Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México encuentra su primer gran yacimiento de petróleo en agua profunda

El hallazgo de Pemex podría equivaler a un tercio de la actual producción anual de crudo del país

Calderón, con una muestra del crudo hallado en el Golfo de México. Ampliar foto
Calderón, con una muestra del crudo hallado en el Golfo de México. EFE

México ha descubierto su primer gran yacimiento de petróleo en aguas profundas: las del golfo de México, a 180 kilómetros del estado de Tamaulipas (noreste de México) y 39 al sur de las aguas de Estados Unidos. El hallazgo de Petróleos Mexicanos (Pemex) podría equivaler a un tercio de la actual producción anual de crudo del país, según ha anunciado este miércoles el presidente Felipe Calderón.

El yacimiento está 39 kilómetros al sur de las aguas de Estados Unidos

El potencial del yacimiento del pozo Tritón 1, según Calderón, es de entre 250 y 400 millones de barriles de crudo y, cuando se haya llegado al fondo del mismo, podrían alcanzarse los 10.000 millones de barriles al año. De Pemex, el cuarto productor de crudo del mundo, salen actualmente 2,5 millones de barriles por día (en 2006 producía 3,2 millones). En la zona, donde se ha trabajado durante seis años, se había encontrado hasta ahora gas natural, pero no crudo.

"Pemex ha hecho el primer gran hallazgo de petróleo en aguas profundas del golfo de México", ha anunciado en un acto en la residencia oficial de Los Pinos el presidente, que ha señalado que el hallazgo "fortalece aún más" las reservas de hidrocarburos de México, al que el yacimiento permitirá "mantener e incrementar la producción de petróleo en el mediano y en el largo plazo". 

El primer barril de crudo tardará al menos cinco años en ser extraído con robots submarinos

Calderón ha recordado que hace seis años la tasa de reposición de las reservas probadas de Pemex era menor al 50 % y que en diciembre, cuando ceda el sillón presidencial, entregará la empresa con una tasa superior al 100%. 

El primer barril de crudo tardará al menos cinco años en ser extraído con robots submarinos, ha explicado el director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel. El yacimiento está a una profundidad de unos 4.500 metros de la superficie, incluidos los 2.500 metros de tirante de agua y 2.000 más debajo del fondo marino. Con esta profundidad el yacimiento será uno de los diez más hondos de los que hay en el golfo de México, ha explicado Coppel.