Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecatepec, el lugar donde no se puede vivir

Mérida y Saltillo son las ciudades más habitables de México, mientras Chilpancingo y el municipio mexiquense son los peores, de acuerdo con un informe

Viviendas instaladas a la orilla de un riel en Ecatepec, Estado de México. Ver fotogalería
Viviendas instaladas a la orilla de un riel en Ecatepec, Estado de México.

El hogar de la Santa Muerte. El territorio sin ley que logró arrebatar a la mítica Ciudad Juárez el título de ‘cuna del feminicidio’ al reventar sus índices de violencia contra la mujer. El municipio más grande de la entidad más poblada de México: Ecatepec, el ‘cerro del dios del viento’, es la peor urbe para vivir en todo el país, de acuerdo con una encuesta aplicada a sus habitantes y publicada este martes.

Ecatepec reprobó todos los parámetros en que se basa la encuesta para medir la calidad de vida en los centros urbanos mexicanos: ambiente de convivencia; centros de diversión; museos y espacios históricos; belleza natural; movilidad; vivienda y escuelas. Sus más bajas calificaciones fueron en los rubros “aire limpio”, “empleo” y en el último lugar la seguridad. En esta materia, el municipio del central Estado de México tiene el índice más bajo de todo el reporte, por debajo incluso de Victoria y Reynosa, ciudades del norteño Estado de Tamaulipas, uno de los más azotados por el crimen organizado.

El índice de las ciudades más habitables de México es elaborado cada año desde hace cinco por la consultora Gabinete de Comunicación Estratégica. En la clasificación de 2016 (disponible aquí), aparece como la mejor ciudad para vivir la capital de Yucatán, en el sureste del país: Mérida. El lugar donde los mexicanos dicen que podrán estar a salvo cuando llegue el fin del mundo, porque allá “no pasa nada”, a esa tropical urbe parece no alcanzarla el diario flagelo mexicano de la inseguridad y la violencia. Mérida repite por tercera vez como la urbe con mejor calidad de vida, seguida en esta ocasión por la norteña Saltillo y Aguascalientes, en el bajío. 

La encuesta del Gabinete se divide en siete grupos independientes según su índice de calidad de vida, percibida por los residentes de 52 municipios y tres conglomerados urbanos: área metropolitana de Monterrey (capital del norteño Nuevo León) compuesta por cinco municipios; área metropolitana de Guadalajara (capital del occidental Jalisco) con tres, y el Valle de México, constituido por las 16 delegaciones de la Ciudad de México y la zona del Estado de México que la rodea. Ecatepec quedó en último lugar de ambos conteos, nacional y metropolitano.

Ecatepec, el lugar donde no se puede vivir
El País

En el primer grupo hay sólo dos ciudades: Mérida y Saltillo. En el otro extremo del conteo también hay dos, las que reportaron la calidad de vida más baja del país: Chilpancingo –capital del convulso Estado sureño de Guerrero, uno de los más pobres del país y uno de sus focos rojos- y Ecatepec de Morelos, municipio que este año rebasó a Chilpancingo como “la peor ciudad para vivir”.

El Estado de México, en picada

Del conteo de 2015 al de 2016 de la encuestadora, Ecatepec fue uno de los centros urbanos con más notoria caída en los estándares. Las ciudades que descendieron varios peldaños en la lista son Pachuca -la que más cayó, 21 lugares-, Ciudad Victoria, Ciudad Obregón y Mazatlán; así como los municipios mexiquenses Chimalhuacán, Ecatepec, Naucalpan y Nezahualcóyotl. Todas cayeron más de 10 puntos. En contraste, destaca el meteórico ascenso de Hermosillo, capital del norteño Sonora (19 sitios); así como dos ciudades campechanas: Ciudad del Carmen y la capital, Campeche, que ascendieron tanto a nivel nacional como metropolitano.

A nivel de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), integrada por la Ciudad de México y los Estados vecinos, el último sitio es ocupado solamente por Ecatepec, quedando muy por debajo de la delegación capitalina Venustiano Carranza, donde se ubican varias de las zonas rojas de esta capital, como La Merced y parte de la colonia Morelos, a la que pertenece el afamado barrio de Tepito. Pese a esto, Ecatepec es un lugar menos habitable que Carranza.

Después de la inseguridad, el aire contaminado, el hacinamiento y la falta de empleo, las quejas de los habitantes de Ecatepec se centran en los servicios urbanos: están insatisfechos con la pavimentación, el desazolve y el drenaje; la atención a fugas de agua potable; el mantenimiento de vialidades y con las pocas facilidades para abrir nuevos negocios. 

Representación gigante de la Santa Muerte en Tultitlán, Estado de México.
Representación gigante de la Santa Muerte en Tultitlán, Estado de México.

El director de Gabinete de Comunicación Estratégica, Federico Berrueto, explicó a EL PAÍS por qué el municipio mexiquense tiene peores servicios que la capital guerrerense, aunque su nivel económico es mayor [el PIB per cápita del Estado de México es de 9,3 y el de Guerrero de 1,5]. Dijo que Ecatepec es el municipio más poblado del país y es una zona conurbada con una pesada densidad demográfica, lo que acentúa varios de los problemas normales de una ciudad: la movilidad, la inseguridad, la calidad del agua, "la orografía del municipio es muy complicada para los servicios, sobre todo de agua, pavimentación y alcantarillado", puntualizó el consultor.

"El principal problema es la calidad de los servicios, el hacinamiento lleva a que no haya instalaciones deportivas, a inseguridad, a un problema de movilidad, y la convivencia se afecta de manera importante", por lo que los ciudadanos mexiquenses son los más insatisfechos de todo el índice, incluso más que quienes viven en regiones tomadas por el narcotráfico.