La Autoridad Portuaria de Valencia otorga la nueva terminal pública de pasajeros a Balearia

La plataforma Ciutat-Port denuncia que la adjudicación infringe la legislación ambiental

Un crucero atracado en el puerto de Valencia.
Un crucero atracado en el puerto de Valencia.Monica Torres

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha otorgado, con dos votos en contra, la construcción y explotación de una terminal pública de asajeros a Balearia Eurolineas Marítimas, en la que ambas entidades invertirán unos 100 millones de euros —61,8 millones los aportará el puerto y 37,3 millones— y se ubicarán entre el muelle de Poniente y el muelle Espigón Turia Norte del Puerto de Valencia, ha anunciado este jueves el presidente de la APV, Aurelio Martínez. La concesión, que durará 35 años, ha recibido dos votos en contra en el consejo de administración, ha confirmado su presidente.

La estación estará destinada a atender las líneas regulares de pasajeros nacionales e internacionales, entre los que actualmente ya operan líneas entre Valencia y Baleares y Argelia, -con operativas y espacios separados e independientes-, así como tráfico de cruceros y de carga rodada o “ro-ro” (plataformas o vehículos que acceden a los barcos con sus propios medios). Por ello, dispondrá de cuatro atraques, permitiendo uno de ellos la escala de barcos de hasta 360 metros de eslora y otro muelle de al menos 250 metros de longitud. Se construirá un pantalán central de 215 metros para el atraque de ferris.

Las operativas para tráfico de pasajeros regulares y cruceristas estarán separadas y con espacios diferentes. El objetivo es liderar el tráfico de personas y empresas entre la península y las Islas Baleares, con un compromiso de la futura terminalista valenciana de dar servicio a 370.000 pasajeros el primer año a ferries de líneas regulares y cruceros y hasta 472.000 en el quinto año.

Martínez ha explicado que la APV está finalizando la redacción de los proyectos constructivos, por lo que se prevé el comienzo de ejecución de las obras en aproximadamente 14 meses en el caso del Muelle Perfecto Palacio, 18 meses del Muelle de la Grada. De este modo, se prevé que pueda entrar en funcionamiento en 2025.

“Intentaremos potenciar que haya más cruceros que elijan Valencia como puerto base pero eso no depende exclusivamente de nosotros”, ha señalado Martínez. La Estación Marítima tendrá desde aparcamientos de larga duración hasta alquiler de locales para dar servicio a los pasajeros

El origen del proyecto se remonta a 2017 cuando la Autoridad Portuaria analizó cual era el mejor emplazamiento para la estación martíma de pasajeros y se decidió que el espacio que entonces ocupaba Unión Naval de Valencia por lo que se inició un proceso de rescate de la concesión, que generó dudas por lo que la APV echó marcha atrás y preguntó al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana si se puede declarar preguntó al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) que determinase si existen razones para declarar caducada la concesión o si era adecuado el rescate de los terrenos a cambio de una permuta a favor del grupo del naviero Vicente Boluda. Lo único que se está dilucidando en estos momentos, según la Autoridad Portuaria, es el procedimiento; si es mejor el rescate o la caducidad de la concesión, pero los terrenos están disponibles para la construcción de la terminal.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
La futura terminal pública de pasajeros del puerto de Valencia, que construirá y explotará en concesión Baleària.
La futura terminal pública de pasajeros del puerto de Valencia, que construirá y explotará en concesión Baleària.APV

La consejera de Transición Ecológica, Isaura Navarro, ha mostrado su “desconcierto y preocupación” porque la adjudicación a Baleària de la construcción y explotación de la nueva terminal de pasajeros en el puerto de Valencia “no cuenta con ninguna declaración de impacto ambiental” por parte de su departamento.

Según la plataforma ciudadana Comissió Ciutat-Port, la aprobación de la concesión a Baleària para la construcción de una terminal pública de pasajeros está fuera del ámbito de la Declaración de Impacto Ambiental de 2007 e infringe la vigente legislación ambiental. La adjudicación, según la plataforma ciudadana, “puede constituir un delito de prevaricación, toda vez que se ha omitido el trámite esencial de evaluación ambiental, sin perjuicio de otras eventuales responsabilidades por un posible delito contra los recursos naturales y el medio ambiente”, asegura en un comunicado.

Sobre la firma

C. Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS