Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anaya responde al PRI y denuncia ante la OEA “acoso” del Gobierno

Por México al Frente denuncia en Washington "uso faccioso de las instituciones" contra su candidato, el PRI llevó sus quejas la semana pasada

PAN OEA
El presidente del PAN, Damián Zepeda, con el secretario de la OEA, Luis Almagro.

La confrontación entre Ricardo Anaya y José Antonio Meade ha llegado una vez más a las puertas de la Organización de Estados Americanos (OEA). Los líderes de los tres partidos que impulsan la candidatura de Anaya han denunciado este lunes el "uso faccioso" de las instituciones del Estado contra su coalición y "la intervención evidente, abusiva, de ataque que está teniendo el Gobierno y el PRI" en las elecciones mexicanas. El gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) hizo lo propio hace apenas una semana al pedirle "apoyo" a la organización en la investigación que la Procuraduría General de la República (PGR, la Fiscalía nacional) ha emprendido contra Anaya. 

Ambos equipos de campaña se han enfrascado en una disputa que se ha extendido por varias semanas. El detonante fue una pesquisa por la venta de una nave industrial en 2016 por 53 millones de pesos (2,9 millones de dólares), que pertenecía a Anaya y que se habría adquirido supuestamente a través de un esquema de lavado de dinero.

Las autoridades no han podido comprobar el origen irregular de la transacción ni que el candidato de Por México al Frente se haya beneficiado de ese dinero. Lo que surgió como una serie de aparentes filtraciones a los medios escaló cuando la PGR difundió un vídeo en el que Anaya se negaba a declarar y supuestamente insultaba a un funcionario de la fiscalía. Anaya ha catalogado la investigación por corrupción como una "guerra sucia" y ha roto relaciones con el Gobierno de Enrique Peña Nieto, mientras que los priistas lo han acusado de victimizarse.

"Venimos a expresar la verdad de lo que está sucediendo en México, ante las mentiras evidentes que vino a contar la secretaria general del PRI, Claudia Ruiz Massieu", ha dicho en una rueda de prensa Damián Zepeda, presidente del conservador Partido Acción Nacional (PAN). El reclamo de los panistas es la aplicación selectiva de la justicia para sacar de la contienda a su candidato. "En México existe un pacto de impunidad, a los amigos no se les investiga", ha agregado Zepeda en alusión a la decisión de la PGR de no ejercer por ahora acción penal contra el exgobernador de Chihuahua César Duarte, señalado por corrupción. 

En la reunión que Ruiz Massieu sostuvo con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, le entregó una carta en la que señalaba a Anaya como un político corrupto que se enriquecía a través de empresas fantasma y pedía distribuir esa información entre los Estados miembros. Antes de la visita de Ruiz Massieu, un grupo de senadores del PAN habían enviado una carta en la que pidieron la opinión del organismo sobre lo que era, en su opinión, una "persecución política".

Almagro ha mantenido una posición neutral y solo se ha pronunciado sobre la violencia que ha asolado a las campañas mexicanas. "Va un promedio de un asesinato cada cuatro o cinco días, eso es un margen de violencia absolutamente inaceptable en un proceso electoral. Nos preocupa sobremanera", dijo el diplomático uruguayo el viernes pasado.

Zepeda, acompañado por sus socios de coalición Dante Delgado y Manuel Granados, ha solicitado a Almagro que la participación de la OEA no se limite a ser observadora en el día de la elección, sino que también dé fe de todo el proceso. A menos de dos semanas del inicio formal de las campañas presidenciales, Anaya se ha afianzado en el segundo sitio, por detrás del izquierdista Andrés Manuel López Obrador. El intercambio de golpes se ha convertido en una carrera de fondo por quién puede amasar el voto útil contra López Obrador para hacerse con la victoria el próximo 1 de julio.

Más información