Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prensa en español se afianza en EE UU gracias a los migrantes

Los periódicos hispanos se mantienen como un referente informativo para los extranjeros mientras que los locales sufren pérdidas

Activistas a favor de la reforma migratoria en Washington.
Activistas a favor de la reforma migratoria en Washington. REUTERS

La crisis de los medios de comunicación se ha olvidado de un sector: la prensa en español de Estados Unidos. De acuerdo con Nicolás Kanellos, profesor de estudios hispanos de la Universidad de Houston, la audiencia de los periódicos en castellano ha tenido “un aumento tremendo” en comparación con la caída de los medios estadounidenses. Publicaciones como El Diario, La Opinión de Los Ángeles y El Heraldo de Miami han mantenido una buena base de lectores gracias a los migrantes que buscan informarse sobre los problemas que más les afectan y no perder contacto con lo que sucede en sus países de origen.

En el marco del IV Encuentro Internacional Transfopress organizado por la Universidad Autónoma Metropolitana de México, Kanellos profundizó en la historia de los periódicos en español de Estados Unidos. La primera publicación de este tipo se llamó El Missisipi, nació en Nueva Orleans en 1808 y tenía como principal motivo resistir la influencia de Napoleón Bonaparte y ayudar a la eventual independencia de México. Desde entonces se crearon varios periódicos con el propósito de promover causas como los derechos de la mujer, la revolución mexicana y movimientos anarquistas. A partir de 1970 la prensa hispánica ha crecido de la mano de los migrantes.

El Internet y las nuevas tecnologías han provocado una profunda crisis en los medios de comunicación. La mayoría de los grandes grupos editoriales estadounidenses se han visto forzados a desaparecer o recluirse en las plataformas digitales con una fracción del personal que antes tenían. Kanellos, quien también es fundador de la editorial en español más grande de EE UU Arte Público Press, señala que los migrantes dependen de las noticias de un periódico para sobrevivir en un país que no concen. Sin embargo, “la mayoría de los hispanos consume sus noticias por medio de la televisión”, por lo que estas publicaciones impresas podrían también desaparecer.

El futuro de la prensa hispana, afirma Kanellos, es incierto. Además de los avances tecnológicos, los migrantes cada vez asimilan más la cultura estadounidense. Las nuevas generaciones hablan mejor inglés que sus padres y no necesitan a un medio de comunicación que les explique su entorno o lo que sucede en su país de orígen al que casi no conocen. No obstante, cada vez existe una mayor educación bilingüe que genera un nuevo público lector y podría salvar a estos medios.

Más información