Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La campaña electoral en Perú llega a su tramo final con racismo y mentiras

Cerca de 25 millones de peruanos van a comicios parlamentarios el 26 de enero. El Congreso está disuelto hace más de 100 días

Julio Arbizu
Mario Bryce entrega a su rival, Julio Arbizu, un jabón durante un debate. Twitter

Un acto de discriminación ha manchado la recta final de las elecciones legislativas en Perú. Mario Bryce, un candidato del partido de derecha Solidaridad Nacional ha regalado un jabón a Julio Arbizu, de la formación izquierdista Juntos por el Perú, durante un debate transmitido por Internet este martes. "Quiero dejarte un jaboncito", dijo Bryce a su contrincante en tono irónico y entregó dos jabones poco después de que la moderadora empezara a dar por concluido el debate. "Esto es racismo. Estamos en contra de todas las formas de discriminación, está haciendo una alusión a mi color de piel, para decir que no me baño", replicó Arbizu, que anunció que tomará acciones penales contra Bryce.

Los comicios se celebrarán el próximo 26 de enero, después de que el presidente, Martín Vizcarra, disolviera el Congreso el 30 de septiembre pasado. Vizcarra fundamentó la decisión de llamar a nuevas elecciones parlamentarias al invocar el artículo 134 de la Constitución y tras un embate de la mayoría opositora fujimorista para controlar el Tribunal Constitucional como contragolpe a las investigaciones por lavado de activos a la líder de la oposición, Keiko Fujimori, y a su entorno.

Para el 59% de los peruanos, el cierre del Legislativo fue "el hecho positivo del año", indicó Ipsos Perú tres días antes de Navidad. Ahora casi 25 millones de peruanos están llamados a las urnas para votar por un nuevo Congreso que funcionará hasta julio de 2021, completando el período del parlamento disuelto.

Pese a la cercanía de los comicios, la mitad del electorado aún no sabe por quién votará, según las encuestas de diciembre. Por primera vez, ante la prohibición legal de que los partidos políticos paguen publicidad en los medios de comunicación, el Estado ha contratado una franja publicitaria en radio y televisión con el mismo tiempo para cada formación política. Sin embargo, la norma no regula Internet ni las redes sociales, donde los candidatos de la extrema derecha recurren a contenidos discriminatorios y a afirmaciones falsas en sus vídeos y publicaciones.

El choque entre el experiodista Bryce y Arbizu, exfiscal anticorrupción, se produjo en un debate transmitido en las redes sociales del diario El Comercio. "El candidato Bryce adoptó una conducta agresiva y ofensiva frente a su contrincante. A partir de este caso, se exhorta a las organizaciones, candidatos y candidatas a no ofender con actos, palabras o gestos, con el objetivo de elevar el debate político y respetar a la ciudadanía", comentó el tribunal de honor del Jurado Nacional de Elecciones un par de horas después del incidente. Además, una fiscalía penal de Lima abrió una investigación contra Bryce imputándole el delito de discriminación.

El conservador Solidaridad Nacional fue fundado por el exalcalde de Lima Luis Castañeda, hoy investigado por recibir sobornos de la constructora brasileña OAS. Algunos políticos que dejaron el partido fujimorista Fuerza Popular tras el cierre del Congreso han sido reclutados por esta formación, que imita el estilo y los valores del español Vox.

Contenidos falsos

El Jurado Nacional de Elecciones, que debe sancionar las infracciones a las normas en campaña electoral, no ha podido detener la información falsa y la propaganda difamatoria que los candidatos de la extrema derecha o investigados por corrupción difunden en los programas periodísticos, así como en YouTube, Facebook y Twitter.

Un vídeo difundido por Solidaridad Nacional a mediados de diciembre presenta con acordes de terror, los rostros de líderes de dos grupos terroristas peruanos, intercalados con el símbolo de la hoz y el martillo (usado en Perú por Sendero Luminoso) y los rostros de sus rivales. En la propaganda se muestran imágenes de Nicolás Maduro; de la excandidata presidencial de izquierda, Verónika Mendoza; del presidente Vizcarra, de centro derecha, y de un candidato del Partido Morado. En contraste, una melodía angelical y una puesta de sol acompañan el lema y el logotipo del partido conservador.

Los principales candidatos de esa agrupación defendieron su derecho a alertar contra una supuesta "amenaza chavista" en Perú. Luego de tres semanas de circulación del vídeo, un jurado electoral ordenó este lunes a la agrupación política que lo retirara de sus cuentas.

Además, representantes de Solidaridad Nacional y el Partido Aprista, exaliado de Fuerza Popular en el Congreso disuelto, distribuyen en los medios sociales gráficos falsos de resultados de encuestas. El secretario general de Solidaridad Nacional, Rafael López, publicó en Facebook un gráfico en el que su partido se encontraba en el tercer lugar de preferencias según un Instituto de Opinión Pública que desde 2011 no realiza sondeos en campaña electoral. "Luchamos por la defensa de la familia, protección de los escolares de las aberraciones de ideología de género", añadía López en su muro.

La candidata de Solidaridad Nacional Rosa Bartra, quien fue una de las principales congresistas de la oposición fujimorista, insiste en sus intervenciones que se opone a la "ideología de género" en las escuelas. "El Gobierno solo se preocupa por enseñar a las niñas que empoderarse es masturbarse", repite Bartra, expresidenta de la Comisión de Constitución del Congreso. La oposición a la igualdad de género en el currículo escolar fue una batalla que en 2016 iniciaron el fujimorismo, el exalcalde Castañeda y grupos conservadores evangélicos que se unieron en un grupo autodenominado “Con mis hijos no te metas”.

Otros contenidos cuestionados han sido los tuits de miembros del Partido Aprista que atribuían al Instituto de Estudios Peruanos (IEP) el número de escaños que conseguirá en el próximo Congreso. "El IEP ha tomado conocimiento de la circulación de proyecciones correspondientes al proceso electoral 2020, adjudicadas a nuestra institución, que adulteran los resultados publicados en anteriores encuestas", alertó el Instituto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información