Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Las mejores licuadoras portátiles con tamaño mini y conexión USB

Son aparatos que se caracterizan por su tamaño compacto y peso ligero, así como por la comodidad de llevarlos a cualquier parte

Ponemos a prueba las mejores licuadoras portátiles de tamaño mini y con conexión USB.
Ponemos a prueba las mejores licuadoras portátiles de tamaño mini y con conexión USB.

*

Nuestra experta ha elegido el modelo DoubleCare como la mejor licuadora portátil de tamaño mini y con conexión USB por la textura y el sabor de sus zumos, además del sistema de seguridad que equipa.

No es la primera vez que desde EL PAÍS Escaparate analizamos licuadoras, pues anteriormente nos hemos centrado en este tipo de electrodoméstico (extracción lenta y centrifugado) como ayuda a la dieta saludable. También para mantener una buena hidratación gracias a la posibilidad de disfrutar de zumos de frutas y verduras naturales.

En este sentido, la imagen que se tiene de cualquier licuadora es la de un aparato al que se le reserva un hueco en la cocina y que solo se saca del armario cuando se va a utilizar. ¿Imaginas poder llevarla cómodamente en el bolso o la mochila y utilizarla allá donde vayas? Es posible gracias a las licuadoras portátiles USB o mini licuadoras.

¿Cómo utilizar una licuadora portátil?

El uso de estos pequeños aparatos electrodomésticos es muy sencillo. Incorporan una batería que se recarga a través de USB y que, en función de su amperaje, proporcionan un número determinado de usos hasta que haya que recargarla de nuevo. Así, lista la batería, el siguiente paso es coger las frutas y verduras para elaborar el zumo.

Es importante quitarles la piel y cortarlas en trozos pequeños (las cuchillas de estas mini licuadoras no son comparables a las de sus hermanas mayores), además de no llenar el vaso hasta arriba; mejor dejar un pequeño hueco. Del mismo modo, es aconsejable mezclar estos trozos con un poco de agua o de leche.

A continuación, bastará con pulsar dos veces el botón de encendido y agitar la licuadora portátil USB mientras el proceso está en marcha. En apenas un minuto, el zumo estará listo.

¿Qué mini licuadoras portátiles USB hemos elegido?

La siguiente selección de licuadoras portátiles con tamaño mini está formada por los modelos DoubleCare (8,75), Powergiant (7,25) y Lahuko (8,25), todos disponibles en la plataforma Amazon. Han recibido una valoración media final y, para ello, se han analizado los siguientes criterios:

- Materiales: cómo es la construcción, acabados y calidades del producto (incluidas las cuchillas) para garantizar su durabilidad.

- Limpieza: también es importante, sobre todo porque lo ideal es que se pueda desprender la suciedad acumulada de forma sencilla. Todos los modelos se han lavado a mano porque sus piezas no son aptas para el lavavajillas.

- Zumo: ¿cómo es la textura del zumo? ¿Y su sabor?

- Rendimiento: es un compendio de las anteriores, a las que además hemos añadido el nivel de ruido (lo ideal es no molestar a la gente de alrededor). La capacidad de cada batería y la presencia o no de alguna medida de seguridad como característica adicional a sus prestaciones. También la potencia ofrecida.

Comparativa de licuadoras portátiles USB: así las hemos probado

Plátanos, tomates, peras, melón o sandía —todos ellos con una textura blanda— han sido los alimentos principales con los que hemos probado cada una de estas cuatro licuadoras recargables. Así, durante las pruebas, hemos comprobado cómo funcionan y trabajan, y el tipo de textura que ofrecen.

Además, hemos comprobado el tiempo de carga de sus baterías USB y si los vasos donde depositamos los alimentos se limpian fácilmente después de utilizarlos. Las pruebas han durado dos semanas.

La licuadora portátil USB DoubleCare ha obtenido la valoración más alta con 8,75 puntos. Los zumos que puedes preparar con ellas nos parecen los mejores, tanto por sabor como por textura. Además, incorpora un sistema especial que a la hora de limpiar las cuchillas se agradece para evitar desagradables sorpresas como, por ejemplo, que se activen por error.

Licuadora portátil USB DoubleCare

Como está disponible en varios colores (dos tipos de morado, además del rosa, el verde y el azul), el usuario puede escoger la tonalidad que más le guste. Mientras, y en lo que respecta a los materiales de construcción, predomina el plástico: su calidad se percibe buena y transmite sensación de resistencia. La base muestra, por su parte, una óptima adherencia gracias a los puntos de apoyo que ha añadido el fabricante.

*

FICHA TÉCNICA

 

Capacidad del vaso: 380 ml.

Batería: 2.000 mAh.

Dimensiones: 240 x 80 x 80 mm.

Peso: 480 gramos.

Otros: fabricación en plástico, cuchillas de acero inoxidable, interruptor de detección magnético, cable de carga micro USB, colador, recetario, cepillo de limpieza.

Como ocurre con la licuadora portátil USB de Lahuko, el puerto de carga USB (la batería posee una capacidad de 2.000 mAh) se sitúa debajo del botón de encendido y apagado que cuenta, además, con un indicador de estado LED en azul que informa acerca de su funcionamiento. Tampoco falta el asa, elemento que suele ser habitual en este tipo de licuadoras recargables, que sobresale de la tapa y que facilita su transporte si queremos llevarla en la mano y no en el bolso o la mochila.

La capacidad del vaso es de 380 ml y en la parte superior, antes de colocar la tapa y encenderla para que funcione, podemos colocar el colador que se ha incluido. Resulta muy práctico si, por ejemplo, en vez de beber directamente del vaso vertemos el jugo en otro: de este modo, evitamos que si ha quedado algún resto de alimento lo mezclemos con la bebida. En nuestras pruebas, ocurrió un par de veces. Aun así, quedas satisfecho con la experiencia porque proporciona un buen licuado.

Para mayor seguridad en las tareas de limpieza, si separamos el vaso de la base donde se alojan las cuchillas, estas nunca podrán activarse. Se debe a que la licuadora portátil USB DoubleCare ha sido provista de un sistema magnético por el cual solo funciona cuando ajustamos el imán que incorpora y lo hacemos coincidir con el botón de encendido.

Nuestra elección y la de mejor relación calidad-precio

Esta licuadora portátil tiene bien reforzado sus funciones de seguridad. Por una parte, la base dispone de una serie de puntos de apoyo que la hacen más estable y, por otra, las cuchillas no pueden activarse al limpiarlas gracias a su sistema magnético.

*

Lo mejor: el sistema de seguridad incorporado en las aspas y la textura del zumo

Lo peor: capacidad de la batería (2.000 mAH) mejorable

Conclusiones: aunque la capacidad de su batería se queda algo justa, esta mini licuadora ofrece unos zumos con una textura y sabor muy agradables. Se agradece el sistema de seguridad que evita que sus cuchillas se activen por error.

Licuadora portátil USB Lahuko

El acceso al puerto de carga USB de esta licuadora recargable resulta muy práctico al situarse debajo del botón de encendido. Su amperaje es de 4.000 mAh. Mientras, su diseño sigue la estela de sus oponentes resultando ser un electrodoméstico ligero que ocupa poco espacio. El vaso, que es de plástico, tiene una capacidad de 380 ml. Todas las piezas ofrecen un encaje perfecto.

Hay que pulsar el botón de encendido dos veces seguidas para que empiece a funcionar (se pone en azul) mientras la agitas. Aunque esta licuadora portátil cumple con su propósito, tarda en ponerse en marcha porque el botón de encendido no siempre responde a la primera.

Una característica importante es que el fabricante ha desarrollado un sistema de seguridad que hace que las cuchillas no se activen de manera involuntaria si por error pulsamos este control de encendido cuando las limpiamos a mano (se incluye para ello una esponja).

Aunque la licuadora portátil USB Lahuko posee un sistema de limpieza propio que tarda en completarse unos 45 segundos —hay que echar agua en el interior del vaso y hacer doble clic en el control de encendido—, conviene luego utilizar esta esponja para eliminar completamente toda la suciedad.

La alternativa

Esta licuadora portátil, de 380 ml de tamaño, equipa una función de autolimpieza: este sistema hace que el aparato se limpie en menos de un minuto con solo haber accionado el control de encendido y tras verter agua en su interior.

Licuadora portátil USB Powergiant

Su diseño difiere ligeramente del resto de propuestas. Además, al reducir su tamaño unos centímetros, esto afecta a la capacidad del vaso que es de 300 ml. En su interior, encontramos solo dos cuchillas de acero inoxidable (no seis como el resto) que son las encargadas de licuar los alimentos. Para ello, hay que pulsar el botón situado encima de la tapa, control que se retroilumina cuando entra en acción el electrodoméstico.

Su rendimiento es mejor de lo esperado porque al incluir únicamente dos cuchillas no esperábamos un licuado como el que proporciona. Aun así, sus adversarias logran una valoración más alta en este apartado.

No solo incorpora el vaso de menor capacidad, sino también una batería de menor amperaje, 1.400 mAh, lo que afecta a su autonomía. Mientras, el puerto de carga (el cable micro USB se incluye de serie) se sitúa en uno de los laterales de la tapa superior.

Es el único accesorio que incorpora la licuadora portátil USB Powergiant, pues no cuenta con el cepillo de limpieza que sí trae el resto. La suciedad se elimina bastante bien. Por último, comentar que los acabados del producto son correctos y que predomina el plástico.

La más económica

Pese a que dispone de 300 ml de tamaño y a equipar solo dos cuchillas, el rendimiento de esta licuadora portátil es óptimo.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 5 de septiembre de 2021.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS