México sanciona a siete bancos internacionales por manipular precios de bonos

El regulador de la competencia multa, por primera vez en el país, a entidades cuyos operadores de mercado se coludieron para fijar el precio de la deuda a su beneficio

Usuarios hacen fila frente en una sucursal de Citibanamex en Puerto Vallarta, México.
Usuarios hacen fila frente en una sucursal de Citibanamex en Puerto Vallarta, México.Cesar Rodriguez / Bloomberg

México se ha unido este lunes a la lista de países que han investigado y sancionado a bancos internacionales por colusión de sus operadores de mercado. La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) multó con 35,075 millones de pesos (1,75 millones de dólares) a siete bancos tras una investigación iniciada en 2016 que encontró que los bancos manipularon precios de bonos del Gobierno mexicano a su beneficio. En un comunicado, la Cofece anunció que Barclays Bank, Deutsche Bank, Santander, Banamex, Bank of America, BBVA Bancomer y J.P. Morgan deberán pagar la multa ya que encontró evidencia de que 11 traders se comunicaron a través de mensajes electrónicos y pactaron 142 acuerdos ilegales para manipular los precios de ciertos bonos. Su conducta, registrada entre 2010 y 2013, “afectó algunas operaciones del mercado” y causó un daño económico de 29 millones de pesos, asegura el regulador mexicano.

La multa llega, además, en un momento de tensión entre el Gobierno y la Cofece, un órgano regulador autónomo. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha criticado a la Comisión y a otros entes regulatorios independientes, acusándolos de que “no sirven, solo simulan”, que “”son caros e inservibles” y que han servido como “cortinas de humo para que se cometan ilícitos y haya ocultamiento de información”. Tanto López Obrador como legisladores de su partido en el Senado, han propuesto desaparecerlos.

“Este caso es relevante porque la resolución hace valer la ley en el sector financiero”, dice el comunicado de la Cofece, encabezado por su comisionada presidenta Alejandra Palacios. “Gracias a la intervención de la Cofece ya hubo cambios en la forma de interactuar de estos agentes económicos”.

La multa es, para México, histórica, asegura Gabriel González, abogado en la firma González Calvillo, doctor en competencia económica por la Universidad Autónoma de Madrid y exdirector en la propia la Cofece hasta 2016. “Esta es la primera vez que se sancionan acuerdos entre bancos hablando entre sí para restringir la competencia entre ellos”, explica González, “es bastante importante esta decisión”. “No había muchas decisiones en el sector financiero-bancario, el hecho de que Cofece haya entrado significa que está escrutinizando en todos los mercados incluso los que se pintan que no, sin duda alguna esta decisión es la primera en su sector”, agrega.

En México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es la encargada de regular el sector. En 2016, semanas después de que la Cofece anunciara esta investigación, la CNBV anunció su propia pesquisa, pero informó después que no habían encontrado pruebas de colusión. El Santander, por su parte, publicó un comunicado el lunes en respuesta a la decisión de la Cofece en la que informa que su parte de la multa es de 622.901 pesos (31.000 dólares) y apunta: “El banco ya fue investigado por presuntas prácticas de manipulación de mercado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) no habiéndose determinado ninguna sanción; por el mismo tema, la institución enfrentó seis Class Actions en Estados Unidos, mismas que fueron desestimadas”. Santander no especificó si estas demandas Class Action fueron por actos cometidos en México.

Tanto el daño económico estimado en 29 millones de pesos, como la multa de poco más de 35 millones son “relativamente limitadas”, califica Rodrigo Morales, economista especialista en competencia, profesor de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey y ex comisionado de la Cofece. “A pesar de ello, desde el punto de vista reputacional para las empresas sancionadas es un aspecto muy importante.”

Filas internacionales

Con la decisión de la Cofece, México se une a la lista de países que han sancionado este tipo de comportamiento por parte de empleados de los bancos globales más grandes y poderosos del mundo, como Estados Unidos, Inglaterra, Suiza, Corea del Sur e Inglaterra, entre otros. A partir de la crisis financiera de 2008, aumentó el escrutinio, tanto mediático como por parte de reguladores, en las operaciones de mercado a nivel global. “Si lo vemos, en Amércia Latina, México siempre dando la nota con este tipo de acciones”, dice González.

Desde 2008, se destaparon dos grandes escándalos en donde los traders operaron básicamente de la misma manera que la Cofece encontró en México: los operadores se comunicaban, a través de chats en plataformas digitales, para ponerse de acuerdo en proponer un precio especifico, fijándolo a su beneficio. El primero fue el escándalo Forex, el cual encontró que que bancos se coludieron durante una década para manipular ciertos precios de tipo de cambio. El segundo, destapó un comportamiento similar para fijar a su favor la tasa interbancaria del Reino Unido, conocida como Libor.

“La investigación, que como sabemos se da por manipulación de tasas en el mercado secundario de valores gubernamentales, forma parte de una serie de investigaciones que se han dado en otros países y creo que es importante que la comisión la haya realizado”, apunta, que añade: “Me parece inválido la posición de algunos bancos que señalan que ellos tienen un regulador que es la CNBV que ya había investigado el asunto y que la Cofece no tenía por qué investigar”. “Eso no exenta a las empresas a cumplir con la regulación de competencia”, dice Morales.

Más información

Lo más visto en...

Top 50