Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis discos de esta semana

Recopilación de críticas de los nuevos trabajos de St Vincent y Josele Santiago, entre otros artistas

  • Si yo fuera Cara Delevingne, estaría un poquito triste porque mi expareja haya afirmado que la canción más bonita que ha escrito en toda su carrera, ‘New York’, no trata de nuestra ruptura. Claro que si yo fuera Annie Clark, la artista que firma como St. Vincent, también estaría dolida. Después de una impecable trayectoria de 10 años, que incluye cinco discos en solitario —seis si contamos el que hizo a medias con David Byrne, líder de Talking Heads—, parece que lo único que le importa al mundo es si un tema de dos minutos y medio va sobre su ex más famosa. Es la consecuencia de haberse convertido en los últimos años en carne de paparazis. Delevingne y Clark eran la pareja perfecta, jóvenes, elegantes y talentosas manejando con completa naturalidad su relación. Algo que no es tan raro como solía, pero tampoco tan habitual como debería. Para terminar de complicar la historia tras romper, Clark empezó a salir con Kristen Stewart. Cumplidos los 30, dejaba de ser la artista indie perfecta para ser la novia de. Por ÍÑIGO LÓPEZ PALACIOS
    1Seducción de la fama Si yo fuera Cara Delevingne, estaría un poquito triste porque mi expareja haya afirmado que la canción más bonita que ha escrito en toda su carrera, ‘New York’, no trata de nuestra ruptura. Claro que si yo fuera Annie Clark, la artista que firma como St. Vincent, también estaría dolida. Después de una impecable trayectoria de 10 años, que incluye cinco discos en solitario —seis si contamos el que hizo a medias con David Byrne, líder de Talking Heads—, parece que lo único que le importa al mundo es si un tema de dos minutos y medio va sobre su ex más famosa. Es la consecuencia de haberse convertido en los últimos años en carne de paparazis. Delevingne y Clark eran la pareja perfecta, jóvenes, elegantes y talentosas manejando con completa naturalidad su relación. Algo que no es tan raro como solía, pero tampoco tan habitual como debería. Para terminar de complicar la historia tras romper, Clark empezó a salir con Kristen Stewart. Cumplidos los 30, dejaba de ser la artista indie perfecta para ser la novia de. Por ÍÑIGO LÓPEZ PALACIOS Ir a noticia
  • Es escuchar ‘Sonia en su desnudez’, el corte que cierra esta quinta entrega de Josele Santiago, y de inmediato intuirse lo que ha trabajado el madrileño para crecer como cantante. Él lo achaca al rodaje de sus conciertos sin banda, algo que ahora compagina con los de sus reflotados Enemigos. Y si el cuarteto de Malasaña apenas rebajó el baremo en su discografía, lo mismo se puede afirmar del Josele cantautor. Aunque Transilvania aúna dos elementos clave para ser erigida en joya de su corona solista: la puntería que destila en su mosqueo con el mundo y la vuelta de tuerca aportada por Raül Refree al producir el álbum. Por RAMÓN FERNÁNDEZ ESCOBAR
    2Del mosqueo a la sátira Es escuchar ‘Sonia en su desnudez’, el corte que cierra esta quinta entrega de Josele Santiago, y de inmediato intuirse lo que ha trabajado el madrileño para crecer como cantante. Él lo achaca al rodaje de sus conciertos sin banda, algo que ahora compagina con los de sus reflotados Enemigos. Y si el cuarteto de Malasaña apenas rebajó el baremo en su discografía, lo mismo se puede afirmar del Josele cantautor. Aunque Transilvania aúna dos elementos clave para ser erigida en joya de su corona solista: la puntería que destila en su mosqueo con el mundo y la vuelta de tuerca aportada por Raül Refree al producir el álbum. Por RAMÓN FERNÁNDEZ ESCOBAR Ir a noticia
  • Reaching for Indigo es el sexto álbum de Circuit des Yeux, el nombre artístico de la veinteañera cantante y compositora norteamericana Haley Fohr. Si bien su punto de partida es el de la música tradicional estadounidense en un sentido amplio, atraviesa estos géneros desde un lugar personal en el que convergen extraños arreglos y afinaciones, letras a medio camino entre la narración y la poesía, lo evocador de su bajísimo tono de voz y la rotundidad de un sonido rock que recuerda a las crudas estéticas de Shellac o Fugazi. Por ÁLEX SÁNCHEZ
    3Paso adelante Reaching for Indigo es el sexto álbum de Circuit des Yeux, el nombre artístico de la veinteañera cantante y compositora norteamericana Haley Fohr. Si bien su punto de partida es el de la música tradicional estadounidense en un sentido amplio, atraviesa estos géneros desde un lugar personal en el que convergen extraños arreglos y afinaciones, letras a medio camino entre la narración y la poesía, lo evocador de su bajísimo tono de voz y la rotundidad de un sonido rock que recuerda a las crudas estéticas de Shellac o Fugazi. Por ÁLEX SÁNCHEZ Ir a noticia
  • El malí Trio Da Kali (Lassana Diabaté, balafón; Mamadou Kouyaté, ngoni, y la espléndida cantante Hawa Kassé Mady Diabaté, de voz tan brillante como la de su padre, el legendario Kassé Mady Diabaté) no precisa apoyos externos para atrapar con sus vibraciones mandingas; y el muy singular Kronos Quartet ha experimentado tanto, sonidos africanos incluidos, que no necesita agrandar su currículo con matrimonios de conveniencia. El encuentro de las dos formaciones en el excelente disco Ladilikan (prometer o comprometerse) es una aventura no impuesta y, al parecer, largo tiempo acariciada. El resultado es igual de libre y, además, hermoso. Trío y cuarteto dialogan en claves diferentes pero con emociones similares, armando un universo realmente en expansión. Por JAVIER LOSILLA
    4Un universo en expansión El malí Trio Da Kali (Lassana Diabaté, balafón; Mamadou Kouyaté, ngoni, y la espléndida cantante Hawa Kassé Mady Diabaté, de voz tan brillante como la de su padre, el legendario Kassé Mady Diabaté) no precisa apoyos externos para atrapar con sus vibraciones mandingas; y el muy singular Kronos Quartet ha experimentado tanto, sonidos africanos incluidos, que no necesita agrandar su currículo con matrimonios de conveniencia. El encuentro de las dos formaciones en el excelente disco Ladilikan (prometer o comprometerse) es una aventura no impuesta y, al parecer, largo tiempo acariciada. El resultado es igual de libre y, además, hermoso. Trío y cuarteto dialogan en claves diferentes pero con emociones similares, armando un universo realmente en expansión. Por JAVIER LOSILLA Ir a noticia
  • Cuando hace cuatro años este jovencísimo chaval londinense irrumpió en la escena, logró durante media hora convencernos de que no solo era una buena idea, sino que la suya era una realidad. Como con casi todas las apuestas celebradas en los espacios que el progreso cede a la tendencia, los elementos que sustentaban el concepto eran sólidos, pero el resultado, líquido. Un tipo cantando como si fuera un cruce entre Billy Bragg y Tom Waits sobre una guitarra bluesera y algo desafinada acompañado de pequeños guiños a la electrónica silenciosa de The XX. Han pasado cuatro años y en su segundo largo King Krule suena a todo eso, pero mejor. Ya no es tan moderno, pero ha empezado a progresar. Por XAVI SANCHO
    5Como al principio, pero mejor Cuando hace cuatro años este jovencísimo chaval londinense irrumpió en la escena, logró durante media hora convencernos de que no solo era una buena idea, sino que la suya era una realidad. Como con casi todas las apuestas celebradas en los espacios que el progreso cede a la tendencia, los elementos que sustentaban el concepto eran sólidos, pero el resultado, líquido. Un tipo cantando como si fuera un cruce entre Billy Bragg y Tom Waits sobre una guitarra bluesera y algo desafinada acompañado de pequeños guiños a la electrónica silenciosa de The XX. Han pasado cuatro años y en su segundo largo King Krule suena a todo eso, pero mejor. Ya no es tan moderno, pero ha empezado a progresar. Por XAVI SANCHO Ir a noticia
  • A pesar de tenerlo todo para acomodarse y tirar de grandes nombres de su catálogo, ECM sigue apostando por nuevos valores del jazz como el portentoso saxofonista Maciej Obara. Compositor inspirado, muy rico armónicamente, Obara es un improvisador lírico y maduro que aglutina la herencia del saxo alto que comienza con Lee Konitz y llega hasta el jazz contemporáneo europeo. Por YAHVÉ M. DE LA CAVADA
    6La herencia del saxo alto A pesar de tenerlo todo para acomodarse y tirar de grandes nombres de su catálogo, ECM sigue apostando por nuevos valores del jazz como el portentoso saxofonista Maciej Obara. Compositor inspirado, muy rico armónicamente, Obara es un improvisador lírico y maduro que aglutina la herencia del saxo alto que comienza con Lee Konitz y llega hasta el jazz contemporáneo europeo. Por YAHVÉ M. DE LA CAVADA Ir a noticia