Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Marc Márquez, de visita en el Vaticano, regala uno de sus cascos al Papa Francisco.
Marc Márquez, de visita en el Vaticano, regala uno de sus cascos al Papa Francisco.
7 fotos

MotoGP visita al Papa en el Vaticano

Una delegación del Mundial de Motociclismo admira la Capilla Sixtina y departe con el Papa Francisco antes de que dé comienzo el gran premio de San Marino

  • Marc Márquez visitó al Papa Francisco en la Ciudad del Vaticano. “Ha sido una gran experiencia. Nos ha dicho cosas fantásticas, por ejemplo que si sigues tus pasiones puedes conseguirlo todo”, dijo el campeón de MotoGP.
    1Marc Márquez visitó al Papa Francisco en la Ciudad del Vaticano. “Ha sido una gran experiencia. Nos ha dicho cosas fantásticas, por ejemplo que si sigues tus pasiones puedes conseguirlo todo”, dijo el campeón de MotoGP.
  • La delegación del Mundial de Motociclismo al Palacio Papal la integraban los pilotos Petrucci, Iannone, Pedrosa, Márquez y Miller (de izquierda a derecha), entre otros miembros de la organización y los equipos.
    2La delegación del Mundial de Motociclismo al Palacio Papal la integraban los pilotos Petrucci, Iannone, Pedrosa, Márquez y Miller (de izquierda a derecha), entre otros miembros de la organización y los equipos.
  • Andrea Iannone, piloto de Suzuki, saluda al Papa Francisco.
    3Andrea Iannone, piloto de Suzuki, saluda al Papa Francisco.
  • Dani Pedrosa saluda al Papa Francisco y le entrega un casco suyo como presente.
    4Dani Pedrosa saluda al Papa Francisco y le entrega un casco suyo como presente.
  • Los pilotos de MotoGP visitaron el palacio y admiraron la Capilla Sixtina.
    5Los pilotos de MotoGP visitaron el palacio y admiraron la Capilla Sixtina.
  • Marc Márquez, posa en la Capilla Sixtina.
    6Marc Márquez, posa en la Capilla Sixtina.
  • Los pilotos de MotoGP que asistieron al evento, además de Paolo Simoncelli, del equipo SIC58, posan junto al Pontífice.
    7Los pilotos de MotoGP que asistieron al evento, además de Paolo Simoncelli, del equipo SIC58, posan junto al Pontífice.