Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nicole Kidman, en su transformación para la cinta 'Destroyer' y en el estreno de la película en un festival de cine de Londres, el 14 de octubre.
Nicole Kidman, en su transformación para la cinta 'Destroyer' y en el estreno de la película en un festival de cine de Londres, el 14 de octubre. GTRESONLINE
18 fotos

Las transformaciones más impactantes de las estrellas de cine

Nicole Kidman es la última en sumarse a la lista de actores y actrices que modifican su físico de forma drástica para meterse en un papel que, en numerosas ocasiones, les reporta premios y honores

  • Christian Bale es uno de los actores que ha pasado por más cambios radicales, especialmente en lo que se refiere a su peso. Si para meterse en la piel de Trevor Reznik en 'El maquinista' tuvo que quedarse en unos escasísimos 55 kilos, para luego volver a ganar más de 30 de músculo para hacer de 'Batman', tuvo que coger peso de más para 'La gran estafa americana': hasta 31 kilos. Además, la barba y el pelo de aspecto sucio y la ropa descuidada le dieron su segunda nominación al Oscar.
    1Christian Bale es uno de los actores que ha pasado por más cambios radicales, especialmente en lo que se refiere a su peso. Si para meterse en la piel de Trevor Reznik en 'El maquinista' tuvo que quedarse en unos escasísimos 55 kilos, para luego volver a ganar más de 30 de músculo para hacer de 'Batman', tuvo que coger peso de más para 'La gran estafa americana': hasta 31 kilos. Además, la barba y el pelo de aspecto sucio y la ropa descuidada le dieron su segunda nominación al Oscar. GTRESONLINE
  • En 2012, Anne Hathaway encarnó a Fantine en 'Los Miserables', un papel para el que tuvo que adelgazar y que raparse el pelo (a la derecha, la actriz un año antes de la película, en 2011). Su papel, corto pero muy intenso, le hizo ganar el Oscar a la Mejor actriz secundaria, aunque ella misma ha reconocido que no estaba feliz, que se sintió "muy incómoda": "Más o menos perdí la cabeza haciendo esa película, y no la había recuperado todavía. Me tuve que poner frente a mucha gente y sentir algo que no sentía, felicidad sin complicaciones. Es algo obvio, ganas un Oscar y se supone que tienes que estar feliz, yo no me sentía de esa manera".
    2En 2012, Anne Hathaway encarnó a Fantine en 'Los Miserables', un papel para el que tuvo que adelgazar y que raparse el pelo (a la derecha, la actriz un año antes de la película, en 2011). Su papel, corto pero muy intenso, le hizo ganar el Oscar a la Mejor actriz secundaria, aunque ella misma ha reconocido que no estaba feliz, que se sintió "muy incómoda": "Más o menos perdí la cabeza haciendo esa película, y no la había recuperado todavía. Me tuve que poner frente a mucha gente y sentir algo que no sentía, felicidad sin complicaciones. Es algo obvio, ganas un Oscar y se supone que tienes que estar feliz, yo no me sentía de esa manera".
  • Nicole Kidman se mete en la piel de la detective(con pistola incluida) Erin Bell en 'Destroyer', (a la izquierda) dirigida por Karyn Kusman y que estrena estos días en Londres (en un pase de la cinta, a la derecha). Para quienes han podido verla ya, hace uno de los papeles más interesantes de su carrera, y de los más distintos. El pelo, la ropa y una piel más oscura y cuarteada de lo habitual en la pálida estrella australiana son sus cartas de presentación. En España se espera que llegue a finales de 2018 o principios de 2019.
    3Nicole Kidman se mete en la piel de la detective(con pistola incluida) Erin Bell en 'Destroyer', (a la izquierda) dirigida por Karyn Kusman y que estrena estos días en Londres (en un pase de la cinta, a la derecha). Para quienes han podido verla ya, hace uno de los papeles más interesantes de su carrera, y de los más distintos. El pelo, la ropa y una piel más oscura y cuarteada de lo habitual en la pálida estrella australiana son sus cartas de presentación. En España se espera que llegue a finales de 2018 o principios de 2019. GTRESONLINE
  • Para su papel en 'El francotirador', dirigida por Clint Eastwood (a la izquierda, en una imagen del rodaje), Bradley Cooper tuvo que ganar 20 kilos, pero de músculo. Como él mismo ha contado, comía "cada 55 minutos, unas 8.000 calorías al día". Usó un entrenador personal durante cuatro horas al día y decidió no usar "hormonas, ni esteroides, ni nada", según explicó en una entrevista el guionista de la cinta.
    4Para su papel en 'El francotirador', dirigida por Clint Eastwood (a la izquierda, en una imagen del rodaje), Bradley Cooper tuvo que ganar 20 kilos, pero de músculo. Como él mismo ha contado, comía "cada 55 minutos, unas 8.000 calorías al día". Usó un entrenador personal durante cuatro horas al día y decidió no usar "hormonas, ni esteroides, ni nada", según explicó en una entrevista el guionista de la cinta. GTRESONLINE
  • Las dos fotos son de Colin Farrell en 2015, año en el que estrenó 'Langosta' (derecha), dirigida por Yorgos Lanthimos. Como él mismo explicó en una entrevista, tuvo que comer "como una bestia". "Fue divertido durante dos días. Después tuve que comer hamburguesas con queso para desayunar. Comía como una bestia. Tenía chocolate y galletas al lado de la cama. Me despertaba a las tres de la mañana y con los ojos cerrados me ponía a comer. Al principio tenía que engullir a la fuerza, pero al final para seguir aumentando de peso tenía que comer cada pocas horas", contó en el medio 'Shortlist'.
    5Las dos fotos son de Colin Farrell en 2015, año en el que estrenó 'Langosta' (derecha), dirigida por Yorgos Lanthimos. Como él mismo explicó en una entrevista, tuvo que comer "como una bestia". "Fue divertido durante dos días. Después tuve que comer hamburguesas con queso para desayunar. Comía como una bestia. Tenía chocolate y galletas al lado de la cama. Me despertaba a las tres de la mañana y con los ojos cerrados me ponía a comer. Al principio tenía que engullir a la fuerza, pero al final para seguir aumentando de peso tenía que comer cada pocas horas", contó en el medio 'Shortlist'. GTRESONLINE
  • 2012 fue el gran año de Rooney Mara, ya que se metió en la piel de Lisbeth Salander, la heroína de la saga literaria 'Millennium'. Ella misma decidió perder peso, aunque el director, David Fincher, no se lo exigió; además, primaron las transformaciones físicas: la actriz se hizo el corte de pelo extremo de Salander y diversos 'piercings': cuatro en cada oreja y también en la ceja y los pezones. También aprendió a montar en moto, algo que le daba bastante miedo.
    62012 fue el gran año de Rooney Mara, ya que se metió en la piel de Lisbeth Salander, la heroína de la saga literaria 'Millennium'. Ella misma decidió perder peso, aunque el director, David Fincher, no se lo exigió; además, primaron las transformaciones físicas: la actriz se hizo el corte de pelo extremo de Salander y diversos 'piercings': cuatro en cada oreja y también en la ceja y los pezones. También aprendió a montar en moto, algo que le daba bastante miedo. GTRESONLINE
  • El papel de Antonio de la Torre en la cinta de Daniel Sánchez Arévalo 'Gordos', de 2009 fue uno de los primeros en los que un actor español se enfrentaba a un cambio de peso tan importante. De la Torre tuvo que pasar de los 69 kilos que pesaba a 102: 33 kilos en cuatro meses. Como explicó en El País Semanal, se puso en manos de un endocrino y de una nutricionista. Comió "mucho pan", así como dulces e hidratos de carbono, sin abusar de las grasas saturadas. No sólo eso: pocos meses después volvió a su peso, como se pudo ver en el estreno de la película (foto de la derecha).
    7El papel de Antonio de la Torre en la cinta de Daniel Sánchez Arévalo 'Gordos', de 2009 fue uno de los primeros en los que un actor español se enfrentaba a un cambio de peso tan importante. De la Torre tuvo que pasar de los 69 kilos que pesaba a 102: 33 kilos en cuatro meses. Como explicó en El País Semanal, se puso en manos de un endocrino y de una nutricionista. Comió "mucho pan", así como dulces e hidratos de carbono, sin abusar de las grasas saturadas. No sólo eso: pocos meses después volvió a su peso, como se pudo ver en el estreno de la película (foto de la derecha). GTRESONLINE
  • En 2015, para la película 'Redención', Jake Gyllenhaal tuvo que dar vida al boxeador profesional Billy Hope, para lo que ganó 18 kilos de músculo... después de haber perdido 11 para 'Nightcrawler'. "Literalmente convertimos a Jake en una bestia. Entrenábamos juntos en el gimnasio de Floyd Mayweather [campeón del mundo de boxeo] en Las Vegas y veíamos todos sus combates. Hubo días en los que empezábamos a hacer ejercicio a las 4,30 de la madrugada", contó el director de la cinta, Antoine Fuqua, a la publicación 'Deadline'.
    8En 2015, para la película 'Redención', Jake Gyllenhaal tuvo que dar vida al boxeador profesional Billy Hope, para lo que ganó 18 kilos de músculo... después de haber perdido 11 para 'Nightcrawler'. "Literalmente convertimos a Jake en una bestia. Entrenábamos juntos en el gimnasio de Floyd Mayweather [campeón del mundo de boxeo] en Las Vegas y veíamos todos sus combates. Hubo días en los que empezábamos a hacer ejercicio a las 4,30 de la madrugada", contó el director de la cinta, Antoine Fuqua, a la publicación 'Deadline'. GTRESONLINE
  • 'La batalla de los sexos', en 2017 (cuando están tomadas ambas fotos) fue la primera película de Emma Stone después de 'La La Land', y su apariencia resultó totalmente distinta de la que mostró en el musical y en las muchas alfombras rojas por las que paseó para promocionarlo. Para su nueva cinta se puso en la piel de la tenista Billie Jean King en su partido contra Bobby Riggs en 1973. Buscó el aspecto setentero y claramente lo logró.
    9'La batalla de los sexos', en 2017 (cuando están tomadas ambas fotos) fue la primera película de Emma Stone después de 'La La Land', y su apariencia resultó totalmente distinta de la que mostró en el musical y en las muchas alfombras rojas por las que paseó para promocionarlo. Para su nueva cinta se puso en la piel de la tenista Billie Jean King en su partido contra Bobby Riggs en 1973. Buscó el aspecto setentero y claramente lo logró.
  • Para su papel de Rayon en 'Dallas Buyers Club', Jared Leto cambió su aspecto completamente. Ya de por sí de complexión delgada, el actor tuvo que perder 15 kilos y quedarse en apenas 50. "Pensaban que estaba enfermo", relató. "He llegado a hacer auténticas locuras con mi peso, pero esto fue diferente y muy duro. Te sientes frágil, delicado, inseguro…\", contó en E! Online. Acompañó el cambio con una gran labor del departamento de maquillaje... y al final llegó el Oscar.
    10Para su papel de Rayon en 'Dallas Buyers Club', Jared Leto cambió su aspecto completamente. Ya de por sí de complexión delgada, el actor tuvo que perder 15 kilos y quedarse en apenas 50. "Pensaban que estaba enfermo", relató. "He llegado a hacer auténticas locuras con mi peso, pero esto fue diferente y muy duro. Te sientes frágil, delicado, inseguro…", contó en E! Online. Acompañó el cambio con una gran labor del departamento de maquillaje... y al final llegó el Oscar. GTRESONLINE
  • El de Matthew McConaughey en 'Dallas Buyers Club' es otro de esos cambios radicales. El actor (a la izquierda, en una imagen de finales de 2012; a la derecha, en el rodaje de la película en 2013) tuvo que adelgazar 23 kilos para convertirse en un enfermo de sida. "No voy a mentir. La dieta fue extrema. Perdía cuatro kilos por semana. Tomaba una Coca Cola Light, dos claras de huevo por la mañana, una porción de pollo, otra Coca Cola Light. Fue durísimo, siempre estaba hambriento y muy irritable. Mi cuerpo era como un pajarito pidiéndome que lo alimentara y yo sabía que no iba a hacerlo", contó el actor al 'HuffPost'. El esfuerzo, eso sí, le valió un Oscar, igual que a Leto, su compañero de reparto.
    11El de Matthew McConaughey en 'Dallas Buyers Club' es otro de esos cambios radicales. El actor (a la izquierda, en una imagen de finales de 2012; a la derecha, en el rodaje de la película en 2013) tuvo que adelgazar 23 kilos para convertirse en un enfermo de sida. "No voy a mentir. La dieta fue extrema. Perdía cuatro kilos por semana. Tomaba una Coca Cola Light, dos claras de huevo por la mañana, una porción de pollo, otra Coca Cola Light. Fue durísimo, siempre estaba hambriento y muy irritable. Mi cuerpo era como un pajarito pidiéndome que lo alimentara y yo sabía que no iba a hacerlo", contó el actor al 'HuffPost'. El esfuerzo, eso sí, le valió un Oscar, igual que a Leto, su compañero de reparto. GTRESONLINE
  • Renee Zellweger empezó a despuntar en 2001, cuando ganó su primer Globo de Oro por 'Persiguiendo a Betty'. Ese mismo año se ponía en la piel de Bridget Jones, la antiheroína británica que ha dado forma a su carrera, el 'El diario de Bridget Jones', un papel que repetiría cuatro años después. Jones era una de las primeras mujeres protagonistas que no tenían el ideal de belleza y delgadez extrema de Hollywood, de ahí que la brillante interpretación de Zellweger, que tuvo que hablar con acento británico y coger 13 kilos, lograra nominaciones y premios.
    12Renee Zellweger empezó a despuntar en 2001, cuando ganó su primer Globo de Oro por 'Persiguiendo a Betty'. Ese mismo año se ponía en la piel de Bridget Jones, la antiheroína británica que ha dado forma a su carrera, el 'El diario de Bridget Jones', un papel que repetiría cuatro años después. Jones era una de las primeras mujeres protagonistas que no tenían el ideal de belleza y delgadez extrema de Hollywood, de ahí que la brillante interpretación de Zellweger, que tuvo que hablar con acento británico y coger 13 kilos, lograra nominaciones y premios. GTRESONLINE
  • 'Black Mass: Estrictamente criminal' contaba la verdadera historia de Whitey Bulger, un mafioso irlandés que sale de la cárcel en los años 70 y que colabora con el FBI para acabar con la mafia. Para meterse en el papel, Johnny Depp cambió de 'look', jugó con gafas y pelo y tuvo que aparentar (o dejarse) una cierta barriguita. Ambas fotos son de 2015.
    13'Black Mass: Estrictamente criminal' contaba la verdadera historia de Whitey Bulger, un mafioso irlandés que sale de la cárcel en los años 70 y que colabora con el FBI para acabar con la mafia. Para meterse en el papel, Johnny Depp cambió de 'look', jugó con gafas y pelo y tuvo que aparentar (o dejarse) una cierta barriguita. Ambas fotos son de 2015. GTRESONLINE
  • Dos imágenes de Dakota Johnson en 2018, en el estreno de 'Suspiria' y en el rodaje de la misma, para la que tuvo que cambiarse el pelo, aparecer más pálida y aparentar un ligero aumento de peso.
    14Dos imágenes de Dakota Johnson en 2018, en el estreno de 'Suspiria' y en el rodaje de la misma, para la que tuvo que cambiarse el pelo, aparecer más pálida y aparentar un ligero aumento de peso. GTRESONLINE
  • Mario Casas es uno de los actores más cambiantes y polifacéticos del cine español y no teme a meterse en papeles complejos. En 2016 (centro) tuvo que coger gran cantidad de músculo para interpretar a Toro en la película del mismo nombre (izquierda), y siguió cogiendo peso para su papel de Martinón en 'Bajo la piel del lobo'. Como él mismo contó en 'El Hormiguero', "engordar fue una maravilla". "Es lo mejor que te puede pasar, porque al final es comer, beber y no hacer deporte". Cogió 10 kilos y "estaba como una bestia", ha contado. Pero poco después tuvo que soltar nada menos que 22, y en apenas cuatro meses. Fue para 'El fotógrafo de Mauthausen' (derecha) y para eso sufrió más. "Supuso pasar muchísima hambre, no comer casi y verte en el espejo tísico. Ahí sí que las mujeres nada, ahí las espantaba", contó en el mismo programa. Además, dejó de salir y de hacer actividades con amigos: "Ver a la gente comer es lo más difícil de todo. Ver a tus amigos que salen a comer y tú no puedes…La sociedad te excluye. Me encerré en casa, en mi mundo. No podía salir, ni tomarme una copa".
    15Mario Casas es uno de los actores más cambiantes y polifacéticos del cine español y no teme a meterse en papeles complejos. En 2016 (centro) tuvo que coger gran cantidad de músculo para interpretar a Toro en la película del mismo nombre (izquierda), y siguió cogiendo peso para su papel de Martinón en 'Bajo la piel del lobo'. Como él mismo contó en 'El Hormiguero', "engordar fue una maravilla". "Es lo mejor que te puede pasar, porque al final es comer, beber y no hacer deporte". Cogió 10 kilos y "estaba como una bestia", ha contado. Pero poco después tuvo que soltar nada menos que 22, y en apenas cuatro meses. Fue para 'El fotógrafo de Mauthausen' (derecha) y para eso sufrió más. "Supuso pasar muchísima hambre, no comer casi y verte en el espejo tísico. Ahí sí que las mujeres nada, ahí las espantaba", contó en el mismo programa. Además, dejó de salir y de hacer actividades con amigos: "Ver a la gente comer es lo más difícil de todo. Ver a tus amigos que salen a comer y tú no puedes…La sociedad te excluye. Me encerré en casa, en mi mundo. No podía salir, ni tomarme una copa". GTRESONLINE
  • Matthew Fox se hizo famoso por su papel de Jack en la serie 'Perdidos'. Desde entonces ha hecho apenas media docena de películas, pero para la película 'En la mente del asesino', en 2012, se convirtió en un musculoso y rapado asesino llamado Picasso que le dejó completamente irreconocible.
    16Matthew Fox se hizo famoso por su papel de Jack en la serie 'Perdidos'. Desde entonces ha hecho apenas media docena de películas, pero para la película 'En la mente del asesino', en 2012, se convirtió en un musculoso y rapado asesino llamado Picasso que le dejó completamente irreconocible. GTRESONLINE
  • Michael Fassbender empezó su carrera en 2001, pero no fue hasta casi una década después cuando le llegó la fama gracias a su intepretación en 'Malditos bastardos', de Quentin Tarantino (2009). Un año antes de ese gran salto interpretó a su primer protagonista, el irlandés en huelga de hambre Bobby Sands, en 'Hunger', que fue mejor ópera prima del Festival de cine de Cannes. El alemán tuvo que hacer una dieta extrema comiendo apenas 600 calorías y caminando seis kilómetros al día. Perdió 19 kilos, pasando de 81 a 63.
    17Michael Fassbender empezó su carrera en 2001, pero no fue hasta casi una década después cuando le llegó la fama gracias a su intepretación en 'Malditos bastardos', de Quentin Tarantino (2009). Un año antes de ese gran salto interpretó a su primer protagonista, el irlandés en huelga de hambre Bobby Sands, en 'Hunger', que fue mejor ópera prima del Festival de cine de Cannes. El alemán tuvo que hacer una dieta extrema comiendo apenas 600 calorías y caminando seis kilómetros al día. Perdió 19 kilos, pasando de 81 a 63. GTRESONLINE
  • En los años noventa, y después de una década de papeles menores y cómicos, la carrera de Tom Hanks daba un giro al drama y también al éxito. En 1994 llevaba a la pantalla a Andrew Beckett en 'Philadelphia', una cinta en la que impactó su interpretación y también su aspecto físico: aparecía como un pálido enfermo de sida, papel para el que perdió 12 kilos para ello. Pocos meses después se metería en la piel de Forrest, Forrest Gump. Por ambas se llevaría un Oscar al Mejor actor protagonista. En la foto de la izquierda, al recogerlo por la segunda, en 1995. Más tarde, para 'Naúfrago', tuvo que engordar 20 kilos... y perder 30. Tanto cambio le ha hecho negarse a oscilar de peso bruscamente, ya que, afirma, esos cambios fueron los causantes de su diabetes.
    18En los años noventa, y después de una década de papeles menores y cómicos, la carrera de Tom Hanks daba un giro al drama y también al éxito. En 1994 llevaba a la pantalla a Andrew Beckett en 'Philadelphia', una cinta en la que impactó su interpretación y también su aspecto físico: aparecía como un pálido enfermo de sida, papel para el que perdió 12 kilos para ello. Pocos meses después se metería en la piel de Forrest, Forrest Gump. Por ambas se llevaría un Oscar al Mejor actor protagonista. En la foto de la izquierda, al recogerlo por la segunda, en 1995. Más tarde, para 'Naúfrago', tuvo que engordar 20 kilos... y perder 30. Tanto cambio le ha hecho negarse a oscilar de peso bruscamente, ya que, afirma, esos cambios fueron los causantes de su diabetes. GTRESONLINE