‘Esperanza’

El artista David Vimar traslada en su colorido diseño del Oso y el Madroño la confianza y admiración que siente hacia la comunidad científica y el personal sanitario

“Cuando eres padre de dos niños pequeños, luchas para que no pierdan nunca la esperanza en el futuro. Para mí no existe otra alternativa en la vida”. Así entendió David Vimar, de 33 años, la crisis sanitaria que vivimos desde marzo de 2020. Y con esa actitud tan proactiva realizó su obra titulada Esperanza, una de las 40 ganadoras del concurso ¡Muchas Gracias, Madrid!

Para este joven padre, pasar el encierro con sus dos hijos, que por aquel entonces tenían tres y un año, fue lo que de verdad le sirvió de terapia: “El miedo que sentíamos se esfumaba cuando teníamos que jugar con ellos para mantenerles al margen de lo que pasaba. Esa obligación de entretenerles constantemente fue una salvación para mi pareja y para mí”, reconoce.

Su diseño está compuesto por puntos de colores saturados y vivos, que nos representan a cada uno de nosotros. Un color, pura vida, que nos devolvieron los trabajadores esenciales en un momento en el que se cernía una absoluta oscuridad sobre todos. Sintético y expresivo, su trabajo quiere trasladar la idea de que la esperanza y la alegría son valores fundamentales para afrontar mejor un trance como el que hemos padecido: “Cuando tienes hijos pequeños, no te puedes permitir pensar en negativo. Ellos también tienen que aprender la importancia del optimismo en los momentos difíciles, por eso quería que vieran un boceto alegre, vivo y esperanzador”, detalla.

El diseño también es un regalo para todos los profesionales que estuvieron en primera línea cada día: “Gracias a la sanidad pública, la ciencia, la policía, el personal de limpieza y el resto de colectivos pudimos mirar hacia adelante. Solo ellos nos regalaron un futuro, porque el presente era una pesadilla”, comenta este madrileño.

A Vimar le interesan las relaciones humanas y cómo son representadas en el mundo del arte. Hace unos años, llevó a cabo un proyecto junto a las concejalías de Cultura de varias comunidades autónomas que consistía en retratar al personal de enfermería y, de esta forma, dignificar su labor en los centros de salud y hospitales. Aunque finalmente no se realizó, el compromiso por expresar en un lienzo la total entrega de los sanitarios estaba ahí, y el concurso le dio la oportunidad de recuperarlo: “Quise utilizar la misma idea para este reto. Tenía que hacer algo, no quería que nadie olvidara todo lo que ha significado esta gente para nosotros”, insiste.

Y aún va un poco más allá cuando sostiene: “Debería existir un día nacional que recuerde cómo los servicios esenciales estuvieron y siguen estando al pie del cañón. Aunque no les guste que les llamemos héroes, para mí no hay otra forma de describirles”. Ciertamente, todos ellos fueron nuestra esperanza frente a la adversidad.

Banco Santander apoya esta iniciativa

La fuerza de la imagen que transmite la obra de Vimar, cómo los sanitarios llenaron de color los días tan grises del confinamiento, así como los valores que representa, es lo que ha llevado a Banco Santander a sumarse a este proyecto: “2020 fue un año muy difícil para todos los españoles, pero también aprendimos a ser un país solidario. El Grupo Santander se volcó en la lucha contra la pandemia a través de un fondo solidario destinado a cubrir todo tipo de necesidades: equipamiento médico, ropa de protección, equipos para tratar a los pacientes… Todo esto nos ha enseñado que, juntos y unidos como sociedad, podemos afrontar cualquier obstáculo”, resumen desde la entidad. Banco Santander ha decidido ubicar esta estatua en el número 24 del paseo de la Castellana, donde se encuentra la sede principal del banco en la ciudad. 

El símbolo del oso y el madroño de Madrid

¡Muchas Gracias, Madrid! Descubra los 40 diseños ganadores y a sus autores

Pincha aquí

Archivado En