Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las 17 puertas de garajes que compiten con la catedral de Salamanca

Las 17 puertas de garajes que compiten con la catedral de Salamanca

19 fotos

¿Puede un garaje de coches o un almacén convertirse en un lienzo o en un museo al aire libre? La asociación vecinal ZOES del salmantino Barrio del Oeste organiza Galería Urbana, una iniciativa que convoca a artistas urbanos y estudiantes de Bellas Artes para que decoren estos espacios. Un espectáculo en 17 escenarios

  • Paco Hidalgo, residente del barrio del Oeste (Salamanca), formó parte de la asociación vecinal ZOES en los ochenta. “Organizábamos partidos de futbito. Entonces había calles de tierra”, recuerda. El asfaltado de las vías y los problemas de suministro de agua explican el nacimiento de ZOES en 1977. “Ahora vienen guías turísticos con grupos de extranjeros. El cambio ha sido espectacular”. La transformación se debe a Galería Urbana, una iniciativa organizada por la asociación en la que artistas urbanos y estudiantes de Bellas Artes llegados de varias partes de España decoran los garajes de los vecinos. Entre el 25 y el 27 del pasado abril se celebró la VIII edición. Hidalgo (en la imagen) comenta la evolución de la vidriera que adornará su cochera con las tres veinteañeras que la han diseñado. Andrea Alonso, Sarah Espinosa y Alba Velázquez, amigas de la universidad, tienen todo pagado en el bar de al lado. Es del primo del propietario del garaje.
    1La vidriera que no deja ver los coches Paco Hidalgo, residente del barrio del Oeste (Salamanca), formó parte de la asociación vecinal ZOES en los ochenta. “Organizábamos partidos de futbito. Entonces había calles de tierra”, recuerda. El asfaltado de las vías y los problemas de suministro de agua explican el nacimiento de ZOES en 1977. “Ahora vienen guías turísticos con grupos de extranjeros. El cambio ha sido espectacular”. La transformación se debe a Galería Urbana, una iniciativa organizada por la asociación en la que artistas urbanos y estudiantes de Bellas Artes llegados de varias partes de España decoran los garajes de los vecinos. Entre el 25 y el 27 del pasado abril se celebró la VIII edición. Hidalgo (en la imagen) comenta la evolución de la vidriera que adornará su cochera con las tres veinteañeras que la han diseñado. Andrea Alonso, Sarah Espinosa y Alba Velázquez, amigas de la universidad, tienen todo pagado en el bar de al lado. Es del primo del propietario del garaje.
  • El Barrio del Oeste salmantino creció con fuerza y de manera desordenada en los sesenta, nutrido de emigración rural y como ensanche de la ciudad en el  baby boom.  “La densidad de población era brutal, no había comercios ni zonas verdes. Es un barrio en el que físicamente no hay espacio para nada”, cuenta Felipe Piñuela, una de los colaboradores más habituales de la asociación ZOES (acrónimo de Zona Oeste). Al concurso Galería Urbana se han presentado 40 artistas, de los que han sido seleccionados 18. ZOES organiza esta iniciativa vecinal para embellecer el barrio en el que conviven la media de edad más alta y el mayor número de estudiantes. La obra es de Jorge Merino,  Nego,  grafitero salmantino de reconocimiento nacional.
    2Nadar sobre el asfalto El Barrio del Oeste salmantino creció con fuerza y de manera desordenada en los sesenta, nutrido de emigración rural y como ensanche de la ciudad en el baby boom. “La densidad de población era brutal, no había comercios ni zonas verdes. Es un barrio en el que físicamente no hay espacio para nada”, cuenta Felipe Piñuela, una de los colaboradores más habituales de la asociación ZOES (acrónimo de Zona Oeste). Al concurso Galería Urbana se han presentado 40 artistas, de los que han sido seleccionados 18. ZOES organiza esta iniciativa vecinal para embellecer el barrio en el que conviven la media de edad más alta y el mayor número de estudiantes. La obra es de Jorge Merino, Nego, grafitero salmantino de reconocimiento nacional.
  • La asociación de vecinos ZOES, en activo desde 1977, ejerce de punto de encuentro del Barrio del Oeste, una zona a un kilómetro al noroeste de la plaza Mayor y en la que residen 10.000 habitantes. "Al ser un barrio sin zonas recreativas, ni recintos deportivos ni parques, la actividad se genera en la asociación", explica su presidenta Inma Cid. La iniciativa Galería Urbana, por la que artistas como Daniel Prieto y Sara García decoran las puertas de los garajes del barrio, es la que más visibilidad da a la zona pero no la única. ZOES organiza un sinfín de actividades: un aula de cocina, clases de baile e idiomas, de costura y fotografía, microrrelatos y hasta cómo manejar WhatsApp. La obra de los dos jóvenes salmantinos se llama  La chica que robó la luna.
    3Del grafiti al WhatsApp La asociación de vecinos ZOES, en activo desde 1977, ejerce de punto de encuentro del Barrio del Oeste, una zona a un kilómetro al noroeste de la plaza Mayor y en la que residen 10.000 habitantes. "Al ser un barrio sin zonas recreativas, ni recintos deportivos ni parques, la actividad se genera en la asociación", explica su presidenta Inma Cid. La iniciativa Galería Urbana, por la que artistas como Daniel Prieto y Sara García decoran las puertas de los garajes del barrio, es la que más visibilidad da a la zona pero no la única. ZOES organiza un sinfín de actividades: un aula de cocina, clases de baile e idiomas, de costura y fotografía, microrrelatos y hasta cómo manejar WhatsApp. La obra de los dos jóvenes salmantinos se llama La chica que robó la luna.
  • Moises Vargas,  Kolejo,  es el ganador de la VIII edición del concurso Galería Urbana con su obra  Paciencia.  La asociación ZOES, con la ayuda del Ayuntamiento de Salamanca y la Fundación Villalar, otorga 700 euros al primer premio. Kolejo nació en Chile y se trasladó a España hace 12 años. Vive en Cáceres. "No me tapo la cara cuando pinto. Abogo por esto", cuenta este artista que decora pueblos de Extremadura con el beneplácito de sus Ayuntamientos.
    4La paciencia, hasta en pintura Moises Vargas, Kolejo, es el ganador de la VIII edición del concurso Galería Urbana con su obra Paciencia. La asociación ZOES, con la ayuda del Ayuntamiento de Salamanca y la Fundación Villalar, otorga 700 euros al primer premio. Kolejo nació en Chile y se trasladó a España hace 12 años. Vive en Cáceres. "No me tapo la cara cuando pinto. Abogo por esto", cuenta este artista que decora pueblos de Extremadura con el beneplácito de sus Ayuntamientos.
  • La maestra Nines Moro (sentada) realizó una encuesta con sus amigos para elegir la obra que decoraría su garaje en la calle del Cid.  Primavera 2019',  del artista palentino Daniel Revuelta, alias  Fumantwo,  ganó. La asociación ZOES, que cuenta con una decena de colaboradores que trabajan de manera permanente en ella, muestra varios bocetos a los vecinos para que elijan la obra que quieren que decore su cochera. Revuelta, que ha trabajado como ilustrador en el Festival Internacional de Cortometrajes de Aguilar de Campoo, su ciudad natal, se enteró del concurso del Barrio del Oeste por un familiar que vive en Salamanca.
    5Un vecindario que pinta mucho en Salamanca La maestra Nines Moro (sentada) realizó una encuesta con sus amigos para elegir la obra que decoraría su garaje en la calle del Cid. Primavera 2019', del artista palentino Daniel Revuelta, alias Fumantwo, ganó. La asociación ZOES, que cuenta con una decena de colaboradores que trabajan de manera permanente en ella, muestra varios bocetos a los vecinos para que elijan la obra que quieren que decore su cochera. Revuelta, que ha trabajado como ilustrador en el Festival Internacional de Cortometrajes de Aguilar de Campoo, su ciudad natal, se enteró del concurso del Barrio del Oeste por un familiar que vive en Salamanca.
  • El padre de la propietaria del garaje no se hace del todo a que  A girl  no tenga ojos. Está convencido de que alguien se los acabará pintando. "Es mi primer gran trabajo", cuenta Ángela García Armenteros (en la imagen), estudiante de tercero de Bellas Artes en Salamanca. "Pinto rostros sin todos los detalles. Aún no sé por qué", explica. Una vecina ha visto la obra de García y ha corrido a ZOES a apuntarse para el año que viene. La asociación ya está trabajando en el concurso de 2020. En el vecindario existen 500 puertas de garajes y la mitad ya están intervenidas, lo que ha conseguido que cada vez más turistas se acerquen al barrio después de haber visitado la catedral y la plaza Mayor.
    6Talento por la cara El padre de la propietaria del garaje no se hace del todo a que A girl no tenga ojos. Está convencido de que alguien se los acabará pintando. "Es mi primer gran trabajo", cuenta Ángela García Armenteros (en la imagen), estudiante de tercero de Bellas Artes en Salamanca. "Pinto rostros sin todos los detalles. Aún no sé por qué", explica. Una vecina ha visto la obra de García y ha corrido a ZOES a apuntarse para el año que viene. La asociación ya está trabajando en el concurso de 2020. En el vecindario existen 500 puertas de garajes y la mitad ya están intervenidas, lo que ha conseguido que cada vez más turistas se acerquen al barrio después de haber visitado la catedral y la plaza Mayor.
  • La gran mayoría de concursantes de Galería Urbana hacen uso de la puerta entera para plasmar sus diseños. El trabajo de Elisa Rodríguez es minimalista. Pinta animales “que dan repelús”. Ha creado lagartijas, palomas, gorriones, hormigas e incluso un escarabajo que abunda en la zona. Un homenaje a la fauna local. En escasos minutos dibuja un insecto en la puerta. “A algunos compañeros les he pedido que me dejen pintar bichos en sus obras. Quiero integrar a los pequeños”, afirma esta vallisoletana. De igual manera ZOES integra a los vecinos. "Unas 3.000 personas pasan por la sede cada semana", confirma la directora Inma Cid, que forma parte de la asociación desde hace 25 años.
    7Encuentra el bicho La gran mayoría de concursantes de Galería Urbana hacen uso de la puerta entera para plasmar sus diseños. El trabajo de Elisa Rodríguez es minimalista. Pinta animales “que dan repelús”. Ha creado lagartijas, palomas, gorriones, hormigas e incluso un escarabajo que abunda en la zona. Un homenaje a la fauna local. En escasos minutos dibuja un insecto en la puerta. “A algunos compañeros les he pedido que me dejen pintar bichos en sus obras. Quiero integrar a los pequeños”, afirma esta vallisoletana. De igual manera ZOES integra a los vecinos. "Unas 3.000 personas pasan por la sede cada semana", confirma la directora Inma Cid, que forma parte de la asociación desde hace 25 años.
  • Este proyecto solo es posible gracias al entusiasmo de los vecinos. José María de la Cuesta es un buen ejemplo. Profesor jubilado de plástica y tecnología y propietario de la cochera, eligió el diseño de Tim Bergmeier,  Decoma  (sentado en la escalera), para embellecer su garaje. En el centro, Elisa Rodríguez, otra artista que participa en Galería Urbana y que ha pintado un escarabajo local en la obra de Decoma. "Es fabuloso que se impulsen actividades culturales y artísticas", afirma el profesor. Decoma obtuvo el segundo premio, valorado en 400 euros.
    8El garaje del profesor de plástica Este proyecto solo es posible gracias al entusiasmo de los vecinos. José María de la Cuesta es un buen ejemplo. Profesor jubilado de plástica y tecnología y propietario de la cochera, eligió el diseño de Tim Bergmeier, Decoma (sentado en la escalera), para embellecer su garaje. En el centro, Elisa Rodríguez, otra artista que participa en Galería Urbana y que ha pintado un escarabajo local en la obra de Decoma. "Es fabuloso que se impulsen actividades culturales y artísticas", afirma el profesor. Decoma obtuvo el segundo premio, valorado en 400 euros.
  • Esteban Loeschbor, alias  Ban Pesk,  es de Córdoba (Argentina) y se trasladó hace dos años a Granada, donde reside su hermana. "Vivo en la capital europea del grafiti", resume con una frase más propia del periodista que busca un titular llamativo. Este argentino menciona a sus referentes granadinos: El niño de las Pinturas, Drew o Los Jinetes del Apocalipsis. "Es muy lindo pintar en el contexto de toda esta gente", afirma este artista de 34 años, que se gana la vida con encargos para ilustrar libros y discos y crear murales en bares y garitos.
    9Del teléfono a la vida Esteban Loeschbor, alias Ban Pesk, es de Córdoba (Argentina) y se trasladó hace dos años a Granada, donde reside su hermana. "Vivo en la capital europea del grafiti", resume con una frase más propia del periodista que busca un titular llamativo. Este argentino menciona a sus referentes granadinos: El niño de las Pinturas, Drew o Los Jinetes del Apocalipsis. "Es muy lindo pintar en el contexto de toda esta gente", afirma este artista de 34 años, que se gana la vida con encargos para ilustrar libros y discos y crear murales en bares y garitos.
  • Andrés Hernández y Víctor de Arriba (en la fotografía) alquilaron este garaje junto a una decena de jóvenes del equipo Ahigal. Su primer objetivo: prepararse para las carreras de obstáculos. Hernández es el entrenador de fútbol de Eva Ortiz, de 17 años, futura estudiante de Bellas Artes. Este espacio les unió en una inquietud común: el arte urbano. Ninguno reside en esta zona, pero el local se ha convertido en su segunda casa. “Cuando llegamos nos entrevistaron en Radio Oeste [la emisora local de la asociación ZOES]. Es grandioso que te reciban así en el barrio”, cuenta.
    10Un barrio sin obstáculos Andrés Hernández y Víctor de Arriba (en la fotografía) alquilaron este garaje junto a una decena de jóvenes del equipo Ahigal. Su primer objetivo: prepararse para las carreras de obstáculos. Hernández es el entrenador de fútbol de Eva Ortiz, de 17 años, futura estudiante de Bellas Artes. Este espacio les unió en una inquietud común: el arte urbano. Ninguno reside en esta zona, pero el local se ha convertido en su segunda casa. “Cuando llegamos nos entrevistaron en Radio Oeste [la emisora local de la asociación ZOES]. Es grandioso que te reciban así en el barrio”, cuenta.
  • Inma Cid, directora de la asociación ZOES, y Felipe Piñuela, artista local involucrado en las actividades vecinales del barrio. "Inma maneja la logística, se encarga de poner en marcha todas las iniciativas. Yo me responsabilizo de la parte artística, de proponer ideas atrevidas", describe Piñuela el reparto de tareas en un colectivo que nació en 1977 para reclamar el asfaltado de las calles y mejorar el acceso al agua en las últimas plantas de los edificios. Desde hace seis años organizan Galería Urbana, una iniciativa inspiradora en un lugar cada vez más turístico. En Salamanca viven 144.436 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2017; en torno a 10.000, en el Barrio del Oeste.
    11Reparto de tareas Inma Cid, directora de la asociación ZOES, y Felipe Piñuela, artista local involucrado en las actividades vecinales del barrio. "Inma maneja la logística, se encarga de poner en marcha todas las iniciativas. Yo me responsabilizo de la parte artística, de proponer ideas atrevidas", describe Piñuela el reparto de tareas en un colectivo que nació en 1977 para reclamar el asfaltado de las calles y mejorar el acceso al agua en las últimas plantas de los edificios. Desde hace seis años organizan Galería Urbana, una iniciativa inspiradora en un lugar cada vez más turístico. En Salamanca viven 144.436 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2017; en torno a 10.000, en el Barrio del Oeste.
  • Mosto en Vena e Iracema son los nombres artísticos de Elena González (en el suelo) y Florencia Olivera. La primera interviene los edificios de adobe del pueblo segoviano en el que vive, es DJ y canta. "Cojo una jota extremeña y me la llevo al  trip-hop",  ilustra. Iracema reside en Segovia capital y trabaja como pintora de brocha gorda con una cuadrilla de albañiles. La silueta de mujer que emerge en el garaje acabará convirtiéndose, en solo tres días, en una metáfora de los brotes verdes o en un simple laurel. Todo depende del color con el que se mire.
    12Guerreras de pintura fina Mosto en Vena e Iracema son los nombres artísticos de Elena González (en el suelo) y Florencia Olivera. La primera interviene los edificios de adobe del pueblo segoviano en el que vive, es DJ y canta. "Cojo una jota extremeña y me la llevo al trip-hop", ilustra. Iracema reside en Segovia capital y trabaja como pintora de brocha gorda con una cuadrilla de albañiles. La silueta de mujer que emerge en el garaje acabará convirtiéndose, en solo tres días, en una metáfora de los brotes verdes o en un simple laurel. Todo depende del color con el que se mire.
  • Gels Caletrio, en primer término, estudió Bellas Artes en Salamanca. Laura Carrillo se licenció en la misma disciplina en Granada. Es la primera obra que realizan juntas tras conocerse en un máster de ilustración en Pontevedra. En la asociación vecinal ZOES participan jóvenes en prácticas y mayores que buscan una segunda oportunidad en la vida. Todos buscan salidas creativas con un fondo social. Como esta obra de la imagen que lleva por título  Regando una nueva ciudad.
    13Colorear una nueva ciudad Gels Caletrio, en primer término, estudió Bellas Artes en Salamanca. Laura Carrillo se licenció en la misma disciplina en Granada. Es la primera obra que realizan juntas tras conocerse en un máster de ilustración en Pontevedra. En la asociación vecinal ZOES participan jóvenes en prácticas y mayores que buscan una segunda oportunidad en la vida. Todos buscan salidas creativas con un fondo social. Como esta obra de la imagen que lleva por título Regando una nueva ciudad.
  • La zaragozana Sofía Almazán completa la obra 'Maternidad'. "Representa este concepto desde el punto de vista de la naturaleza", explica esta licenciada en Bellas Artes. "Estoy preparando una oposición que no tiene nada que ver con la pintura. He cumplido 30 años. Me tengo que ganar la vida". Los propietarios de la finca de al lado, ahora de un uniforme color marrón, han llevado a la junta de vecinos la posibilidad de apuntarse el año que viene al concurso. Es raro encontrar puertas  limpias  en el barrio: o están firmadas de algún grafitero u obras creadas dentro del concurso Galería Urbana, que comenzó en 2013.
    14A por las últimas puertas La zaragozana Sofía Almazán completa la obra 'Maternidad'. "Representa este concepto desde el punto de vista de la naturaleza", explica esta licenciada en Bellas Artes. "Estoy preparando una oposición que no tiene nada que ver con la pintura. He cumplido 30 años. Me tengo que ganar la vida". Los propietarios de la finca de al lado, ahora de un uniforme color marrón, han llevado a la junta de vecinos la posibilidad de apuntarse el año que viene al concurso. Es raro encontrar puertas limpias en el barrio: o están firmadas de algún grafitero u obras creadas dentro del concurso Galería Urbana, que comenzó en 2013.
  • “¡No es El Cid!”, recuerda a cada instante José Vicente Ledesma, artista y vecino. Él mismo ha pintado la puerta de su garaje. "Se trata de Bernardo del Carpio. Mataron a este hombre y yo quiero resucitarlo”, les explica a otros concursantes que se acercan a ver su creación. El ilustre personaje es un caballero medieval que se mueve entre la leyenda y la realidad. Con la misma solemnidad, Ledesma explica el origen del hornazo, una empanada de carne de cerdo típica de la región, en la comida de confraternación que ZOES organiza en su sede.
    15¿Leyenda o realidad? “¡No es El Cid!”, recuerda a cada instante José Vicente Ledesma, artista y vecino. Él mismo ha pintado la puerta de su garaje. "Se trata de Bernardo del Carpio. Mataron a este hombre y yo quiero resucitarlo”, les explica a otros concursantes que se acercan a ver su creación. El ilustre personaje es un caballero medieval que se mueve entre la leyenda y la realidad. Con la misma solemnidad, Ledesma explica el origen del hornazo, una empanada de carne de cerdo típica de la región, en la comida de confraternación que ZOES organiza en su sede.
  • -¿Me pintas la bici? -le pregunta un vecino al grafitero Álvaro Hernández,  Keru.    -Como te la pinte entera vas a parecer galáctico -le responde con un espray rosa en la mano-. Anda, dale pedales para que se seque.   -Qué guapa ha quedado, hermano. -Y alza el puño a la altura del pecho y lo choca en horizontal con el de Keru para despedirse.   Keru es de Carabanchel, Madrid, y forma parte del colectivo El Keller. Ha pintado una niña china que come fideos.  La riqueza de la diversidad  es un alegato en favor de la inmigración. "A la gente le mola esta comida pero no los extranjeros que la han traído", denuncia.
    16Píntame la bici -¿Me pintas la bici? -le pregunta un vecino al grafitero Álvaro Hernández, Keru.
    -Como te la pinte entera vas a parecer galáctico -le responde con un espray rosa en la mano-. Anda, dale pedales para que se seque.
    -Qué guapa ha quedado, hermano. -Y alza el puño a la altura del pecho y lo choca en horizontal con el de Keru para despedirse.
    Keru es de Carabanchel, Madrid, y forma parte del colectivo El Keller. Ha pintado una niña china que come fideos. La riqueza de la diversidad es un alegato en favor de la inmigración. "A la gente le mola esta comida pero no los extranjeros que la han traído", denuncia.
  • Ana Holmes acaba de volver de Bristol, la ciudad en la que nació Banksy, el artista callejero más popular (y desconocido). "Hay mucha obra, pero poca calidad", cuenta en referencia al número de murales y grafitis que abundan en esta ciudad del suroeste de Inglaterra. Esta pamplonesa de 22 años estudió dos cursos de Bellas Artes en Salamanca, luego se mudó a Barcelona y de ahí a Bristol. Primero fue  kitchen porter  (el que friega los platos en un restaurante), después trabajó en un almacén de piezas de automoción (“era como hacer  crossfit”)  y por último ejerció de camarera. "Me quedé en el tercer nivel de inmigrante", cuenta con esa pizca de humor que sirve como autodefensa. Holmes, de padre inglés, explica su obra. "No tengo una técnica complicada. Es un trabajo que habla del tiempo que viví en Barcelona, una ciudad que me agobiaba".
    17Una mirada a Barcelona Ana Holmes acaba de volver de Bristol, la ciudad en la que nació Banksy, el artista callejero más popular (y desconocido). "Hay mucha obra, pero poca calidad", cuenta en referencia al número de murales y grafitis que abundan en esta ciudad del suroeste de Inglaterra. Esta pamplonesa de 22 años estudió dos cursos de Bellas Artes en Salamanca, luego se mudó a Barcelona y de ahí a Bristol. Primero fue kitchen porter (el que friega los platos en un restaurante), después trabajó en un almacén de piezas de automoción (“era como hacer crossfit”) y por último ejerció de camarera. "Me quedé en el tercer nivel de inmigrante", cuenta con esa pizca de humor que sirve como autodefensa. Holmes, de padre inglés, explica su obra. "No tengo una técnica complicada. Es un trabajo que habla del tiempo que viví en Barcelona, una ciudad que me agobiaba".
  • Cuando Inma Cid, la directora de la asociación ZOES, camina por el barrio no es extraño que la aborde algún vecino para preguntarle algo. Miguel Ángel Cuesta, que contempla la obra del artista mallorquín Eric Persson en su silla de ruedas eléctrica, se acercó a Cid para hablarle de un proyecto sobre la esclavitud infantil que tenía en mente. Previamente una señora había entrado en la asociación para informarse sobre el alquiler de una vivienda. Son las diferentes miradas y sensibilidades que conviven en un barrio con mucho arte.
    18Arte por la puerta grande Cuando Inma Cid, la directora de la asociación ZOES, camina por el barrio no es extraño que la aborde algún vecino para preguntarle algo. Miguel Ángel Cuesta, que contempla la obra del artista mallorquín Eric Persson en su silla de ruedas eléctrica, se acercó a Cid para hablarle de un proyecto sobre la esclavitud infantil que tenía en mente. Previamente una señora había entrado en la asociación para informarse sobre el alquiler de una vivienda. Son las diferentes miradas y sensibilidades que conviven en un barrio con mucho arte.
  • Los vecinos del número 4 de la calle Joaquín Costa son la envidia del barrio del Oeste (Salamanca). Desde el invierno pasado un mural de Ricardo Cavolo, un ilustrador local de reconocimiento internacional, adorna la fachada del edificio en el que viven. La obra,    un homenaje a la mujer salmantina,   se ha creado sobre un nuevo revestimiento de cerámica y mortero que hace que en sus casas de los años cincuenta haga menos frío en invierno y menos calor en verano. Esta fusión de arte y eficiencia energética es una de las iniciativas que se puede encontrar en   FeliZiudad,   la plataforma digital de Renault que ilustra las buenas prácticas destinadas a mejorar la calidad de vida en las ciudades. La asociación vecinal ZOES, con gran arraigo en el barrio, ha contado con el apoyo de la Universidad de Salamanca, el colegio de arquitectos, la Cámara de Comercio y empresas privadas para convertir este bloque de pisos en un ejemplo de intervención urbanística.
    19Ricardo Cavolo dibuja la felicidad del barrio del Oeste Los vecinos del número 4 de la calle Joaquín Costa son la envidia del barrio del Oeste (Salamanca). Desde el invierno pasado un mural de Ricardo Cavolo, un ilustrador local de reconocimiento internacional, adorna la fachada del edificio en el que viven. La obra, un homenaje a la mujer salmantina, se ha creado sobre un nuevo revestimiento de cerámica y mortero que hace que en sus casas de los años cincuenta haga menos frío en invierno y menos calor en verano. Esta fusión de arte y eficiencia energética es una de las iniciativas que se puede encontrar en FeliZiudad, la plataforma digital de Renault que ilustra las buenas prácticas destinadas a mejorar la calidad de vida en las ciudades. La asociación vecinal ZOES, con gran arraigo en el barrio, ha contado con el apoyo de la Universidad de Salamanca, el colegio de arquitectos, la Cámara de Comercio y empresas privadas para convertir este bloque de pisos en un ejemplo de intervención urbanística.