Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diputados mexicanos endurecen la legislación ante el alza en los feminicidios

La Cámara baja aprobó una reforma para que el feminicidio sea considerado delito grave y amerite prisión preventiva

Marcha contra el feminicidio en la Ciudad de México en 2016.
Marcha contra el feminicidio en la Ciudad de México en 2016. AFP-GETTY

La Cámara de Diputados ha aprobado una reforma para que el feminicidio en México sea considerado delito grave y amerite prisión preventiva. Actualmente una persona implicada en este ilícito puede enfrentar el proceso penal en libertad, lo que pone en riesgo a la víctima y a los testigos, han advertido organizaciones defensoras de los derechos humanos. Con la reforma al artículo 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales se busca garantizar la comparecencia del imputado en el juicio y evitar que pueda huir y evadir la justicia.

La situación de las mujeres en el país es preocupante, se expone en la iniciativa, ya que el derecho de éstas a una vida sin violencia y el acceso a la justicia se enfrenta a continuas amenazas. La respuesta del Estado para sancionar y reparar los hechos de violencia con las féminas continúa siendo deficiente, lo que ocasiona que se pierda la confianza en las autoridades, afirma la diputada Claudia Anaya Mota en la iniciativa. El Observatorio Nacional Contra el Feminicidio ha estimado que un 60% de los casos de feminicidio en el país quedan impunes.

La diputada María Eugenia Ocampo Bedolla destacó que es necesario establecer el feminicidio dentro del catálogo de delitos de alto impacto para que sea procedente la prisión preventiva, ya que este delito ha alcanzado proporciones alarmantes. “La administración de justicia no ha respondido de manera eficaz a los crímenes con violencia, llegando pocos de ellos a la consignación de los culpables, lo que ha propiciado la impunidad y el aumento de la inseguridad de las mujeres”, expresó la legisladora.

Entre el año 2000 y el 2014 en el país fueron asesinadas 26.267 mujeres, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) recogidos en la iniciativa. Es decir, un promedio de cinco mujeres al día. Además en quince años la cantidad de homicidios anuales se duplicó al pasar de 1.284 casos a 2.349. Tras ser aprobada por los diputados, la iniciativa de reforma pasará al Senado para ser analizada y dictaminada.

El asesinato de mujeres en México cobró notoriedad internacional en 1993, cuando se comenzaron a denunciar públicamente los casos de mujeres ultimadas en la fronteriza Ciudad Juarez, al norte de México. Tuvieron que pasar casi 20 años para que México incluyera en su Código Penal el delito de feminicidio. En el 2012, el Congreso mexicano aprobó penas de 40 a 60 años de prisión a quien privara de la vida a una mujer por cuestiones de género e instruyó a los estados a armonizar sus legislaciones acorde a las nuevas disposiciones federales.

Hasta la fecha la única entidad que no ha tipificado el feminicidio en su código es el norteño Estado de Chihuahua, donde se encuentra Ciudad Juárez. En el 2015, la Comisión de Igualdad de Género del Senado de la República exhortó al Congreso de Chihuahua a tipificar ese tipo de crímenes, pero hasta la fecha el cambio en la legislación no se ha concretado.

En el 2009 en una sentencia histórica, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado Mexicano por ser incapaz de garantizar el derecho a la vida a las mujeres. Al emitir una sentencia sobre el caso de tres mujeres asesinadas en Ciudad Juárez en 1993, el organismo concluyó que el Estado violó los derechos a la vida, la integridad personal y la libertad personal, entre otras garantías individuales, de estas mujeres, y denegó el acceso a la justicia a los familiares. La corte demandó a México conducir eficazmente el proceso penal, remover los obstáculos en la investigación de los hechos y realizarla con perspectiva de género.

Una de las entidades que más preocupa a las organizaciones de derechos humanos es el Estado de México. En la demarcación, cuna del presidente Enrique Peña Nieto, han matado a 2.318 mujeres en nueve años, según datos recabados por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF). El Inegi la ubica como el Estado con mayor número de mujeres víctimas de homicidio. La localidad de Ecatepec es la más peligrosas de la entidad para las mujeres. Ahí unas 600 féminas han sido asesinadas desde el 2012 hasta el 2016.

Más información