Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por José Manuel Abad
Una ‘torre infiel’ para las fiestas de Lavapiés
Nuevo Mundo

Una ‘torre infiel’ para las fiestas de Lavapiés

15 fotos

Imágenes de las romerías y verbenas que Madrid cambió o dejó de celebrar

  • Una 'torre infiel' para Lavapiés. La verbena de San Lorenzo, celebrada en la segunda semana de agosto, se volvió especialmente divertida en 1889, el año de la Exposición Universal de París en la que se inauguró la torre Eiffel. Vecinos y comerciantes de la calle Ave María financiaron una réplica en madera y tela de la famosa construcción parisina, que los residentes del barrio no tardaron en rebautizar con sorna como "la torre infiel".
    1Una 'torre infiel' para Lavapiés. La verbena de San Lorenzo, celebrada en la segunda semana de agosto, se volvió especialmente divertida en 1889, el año de la Exposición Universal de París en la que se inauguró la torre Eiffel. Vecinos y comerciantes de la calle Ave María financiaron una réplica en madera y tela de la famosa construcción parisina, que los residentes del barrio no tardaron en rebautizar con sorna como "la torre infiel".
  • Romería de San Isidro de 1908, una de las que todavía se celebran hoy. En el pasado quedaron otras, como las de San Juan, San Pedro, San Joaquín y Santa Ana, y La Magdalena.
    2Romería de San Isidro de 1908, una de las que todavía se celebran hoy. En el pasado quedaron otras, como las de San Juan, San Pedro, San Joaquín y Santa Ana, y La Magdalena. Nuevo Mundo
  • Salida de las reinas de la Mi-Carême del Museo del Prado. En 1908, una delegación procedente de París de 'reinas de la Mi-Carême', una festividad para aliviar la penitencia de la Cuaresma, visitó San Sebastián y Madrid, donde fueron recibidas por una multitud. La fiesta no cuajó entre los madrileños.
    3Salida de las reinas de la Mi-Carême del Museo del Prado. En 1908, una delegación procedente de París de 'reinas de la Mi-Carême', una festividad para aliviar la penitencia de la Cuaresma, visitó San Sebastián y Madrid, donde fueron recibidas por una multitud. La fiesta no cuajó entre los madrileños. Nuevo Mundo
  • Curiosa fiesta taurina. Dos actores ataviados como los héroes de la Independencia Daoíz y Velarde esperan la salida de los toros terceros y cuarto en la becerrada de los empleados del tranvía, celebrada el día 23 de abril de 1908. Foto de Coca para la revista 'Nuevo Mundo'.
    4Curiosa fiesta taurina. Dos actores ataviados como los héroes de la Independencia Daoíz y Velarde esperan la salida de los toros terceros y cuarto en la becerrada de los empleados del tranvía, celebrada el día 23 de abril de 1908. Foto de Coca para la revista 'Nuevo Mundo'. Nuevo Mundo
  • La romería de la Cara de Dios el Viernes Santo de 1908. La fiesta, muy antigua, se celebraba en la zona de la actual calle Princesa, hasta que se suspendió por el Ayuntamiento en la década de 1910. Así la describe la revista de la época 'Nuevo Mundo': "En tiempo de los Felipes, era la piedad religiosa la que inspiraba estas romerías. Hoy la fiesta es en el fondo un quebrantamiento del precepto del ayuno y del recogimiento que en aquel día prescribe la Iglesia. El misticismo antiguo ha hecho lugar a la alegría mundana. Hoy a la Cara de Dios se va ante todo a ver mujeres bonitas y mantones de Manila, dos cosas que, desgraciadamente para la estética, no siempre se encuentran juntas". Foto de Campúa.
    5La romería de la Cara de Dios el Viernes Santo de 1908. La fiesta, muy antigua, se celebraba en la zona de la actual calle Princesa, hasta que se suspendió por el Ayuntamiento en la década de 1910. Así la describe la revista de la época 'Nuevo Mundo': "En tiempo de los Felipes, era la piedad religiosa la que inspiraba estas romerías. Hoy la fiesta es en el fondo un quebrantamiento del precepto del ayuno y del recogimiento que en aquel día prescribe la Iglesia. El misticismo antiguo ha hecho lugar a la alegría mundana. Hoy a la Cara de Dios se va ante todo a ver mujeres bonitas y mantones de Manila, dos cosas que, desgraciadamente para la estética, no siempre se encuentran juntas". Foto de Campúa.
  • Las batallas florales eran unas cabalgatas de carrozas donde las mujeres de la alta sociedad iban tirando flores a los viandantes. Las más conocidas fueron las que se celebraron con motivo de la boda de Alfonso XIII en 1906.
    6Las batallas florales eran unas cabalgatas de carrozas donde las mujeres de la alta sociedad iban tirando flores a los viandantes. Las más conocidas fueron las que se celebraron con motivo de la boda de Alfonso XIII en 1906.
  • Romería de la Cara de Dios de 1910. “Se llamaba popularmente la iglesia de la Cara de Dios porque albergaba un lienzo tosco de la Santa Faz”, describe el historiador José Miguel Muñoz de la Nava, del Museo de Historia de Madrid. Dejó de celebrarse cuando lo dispuso en 1918 el alcalde, Francos Rodríguez, pero se transformó en la verbena de San Fernando o de la Princesa, que cada 30 de mayo se festejaba cerca de Moncloa. Foto de Villaseca para 'Nuevo Mundo'.
    7Romería de la Cara de Dios de 1910. “Se llamaba popularmente la iglesia de la Cara de Dios porque albergaba un lienzo tosco de la Santa Faz”, describe el historiador José Miguel Muñoz de la Nava, del Museo de Historia de Madrid. Dejó de celebrarse cuando lo dispuso en 1918 el alcalde, Francos Rodríguez, pero se transformó en la verbena de San Fernando o de la Princesa, que cada 30 de mayo se festejaba cerca de Moncloa. Foto de Villaseca para 'Nuevo Mundo'.
  • Tarasca de 1706. Una figura esencial de la parte profana del Corpus Christi era la Tarasca, una carroza con la figura de un animal mitológico cabalgado por la de una mujer. “Cada vez se hicieron más sofisticadas, con autómatas, fuegos artificiales… muchos madrileños iban a verla”, comenta Muñoz de la Nava, hasta que Carlos III las prohibió por considerarlas más profanas que religiosas. En Granada siguen procesionando en la actualidad.
    8Tarasca de 1706. Una figura esencial de la parte profana del Corpus Christi era la Tarasca, una carroza con la figura de un animal mitológico cabalgado por la de una mujer. “Cada vez se hicieron más sofisticadas, con autómatas, fuegos artificiales… muchos madrileños iban a verla”, comenta Muñoz de la Nava, hasta que Carlos III las prohibió por considerarlas más profanas que religiosas. En Granada siguen procesionando en la actualidad.
  • Reina francesa de la Mi-Carême en su visita a España en 1908.
    9Reina francesa de la Mi-Carême en su visita a España en 1908.
  • Romería de la Cara de Dios en 1904.
    10Romería de la Cara de Dios en 1904.
  • Desfile de gigantes y cabezudos durante una verbena veraniega de la Paloma, en torno a 1920.
    11Desfile de gigantes y cabezudos durante una verbena veraniega de la Paloma, en torno a 1920.
  • Atracciones de la verbena de San Lorenzo de 1889, entre las que destaca la 'torre infiel', burla de los vecinos de Lavapiés a la recién inaugurada Torre Eiffel de París.
    12Atracciones de la verbena de San Lorenzo de 1889, entre las que destaca la 'torre infiel', burla de los vecinos de Lavapiés a la recién inaugurada Torre Eiffel de París.
  • Verbena en la pradera de San Isidro, en torno a 1920. Fotografía atribuida a Manuel Amuriza López.
    13Verbena en la pradera de San Isidro, en torno a 1920. Fotografía atribuida a Manuel Amuriza López. Museo de Historia de Madrid
  • La pradera de San Isidro en la verbena de 1929.
    14La pradera de San Isidro en la verbena de 1929.
  • Pintura que muestra la ermita Virgen del Puerto y los romeros, muchos de ellos asturianos, que celebraban bailes junto al Manzanares. Su origen esta en la construcción de la ermita en 1717 y 1718 dedicada a la Virgen de la ciudad de Plasencia de donde era originario el Marqués de Vadillo, que solicitó los servicios de Pedro de Ribera para su construcción. Se trajo una talla de la ciudad extremeña que pronto tuvo gran devoción. Tenía lugar a principios de septiembre, que es cuando se conmemoraba la llegada de la talla a la ermita. Las festividades que acompañaban a esta romería dieron lugar a las fiestas de la melonera, denominadas así por los puestos de melones y sandías que se instalaban. Se celebró desde 1718 hasta la Guerra Civil, cuando toda la zona, incluida la ermita quedó destruida. Las celebraciones se trasladaron a la zona de Arganzuela, pero decayeron, y no se recuperaron hasta la Transición, cuando se les dio un nuevo empuje, pero siendo entonces las fiestas de la Melonera, sin nada que ver con la romería original.
    15Pintura que muestra la ermita Virgen del Puerto y los romeros, muchos de ellos asturianos, que celebraban bailes junto al Manzanares. Su origen esta en la construcción de la ermita en 1717 y 1718 dedicada a la Virgen de la ciudad de Plasencia de donde era originario el Marqués de Vadillo, que solicitó los servicios de Pedro de Ribera para su construcción. Se trajo una talla de la ciudad extremeña que pronto tuvo gran devoción. Tenía lugar a principios de septiembre, que es cuando se conmemoraba la llegada de la talla a la ermita. Las festividades que acompañaban a esta romería dieron lugar a las fiestas de la melonera, denominadas así por los puestos de melones y sandías que se instalaban. Se celebró desde 1718 hasta la Guerra Civil, cuando toda la zona, incluida la ermita quedó destruida. Las celebraciones se trasladaron a la zona de Arganzuela, pero decayeron, y no se recuperaron hasta la Transición, cuando se les dio un nuevo empuje, pero siendo entonces las fiestas de la Melonera, sin nada que ver con la romería original.