Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado otro alcalde en México

Alejandro González Ramos, presidente municipal de Pacula (Hidalgo), murió en un tiroteo y ya suman 26 ediles ejecutados durante el Gobierno de Peña Nieto

Alejandro González Ramos
El alcalde Alejandro González Ramos, asesinado a tiros.

La violencia ha vuelto a golpear a los alcaldes en México. Alejandro González Ramos, presidente municipal de Pacula (Hidalgo), ha sido asesinado a tiros. Con la muerte de González Ramos ya son 26 ediles asesinados durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto y ese número asciende hasta 75 muertos si se suman los 59 exalcaldes y los nueve representantes electos que han sido ejecutados desde diciembre de 2012, denuncia la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC).

El asesinato de González Ramos se produjo este jueves alrededor de las tres de la tarde. El alcalde de Pacula, un pequeño municipio de poco más de 5.000 habitantes en el centro del país, viajaba con sus colaboradores en una camioneta cuando un sujeto a bordo de una motocicleta interceptó su vehículo y abrió fuego contra el político, ha informado la Fiscalía de Hidalgo.

Las autoridades hidalguenses han llegado a la escena del crimen para recabar elementos que les permitan establecer las primeras líneas de investigación y no han detallado si hay detenidos ni el motivo del ataque. El Partido Acción Nacional, al que pertenecía González Ramos, ha condenado el asesinato. "Repudiamos estos actos de violencia, es urgente poner un alto a la inseguridad que vivimos los mexicanos", ha manifestado la agrupación política de centroderecha en Twitter.

El gobernador Omar Fayad, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se ha comprometido a hacer las investigaciones necesarias para dar con los responsables del asesinato. "En el Gobierno de Hidalgo rechazamos de manera contundente estos actos violentos", ha escrito Fayad en esa red social.

La ANAC ha hecho un llamamiento para que la Secretaría de Gobernación (Ministerio del Interior) establezca un protocolo de seguridad para poner fin a los homicidios políticos en México. "Nuestro más sentido pésame a sus familiares desando pronta resignación en su irreparable pérdida", ha lamentado la organización en una esquela. 

Los asesinatos de alcaldes se han recrudecido durante los Gobiernos de los dos últimos presidentes de México. La Administración del panista Felipe Calderón registró 48 homicidios dolosos de exalcaldes, alcaldes en funciones y electos entre 2006 y 2012, en comparación con las 75 víctimas durante el sexenio de Peña Nieto que ha contabilizado la ANAC.

Cuatro Estados son los más peligrosos: Michoacán, Guerrero y Oaxaca (en la costa sur del Pacífico mexicano) y Veracruz (que bordea el golfo de México). Pero la violencia prácticamente ya no reconoce patrones geográficos ni filiaciones políticas: 55 políticos del PRI han sido asesinados en los últimos 11 años, 29 del centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática y 17 del conservador PAN. La violencia ha manchado las campañas rumbo a las elecciones federales de julio próximo con 11 asesinatos de alcaldes y exalcaldes tan solo en lo que va de año.

Más información