Zaldívar afirma que no se ha encontrado “nada irregular” en la actuación del juez Gómez Fierro

El Consejo de la Judicatura Federal cierra la investigación que el presidente López Obrador había solicitado contra el juez que suspendió la reforma eléctrica

El ministro Arturo Zaldívar, en mayo de 2018.
El ministro Arturo Zaldívar, en mayo de 2018.Alex Cruz / EFE

Carpetazo a la investigación sobre el juez que suspendió la aplicación de la reforma eléctrica del Gobierno mexicano. El ministro Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), ha afirmado este sábado que no se ha encontrado “nada irregular” en la actuación de Juan Pablo Gómez Fierro y ha asegurado que se seguirá garantizando su “plena autonomía”. El anuncio llega mes y medio después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien había criticado duramente la suspensión de la reforma eléctrica, solicitara la investigación al CJF, el organismo encargado de velar por el buen comportamiento de los jueces.

“El CJF tiene sus propios medios de control y no ha encontrado nada irregular en relación con el juez Gómez Fierro, a quien seguiremos garantizando, como a todas las personas juzgadoras federales, su plena autonomía”, ha escrito Zaldívar en su cuenta de Twitter. A mediados de marzo, tras la solicitud presidencial de abrir una investigación sobre el juez, la respuesta del ministro había sido institucional y mesurada: tomó nota de la petición, pero destacó la importancia de la independencia del poder judicial.

Gómez Fierro es el titular de uno de los dos juzgados que existen en el país especializados en competencia económica y telecomunicaciones. Como tal, ha tenido que decidir sobre algunas de las apuestas más polémicas del Gobierno, entre ellas la reforma eléctrica y, más recientemente, el padrón de datos biométricos para los usuarios de telefonía móvil. En ambos casos, ha aceptado los amparos presentados por individuos y empresas contra las reformas y ha ordenado la suspensión de su aplicación por la duración del juicio, al estimar que las iniciativas podían constituir violaciones a los derechos constitucionales.

En respuesta a los tropiezos judiciales, el Ejecutivo ha presentado a Gómez Fierro como parte de una clase corrupta que actúa al servicio del poder económico. “Este juez que otorga así, rápido, amparo por lo de las tarjetas telefónicas a las empresas es el mismo juez que ampara a las empresas eléctricas”, declaró hace dos semanas López Obrador. Los embates contra Gómez Fierro parecen ir más allá del plano verbal. En una columna publicada este sábado en el diario Reforma, la periodista Peniley Ramírez señala que la Unidad de Inteligencia Financiera, dependiente de la Secretaría de Hacienda, ha solicitado información a bancos y a la Bolsa sobre las cuentas y los activos del juez.

Los ataques del presidente y de otros miembros de su Gabinete han colocado a Zaldívar en una posición incómoda. El ministro ha salido a defender al juez, aunque de forma demasiado tibia para algunos. Las críticas del mandatario han coincidido con la tramitación en el Congreso de una reforma al poder judicial de la que Zaldívar es el principal impulsor y para la que ha contado con la bendición de López Obrador. El apoyo del presidente a la polémica extensión del mandato del ministro al frente de la Suprema Corte y del CJF, aprobada la semana pasada en el Congreso, ha puesto el foco sobre las implicaciones que tiene para la independencia judicial la proximidad entre ambos personajes.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50