Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición de Venezuela se ausenta de la reunión con Zapatero y Unasur

La Mesa de la Unidad Democrática solicitó a última hora diferir la cita sin explicar los motivos

El líder opositor Henrique Capriles discute con agentes de la policía durante una manifestación en Caracas.
El líder opositor Henrique Capriles discute con agentes de la policía durante una manifestación en Caracas. AFP

La oposición de Venezuela no asistió este martes a la reunión de Santo Domingo (República Dominicana) con la terna de expresidentes que, junto a Unasur, buscan una salida consensuada a la profunda crisis del país sudamericano. Un comunicado de la organización indica que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) —la organización que reúne a los partidos contrarios al presidente Nicolás Maduro— solicitó a última hora diferir la cita sin explicar los motivos.

Unasur ha recibido el espaldarazo de toda la comunidad internacional en su tarea de comprometer al Gobierno y la oposición en un diálogo que produzca resultados concretos, pero aún debe superar los recelos mutuos y las posiciones pétreas que están asumiendo los actores. La oposición ha puesto varias condiciones para sentarse a la mesa: la liberación de Leopoldo López, el preso político más emblemático del régimen, y el cese del uso del Tribunal Supremo de Justicia, dominado por el chavismo, para bloquear la iniciativa legislativa del Parlamento están entre ellas.

José Luis Rodríguez Zapatero viajó a República Dominicana tras reunirse con López en la prisión de Ramo Verde. Todo el ruido y los rumores generados después de esa cita —la primera que tiene un expresidente con el dirigente— parecen haberse sumado a las razones esgrimidas por la oposición para dudar de la voluntad del diálogo de su contraparte. “Le dije a Zapatero que el cambio en 2016, por el que tanto hemos luchado, no puede ser intercambiado por nada. El pueblo quiere revocatorio”, se leía en la cuenta de Twitter de López como contraparte a las versiones que señalan que el Gobierno está planteando aligerar el trámite de la consulta a cambio de mantener la prisión de los dirigentes opositores.

Dialogar sin condiciones

El Gobierno, por su parte, sí se presentó en Santo Domingo para reunirse con los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos y el organismo sudamericano. Lo hizo a través de sus representantes Elías Jaua, diputado y exvicepresidente; Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador de Caracas; y la canciller Delcy Rodríguez; e instó a su contraparte a incorporarse a las conversaciones con Unasur. El régimen transmitió que está dispuesto a dialogar sin condiciones.

La oposición intentó nuevamente sin éxito caminar hasta la sede del Consejo Nacional Electoral para demandar el anuncio de la fecha del referendo revocatorio. Justo en el límite entre el municipio Libertador, controlado por el chavismo, y el municipio Baruta, por la oposición, un cordón de la Policía Nacional Bolivariana impidió al gobernador Henrique Capriles seguir su camino. Al intentar traspasarlo la policía arrojó gases y dispersó la no muy numerosa concentración, que intentó caminar por las riberas del río Guaire en su afán de superar los obstáculos. Un militante de Acción Democrática resultó herido y fue internado en una clínica cercana.

La oposición ha decidido mantener la movilización de sus simpatizantes a pesar de que el Consejo Nacional Electoral ha anunciado que este martes comunicará a los representantes de la MUD cómo continuará el largo y pedregoso camino del revocatorio. Al mediodía del martes se informó de que cinco sedes regionales del organismo comicial habían sido desalojadas por amenazas de bomba.