Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Iglesias de México aumentan la presión contra el matrimonio gay

El Consejo Ecuménico, que aglutina ocho Iglesias, se moviliza contra la iniciativa de Peña Nieto

Celebración de la aprobación del matrimonio homosexual en México en 2010.
Celebración de la aprobación del matrimonio homosexual en México en 2010. AFP

Las iglesias católica y evangélica se han unido en una cruzada contra las bodas gais que cabalga por púlpitos, plazas públicas, editoriales, columnas de prensa y redes sociales.

La decisión del presidente de México, Enrique Peña Nieto, de elevar a rango constitucional los matrimonios del mismo sexo y el éxito electoral cosechado por el conservador PAN en los últimos comicios ha redoblado la presión.

El último intento por lograr que el mandatario retire la iniciativa ha surgido del Consejo Ecuménico, que integran ocho iglesias distintas, desde católicos a ortodoxos y luteranos. Ayer miércoles rechazó el matrimonio homosexual y calificó de “empobrecedor” designar con el mismo término realidades diferentes.

"El matrimonio o es heterosexual o no lo es; designar a una unión homosexual con el nombre de matrimonio es empobrecedor y ocasiona confusión, ya que designa con el mismo término a realidades diferentes” señala el documento avalado por la Conferencia Episcopal mexicana.

“Uno de los peligros del matrimonio homosexual es que los niños puedan cambiar de género”

'Desde la fe', publicación de la Arquidiócesis 

La embestida conservadora se apoya en los resultados del domingo y celebró como una victoria propia el hundimiento del PRI en los ultimos comicios, en los que perdió siete de los 12 Estados en disputa.

El futuro gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco, del conservador Acción Nacional (PAN), calificó de “regalito del cielo” la propuesta de Peña Nieto. Para el obispo de Veracruz, otro de los estados donde fue derrotado el PRI, el “descalabro” electoral fue un voto de castigo de la “gente normal”, dijo Monseñor Gallardo.

Hasta el momento 1.000 organizaciones religiosas, aglutinadas en el Frente Nacional por la familia, y de otras 2.000 iglesias evangélicas, que representan más de diez millones de fieles, se han unido para frenar la propuesta de Peña Nieto. La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) admitió que los sacerdotes tienen la obligación de informar a los feligreses sobre la propuesta del Ejecutivo y sus efectos negativos en la sociedad.

A pesar de que el 82% de la población se dice católico, México mantiene un régimen legal estricto para impedir la participación de la Iglesia en asuntos políticos. Una imposición legal que se ha ido diluyendo tras las sucesivas visitas papales, la última, la de Francisco, hace 10 semanas. “Confío en que la Iglesia no tome partido y que se dedique a lo suyo, la oración y dar paz y tranquilidad a todos”, respondió irónicamente el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, ante la embestida eclesial.

“El matrimonio homosexual ayudó a ganar las elecciones”

Martín Orozco, gobernador electo de Aguascalientes

Por su parte los activistas del Movimiento Arcoiris temen que el tsunami conservador gane el pulso y la iniciativa de Peña Nieto caiga en el olvido ante el poco éxito electoral cosechado.

Más información