a quienes pretendan no someterse en la votación de las iniciativas de reforma constitucional que el propio presidente ha anunciado. ¿Se va a acusar de traición a la patria a quienes se nieguen a incrementar la militarización del país?”, se preguntaba.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jon Martín Cullell

Es redactor de la delegación de EL PAÍS en México desde 2018. Escribe principalmente sobre economía, energía y medio ambiente. Es licenciado en Ciencias Políticas por Sciences-Po París y máster de Periodismo en la Escuela UAM- El PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS