Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey de la plata Alberto Baillères se suma a la ofensiva contra López Obrador

El magnate pide a sus empleados votar por el candidato que pueda derrotar al aspirante de Morena

Baillères saluda al magnate Carlos Slim.
Baillères saluda al magnate Carlos Slim. Cuartoscuro

Al grupo de empresarios que se oponen a una posible presidencia de Andrés Manuel López Obrador se ha sumado Alberto Baillères, el rey de la plata y el tercer hombre más rico de México, según la lista de millonarios de la revista Forbes. Baillères ha citado en los últimos días a los empleados de sus empresas a reuniones de 40 minutos, en las que se les pide que voten por el candidato que tenga las mayores posibilidades de derrotar al aspirante de Morena, según Bloomberg. El argumento es que cualquier otro de los candidatos conservará el sistema económico actual, lo que permitirá a las empresas del Grupo Bal —propiedad del magnate— seguir dando empleos.

El Grupo Bal es el conglomerado de empresas de Baillères que acumula una fortuna de 10.700 millones de dólares. Entre las firmas que agrupa están los grandes almacenes Palacio de Hierro, la aseguradora Grupo Nacional Provincial (GNP), la mina de oro y plata Fresnillo, la casa de bolsa ValMex, la compañía energética Petrobal, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y la empresa Espectáculos Taurinos de México. Baillères ha destacado por llevar personalmente las riendas de sus empresas y por no tener un plan para retirarse a sus 86 años.

El martes Germán Larrea, el segundo magnate de México, alertó a sus trabajadores de evitar votar por un modelo económico populista. En una carta de tres folios desplegó su argumento en el que no mencionó directamente a López Obrador pero donde apuntó hacia sus propuestas y hacia la situación de países latinoamericanos que han tenido gobiernos de izquierda. La carta fue enviada a todos sus empleados. Baillères ha optado por una forma más agresiva de comunicar su preocupación a sus trabajadores: reuniones a las que es obligatorio asistir y donde reciben información de ConcienciaMX, una organización fundada por los empresarios para promover el voto.

El Palacio de Hierro ha asegurado que como parte de ConcienciaMX los almacenes intentan hacer "más conscientes a los colaboradores frente a su responsabilidad como ciudadanos". La firma ha explicado que respeta el derecho al voto libre y secreto de sus empleados. "En ningún momento se influye en el voto, ni se presentan propuesta a favor o en contra de algún partido o candidato", explican en una nota enviada a este diario. 

Baillères siempre ha mantenido una justa distancia del poder político: ha conocido a los últimos nueve presidentes mexicanos pero ha evitado entrar en polémicas con ellos. En 1967, tras la muerte de su padre, recibió el respaldo del presidente Gustavo Díaz Ordaz; y en 2015 obtuvo de manos del presidente Enrique Peña Nieto la medalla Belisario Domínguez, la máxima condecoración que un mexicano puede recibir. “Estoy convencido de que México será pronto un país desarrollado. ¿Cuánto tiempo nos llevará conseguirlo? ¿20 o 50 años? Para conseguirlo es necesario que todos los mexicanos creamos apasionadamente en nuestro país”, dijo al recibir la presea.

Ante los evidentes posicionamientos de algunos empresarios mexicanos, el Instituto Nacional Electoral (INE) ha señalado que los mensajes no violan la ley electoral y que son parte del derecho de libertad de expresión que tiene cada uno de ellos. La Ley General en Materia de Delitos Electorales impone prisión y multas “a quien presione a otro a votar o abstenerse de votar por un candidato”.

Más información