Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia real regresa un año después al escenario de la discordia sin don Juan Carlos

Los reyes Felipe y Letizia, junto a sus hijas y doña Sofía, asisten a la tradicional Misa de Pascua en Palma con la ausencia destacada del rey emérito

misa de pascua familia real Ver fotogalería
Los Reyes acompañados por sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y la reina emérita doña Sofía, en la catedral de Palma. EFE

En una jornada desapacible dominada por un cielo plomizo y bajo una fina lluvia, los reyes Felipe y Letizia, acompañados de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, han asistido a la misa del Domingo de Pascua y Resurrección que se ha celebrado este mediodía en la catedral de Palma de Mallorca. Al oficio también ha asistido la reina emérita Sofía, en lo que ha supuesto la vuelta un año después de la familia real, con la ausencia destacada de don Juan Carlos, al escenario donde se produjo el sonado desencuentro entre las dos reinas. Unas imágenes grabadas por los cámaras que retransmitían el evento el año pasado captaron a doña Letizia tratando de impedir que la reina emérita se fotografiase con sus nietas a la salida de la misa.

Las miradas de quienes aguardaban este domingo la llegada de la familia real tras las vallas de seguridad estaban puestas en el reencuentro de doña Letizia y doña Sofía a las puertas del templo, que ha resultado normal y sin detalles destacables. Los cinco miembros de la familia han llegado en el mismo coche, conducido por don Felipe, que ha parado ante la entrada de la catedral apenas cinco minutos antes del comienzo de la eucaristía. Los Reyes, sus hijas y la reina emérita han posado en la puerta del templo, en una escenografía un tanto fría y breve en la que apenas se han dejado retratar unos segundos entre los vítores y aplausos de las decenas de curiosos que año tras año abarrotan los alrededores del templo.

El Rey se ha situado en el centro de la fotografía, vestido con un traje de chaqueta azul marino y corbata celeste. A su derecha se ha ubicado la reina Letizia, con un vestido camisero azul marino con flores blancas y un clutch granate en la mano, y a su lado la princesa Leonor con un abrigo blanco roto manga tres cuartos. La reina Sofía se ha situado a la izquierda de don Felipe, con un traje de dos piezas en color crudo y a su lado, la infanta Sofía, con un pantalón azul marino y un top cruzado a la espalda. A su llegada han sido recibidos por la delegada del Gobierno en Baleares, Rosario Sánchez, y poco después por el obispo de Mallorca, Sebastiá Taltavull.

Al finalizar la misa, la familia real ha saludado durante 10 minutos a las decenas de personas que esperaban fuera de la catedral para tomar una fotografía del momento. La reina Letizia y doña Sofía se han desplazado al lugar donde aguardaban residentes y turistas charlando y mostrando gestos de cercanía entre ellas. Los Reyes y sus hijas, además, se han acercado a saludar a los miembros de la agrupación musical Nuestro Padre Jesús de la Redención y de la Virgen del Mar, que han interpretado el Ave María. Finalmente, los cinco miembros de la familia se han subido en un coche conducido por el rey Felipe y han abandonado la zona.

Un año del desencuentro

La escena del desencuentro público entre las dos reinas tras el oficio del año pasado empañó la vuelta de Juan Carlos I a la foto de la Misa de Pascua, a la que no asistía desde 2013, y motivó un cambio en la escenificación de las actividades que los miembros de la familia real desarrollan durante las vacaciones de verano en Mallorca. El pasado agosto, los fotógrafos pudieron captar imágenes de la visita que las dos reinas, junto con la princesa Leonor y la infanta Sofía, hicieron al populoso mercado del Olivar. Un recorrido que la emérita realizó dando la mano a sus nietas, que durante buena parte del camino estuvieron también agarradas del brazo de su abuela con el objetivo de transmitir una relación de normalidad.

Una salida atípica porque tradicionalmente no se suelen organizar desplazamientos diurnos de la princesa Leonor y la infanta Sofía en la isla, salvo los que realizan con doña Letizia para acudir al Club Náutico durante la regata de la Copa del Rey o los que hacen junto a sus padres para visitar algún lugar emblemático de Mallorca, como el Puerto de Sóller o la Granja de Esporles en los últimos veranos. La salida al mercado no fue la única y, días después, doña Sofía también se mostró especialmente cariñosa con su nieta mayor al salir de un conocido restaurante de la isla. Los fotógrafos también retrataron a la familia al completo durante un concierto del violinista Ara Malikian en Port Adriano.

Ausencia del rey emérito

Juan Carlos I ha vuelto a ser la ausencia destacada en esta Misa de Pascua como ya lo hiciera en ediciones anteriores. El año pasado el rey emérito se incorporó a la fotografía después de un parón de cuatro años, ocasión en la que acudió con su hija la infanta Elena. Nada se ha sabido de las vacaciones del rey emérito y su paradero estos últimos días. La última vez que se pudo ver a don Juan Carlos en un acto fue en la plaza de toros de Las Ventas, a la que acudió para asistir a la presentación de los carteles de la feria de San Isidro. Un enorme moratón cerca del ojo desató las especulaciones sobre nuevos problemas de salud.

Por su parte, la reina Letizia y sus hijas han llegado a Palma tras unos días de descanso en Roma, según publicaron algunos medios. Una información que la Casa Real considera privada y que no ha confirmado, como ocurre con todos los viajes que no están programados en la agenda institucional. Quien lleva más tiempo en la isla es la reina emérita, que el pasado lunes presidió junto con su hermana Irene de Grecia el tradicional concierto en beneficio de la organización de ayuda contra la droga Proyecto Hombre, que se celebró en la catedral. El martes por la mañana, doña Sofía presidió la inauguración del espectáculo Gigantes del océano, en el Palma Aquarium, una iniciativa que acerca a los visitantes del recinto la vida de las ballenas jorobadas, en una proyección que se desarrolla bajo una enorme cúpula. La Casa Real no ha incluido la asistencia de la familia a la misa en la agenda institucional. Está previsto que los Reyes y sus hijas vuelvan en la tarde de este domingo a Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información