ESPECIAL PUBLICIDAD

Cinco rutas para el primer verano con un coche ‘verde’

Propuestas de viajes de montaña, playa y naturaleza para disfrutar de las cinco tecnologías eléctricas de Hyundai: híbrida, híbrida 48V, 100% eléctrica, híbrida enchufable y con pila de hidrógeno. Nunca devorar kilómetros fue tan responsable y tan satisfactorio

La gama eléctrica de Hyundai es perfecta para disfrutar recorrido, sea cual sea el destino. Sus modelos se adaptan a todas las necesidades de los diferentes perfiles de usuario.
La gama eléctrica de Hyundai es perfecta para disfrutar recorrido, sea cual sea el destino. Sus modelos se adaptan a todas las necesidades de los diferentes perfiles de usuario.

Con el carburante convencional por las nubes, se impone el vehículo con otras propulsiones. Para los que ya han decidido cambiar de registro, estas cinco rutas adecuadas a cada tipo de mecánica. Tarde o temprano el conductor hablará de enchufes como antes hablaba de depósitos o litros. De momento, hablemos de destinos.

De San Sebastián al occidente asturiano

Nada hay más apropiado para iniciar una ruta familiar que la elegante playa de la Concha, en San Sebastián. Un paseo idóneo para relajarse al aire libre, para mirar y ser visto (como reza la tradición) antes de disfrutar de la gastronomía de su Casco Viejo. Siguiendo por la costa guipuzcoana hacia el oeste, son muchas las paradas sugerentes para inmortalizar el viaje en un selfie y para subir los pintxos a Instagram. Cuesta decidir entre la señorial Zarauz o los puertos de Getaria o Zumaia para degustar un buen pescado antes de adentrarse en Cantabria, una comunidad autónoma con montaña y mar para elegir. Por supuesto, es imprescindible visitar las cuevas prehistóricas de Altamira y la ciudad de Comillas, en la que el arquitecto Gaudí puso su sello modernista, y reservar un día para conocer el valle de Liébana y los rincones de la villa Potes antes de probar el teleférico de Fuente Dé, en los Picos de Europa.

El mirador de Fuente Dé, en la parte cántabra del macizo de Picos de Europa, se asoma desde 1.823 metros de altitud. Un histórico teleférico sube al viajero en apenas cuatro minutos.
El mirador de Fuente Dé, en la parte cántabra del macizo de Picos de Europa, se asoma desde 1.823 metros de altitud. Un histórico teleférico sube al viajero en apenas cuatro minutos.Getty Images/iStock

No importan las distancias con el Hyundai SANTA FE híbrido eléctrico. Derrocha comodidad, al disponer de siete plazas y contar con una protección óptima para viajar con niños. Su suspensión y amortiguación permiten seguir recorriendo el macizo montañoso en su vertiente asturiana. Los Lagos de Covadonga, Cangas de Onís... En algún momento hay que parar para calzarse las zapatillas y dar rienda suelta al senderismo. De vuelta al litoral, de Llanes (si el mar está bravo, es imprescindible acercarse a los Bufones de Pría) a Luarca o Cudillero son muchas las playas vírgenes en las que se puede montar el campamento, como la playa de la Concha de Artedo o la del Silencio, una cala de aguas cristalinas. Si se prefiere, se puede conocer el histórico puerto pesquero que rezuma a mar, donde disfrutar de una buena merluza, acompañada de las célebres galletas Suspiros de Cudillero que, según la leyenda, hacen suspirar al probarlas. Queda una jornada para Gijón y otra para Avilés y Oviedo, con su cultura, sus calles típicas y sus sidrerías. El nuevo motor del SANTA FE permite alternar entre el motor eléctrico y el motor convencional, utilizando ambos al mismo tiempo si es necesario, para solventar los distintos terrenos con la mejor eficiencia en la conducción.


  • Tecnología: Híbrida eléctrica. 

  • Vehículo: Hyundai SANTA FE. El SUV más grande, dispone de 7 plazas de serie. Muy potente, adecuado para viajes largos por su comodidad. 

  • Ruta: Cantábrica, desde el País Vasco hasta el occidente de Asturias. Playas espectaculares y envidiable gastronomía.

  • Recorrido estimado: 550 km.

  • Ideal para: familias numerosas o grupos de amigos.

Camino Natural senda del Duero

El río Duero resulta vital para la mitad noroeste de la península Ibérica desde que hay presencia humana. No solo por el aporte fluvial, el más caudaloso de España, sino por los paisajes, la gastronomía y la cultura que han brotado en su entorno durante siglos. Nace en los Pico Urbión (Soria), cerca de la legendaria Laguna Negra, y pone rumbo al Atlántico pasando por las provincias de Burgos, Valladolid, Zamora y Salamanca, antes de adentrarse en Portugal. Seguir la senda del Duero es una lección de historia en la que no es fácil decidir las paradas. Desde la salida, hay pueblos de Soria que trasladan al viajero a la Edad Media con sus casas de barro, piedra y paja, como Calatañazor o San Esteban de Gormaz (declarada conjunto histórico-artístico y primera manifestación seria de la D.O. vitivinícola Ribera del Duero), desde donde también parten la Ruta de la lana o el Camino del Cid. Vale la pena recompensar el esfuerzo y recargar energías en la provincia de Burgos. Es complicado resistirse a la tentación de comer uno de los famosos lechazos en Aranda del Duero y alrededores, ya en el corazón de la D.O. El asado se elabora en cazuelas de barro, en hornos de leña y servido con la carne exterior crujiente

Calatañazor, a 32 kilómetros de Soria, es un atractivo pueblo medieval. Sus 50 habitantes se han acostumbrado a los visitantes que patean su trazado.
Calatañazor, a 32 kilómetros de Soria, es un atractivo pueblo medieval. Sus 50 habitantes se han acostumbrado a los visitantes que patean su trazado.Getty Images/iStock

De camino a Valladolid, es parada obligada Peñafiel, que une tres elementos bien castellanos: el castillo, la gastronomía y el vino. Guste o no la tauromaquia, la plaza del Coso supone un ejercicio de evocación. Pero si se prefiere naturaleza, hay que destacar la Reserva Natural Riberas de Castronuño-Vega del Duero. Es el pulmón verde de la provincia de Valladolid, que abarca 8.240 hectáreas y destaca por las vistas panorámicas y la variedad de aves singulares de gran valor como la garza imperial, el aguilucho lagunero o el martinete. También es recomendable una visita al casco viejo pucelano, algo más que posible con el TUCSON híbrido enchufable. Su etiqueta CERO permite acceder a las zonas de bajas emisiones. Tampoco importa el terreno: el motor eléctrico alimentado por la batería funciona junto al motor de gasolina para reducir el consumo de combustible y las emisiones, lo que permite seguir recorriendo las provincias de Zamora y Salamanca, en la zona fronteriza con Portugal. En este tramo, el Duero ha horadado unos inigualables cañones de rocas graníticas, conocidos como Arribes, arribas o arribanzos.


  • Tecnología: Híbrida enchufable. 

  • Modelo: TUCSON híbrido enchufable. La gran alianza entre la carretera y el espíritu urbano. El todoterreno que no contamina y luce la etiqueta CERO.

  • Ruta del vino: Camino Natural Senda del Duero.

  • Recorrido estimado: 400 km (750 km, hasta Oporto), mezclando carretera y circuito urbano (pasa por la zona de bajas emisiones de Valladolid). 

  • Ideal para: familias que disfrutan del viaje y conductores sensibles a las zonas de bajas emisiones.

De Doñana a las playas de Cádiz

Recorrer el suroeste de Andalucía es hablar de luz, de su reflejo en los inmensos arenales y en las frescas aguas del océano durante (casi) todo el año. El viaje empieza en Mazagón, en la Torre del Río de Oro, un enclave de defensa ante los piratas en el siglo XVII, plagado de leyendas, que ahora se ha disfruta en una playa extensa con una puesta de sol única. Siguiendo el litoral, hacia el sur, el Parque Nacional de Doñana merece un día completo, para descubrir sus tres tipos de ecosistemas: marismas, matorrales mediterráneos y dunas. Son multitud las excursiones que se pueden hacer para descubrir la fauna y la flora del lugar desde recorridos en todoterreno (no está permitido el vehículo propio), kayak o senderismo. Si el calor lo permite hay que acercarse a la Aldea del Rocío o Matalascañas, donde hay que preparar bien el paladar para disfrutar de unas gambas mientras se degusta algún vino con denominación de origen.

A la playa de Caños de Meca (Cádiz), paraíso jipi en otros tiempos, se accede por una pasarela de madera. El faro del cabo de Trafalgar escolta la bahía.
A la playa de Caños de Meca (Cádiz), paraíso jipi en otros tiempos, se accede por una pasarela de madera. El faro del cabo de Trafalgar escolta la bahía.Getty Images/iStock

Continúa la ruta sin necesidad de que el conductor piense en el repostaje, ya que, aunque el KONA 100% eléctrico cuente con una autonomía de hasta 484 km, en este recorrido hay multitud de postes de recarga. Además, el vehículo muestra información en tiempo real sobre estaciones de carga, tipos de conectores y disponibilidad, gracias a los últimos servicios de conectividad. Algunos de esos puntos se encuentran en los 19 pueblos blancos de Cádiz, que merecen una incursión: Arcos de la Frontera, Grazalema, Ubrique, Zahara de la Sierra... Cada uno cuenta con una singularidad: castillos con siglos de historia, casas de tejados rojos, callejones encalados y acantilados. De vuelta a la carretera, en dirección al océano Atlántico gaditano hay un sinfín de playas kilométricas como el Palmar, los Caños de Meca o la Playa de los Alemanes, en las que practicar actividades como surf y submarinismo, o simplemente tumbarse sin gente alrededor y disfrutar del buen tiempo, mientras se degusta del atún rojo en cualquier localidad pesquera, como Zahara de los Atunes.


  • Tecnología: 100% eléctrica.

  • Modelo: KONA. La mejor forma de acabar con un falso mito: con coche eléctrico se pueden hacer viajes fuera de la ciudad. Planificación y ahorro.

  • Ruta por la costa andaluza: de Huelva al Estrecho, pespunteando la costa de Cádiz. Coste de mantenimiento más barato al no tener motor de combustión.

  • Recorrido: 360 km.

  • Ideal para: parejas con dos hijos o dos parejas de amigos.

La riqueza cultural y gastronómica entre Madrid y Santiago

La ruta de Madrid a Santiago es una larga peregrinación por Segovia, Ávila, Valladolid, Zamora, León, Lugo y Pontevedra. Elegir las paradas es complicado, pero conviene dejarse llevar al olor de la cultura y la naturaleza. A solo 220 km de Madrid una muralla del siglo XIV esconde Urueña, la Villa del Libro, también conocida como el pueblo de la música. En sus calles hay 12 librerías y dos museos con sonoridad propia: el de Música Luis Delgado y la casona de la Mayorazga, con una de las colecciones españolas más importantes de música popular (instrumentos típicos de Castilla y León, romances de los siglos XIX y XX y grabados de trajes populares, entre otras joyas). La A-6 conduce la ruta a las Lagunas de Villafáfila, en Zamora. En plena llanura de Tierra de Campos, las tres concentraciones de agua piden desempolvar los prismáticos para avistar avutardas, ortegas y alcaravanes, entre otras aves.

En verano es más que agradable pasear por el perímetro de la Muralla romana de Lugo. Dos kilómetros acertadamente restaurados.
En verano es más que agradable pasear por el perímetro de la Muralla romana de Lugo. Dos kilómetros acertadamente restaurados.Getty Images/iStock

Para esta dualidad entre naturaleza y ciudad, es excelente el sistema de hibridación ligera de 48 V del BAYON, que da soporte al motor de combustión para ahorrar combustible y reducir las emisiones. Además, su etiqueta ECO permite adentrarse en ciudades con zonas de bajas emisiones (como en León, en este caso) sin ninguna preocupación. En esta provincia los amantes del buen comer no tienen excusa, más allá de la cecina y el botillo. Astorga, capital de la comarca de la Maragatería y un catálogo de estilos arquitectónicos, esconde una delicia gastronómica: el cocido maragato. La degustación de sus vuelcos es justo al revés que el cocido madrileño: se empieza por las carnes, se continúa con los garbanzos y las verduras y, por último, la sopa de fideos con el sustancioso caldo. Según el dicho de la zona, “de sobrar, que sobre la sopa". Ya en territorio gallego, se puede hacer una pequeña parada en Lugo, para circunvalar los más de dos kilómetros de su muralla romana, acertadamente restaurada. El punto final de la ruta lo pone el viajero (imposible sugerir destino, ante tantos alicientes): pero antes de llegar a Santiago sería imperdonable no parar en A Coruña, en constante ebullición cultural. Museos, Aquarium Finisterrae y el paseo marítimo que acaba en el faro romano del fin del mundo (la Torre de Hércules) son solo sugerencias.


  • Tecnología: Híbrida 48V.

  • Modelo: BAYON. Ideal para la ciudad, por su tamaño, es un gran devorador de kilómetros. El sistema de 48V es una alternativa eficiente para reducir de forma decisiva las emisiones de CO₂. 

  • Ruta: de Madrid a Santiago.

  • Recorrido: 615 km.

  • Ideal para: parejas jóvenes sin hijos.

El Albacete acuático

A pesar de que el imaginario vincula La Mancha a la aridez, hablar de Albacete es decir naturaleza. Una sorpresa constante, con el agua como protagonista. El Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera, según la tradición, tomó su nombre del sonido de las aguas del alto Guadiana, cuando se precipitan en cascada, de laguna en laguna. Un paisaje hídrico en el que recorrer las 15 lagunas, con grandes saltos de agua algunos meses del año. Poco más abajo de la última laguna, el río desaparece para hacerse subterráneo y volver a aparecer 60 kilómetros más abajo, en los Ojos del Guadiana. La Laguna del Rey, Laguna Colgada o la cascada del Hundimiento son algunos de los parajes más impactantes para inmortalizar en una fotografía. El acceso solo se completa en coche, y el modelo NEXO de Hyundai con pila de hidrógeno es la elección perfecta: su motor solo emite emisiones de agua, al tiempo que filtra y purifica el aire al conducir.

El Parque Natural de los Calares del río Mundo es conocido como el "nacimiento" del río. Está cerca de Riópar (Albacete).
El Parque Natural de los Calares del río Mundo es conocido como el "nacimiento" del río. Está cerca de Riópar (Albacete).Getty Images/iStock

En el recorrido se pueden visitar distintas cuevas, como la Quebrada del Toro o la de Montesinos, una cavidad cárstica de unos 80 metros de profundidad, habitada por murciélagos. Cuentan que Miguel de Cervantes situó ahí abajo el famoso encantamiento del mago Merlín. Para descansar de la jornada y reponer fuerzas, no hay nada mejor que disfrutar de unas migas manchegas con chorizo y panceta. El viaje continúa hacia el nacimiento del río Mundo, en el corazón del Parque Natural de los Calares Río Mundo y de la Sima. Este paraje natural ofrece bosques de pinos, robles y avellanos, y el inicio de un río que se abre camino entre espectaculares cascadas. Para admirar este salto de agua en su máximo esplendor, hay que esperar hasta que se produzca el fenómeno conocido como el reventón. En contadas ocasiones al año se origina una explosión inusitada de agua. Se puede dedicar otra jornada a recorrer los pueblos de Alcaraz, Ayna, Molinicos o Yeste (algunos de ellos inmortalizados en la película Amanece que no es poco) en los alrededores de las sierras de Alcaraz y del Segura, donde degustar el tradicional arroz con conejo. El modelo NEXO dispone del mayor rendimiento, ya que con un tiempo de recarga de apenas cinco minutos consigue una autonomía de 666 kilómetros.


  • Tecnología: Pila de Hidrógeno.

  • Modelo: NEXO. Repostaje rápido y purifica el aire alrededor.

  • Ruta: circular por la provincia de Albacete, para controlar la recarga. Albacete acuático: Capital->Nacimiento del río Mundo->El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera->Albacete.

  • Recorrido estimado: 400 km.

* Garantía y compromiso para el viaje

Junto con Endesa, Hyundai regala e instala gratuitamente un punto de recarga para el coche eléctrico o híbrido enchufable, que incluye una garantía de tres años. Además, ofrece un vehículo de préstamo gratuito, si se necesita una autonomía mayor; compromiso de devolución, y un seguro ECO.

Normas

Archivado En