Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justicia a medias por el asesinato del periodista mexicano Javier Valdez

El conductor de los asesinos llega a un acuerdo con la fiscalía y pasará 14 años en la cárcel. El autor material irá a juicio, mientras que el intelectual sigue preso en EE UU

Amigos de Valdez, en Culiacán, en mayo de 2019.
Amigos de Valdez, en Culiacán, en mayo de 2019. cuartoscuro

Heriberto Picos, alias El Koala, pasará 14 años en la cárcel por el asesinato del periodista mexicano Javier Valdez. El Koala condujo el vehículo que llevó a los asesinos frente a Valdez. Después de varias ofertas de la fiscalía, ha acabado por aceptar el trato que le ofrecían los investigadores. A casi tres años de su ejecución, la fiscalía apunta ahora a uno de los autores materiales, Juan Francisco Picos, alias El Quillo, detenido en junio de 2018.

El asesinato de Javier Valdez dejó en shock a la sociedad mexicana. Dentro de la ola de violencia que vive el país desde hace más de una década, el gremio periodístico había sido diana muchas veces de grupos criminales y funcionarios gubernamentales. Pero el caso de Valdez fue distinto. Cronista del narco en Sinaloa, premiado y querido por sus colegas, respetado en México y el extranjero, su ejecución a sangre fría, en mitad de una calle en Culiacán, la capital del Estado, hizo que los periodistas elevaran el tono. Primero, por las sospechas de que los grupos criminales de Sinaloa habían tenido que ver en lo ocurrido. Pero también, por la osadía de los criminales, que atacaron a Valdez a plena luz del día.

Desde el principio, los colegas de Valdez en el semanario Ríodoce, que él mismo había fundado años antes, señalaron que Sinaloa vivía una ola violenta por la pugna entre dos grupos, que batallaban tras la detención del máximo líder, Joaquín Guzmán, en enero de 2016. En ese contexto se dio el asesinato, mientras el grupo de los hijos de El Chapo peleaba contra los hijos de otro criminal de Sinaloa, Dámaso López, alias El Licenciado, capturado igualmente, extraditado y condenado en Estados Unidos a cadena perpetua por narcotráfico.

Al principio no estuvo claro quién lo mató ni por qué, pero la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión, Feadle, ya ha documentado, al menos parcialmente, la autoría intelectual del hijo de El Licenciado, Dámaso López Serrano, alias El Mini Lic. Según la investigación de la fiscalía, alguna publicación de Valdez habría disgustado a El Mini Lic. Este habría contratado a El Quillo, que habría organizado el seguimiento del reportero y su ejecución.

Otra persona, un tal El Diablo, también habría participado en el ataque contra Valdez, pero fue asesinado en Sonora en 2017.

Víctor Martínez, abogado de Griselda Triana, viuda de Valdez, explicaba este viernes que El Quillo volverá a la sala de audiencias el 25 de marzo. Será entonces cuando la fiscalía presente al juez las pruebas en su contra y se fije la fecha del juicio. "A El Quillo lo vinculan directamente con el asesinato y su posición con la gente en El Dorado es más importante", dice el abogado, en referencia al pueblo desde donde manejaba El Licenciado sus negocios. "Y él además podría aportar más información en la responsabilidad de El Mini Lic".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información