Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cobijadas de Vejer de la Frontera

La vestimenta tradicional de la mujer vejeriega tiene un origen castellano que se remonta a los siglos XVI-XVII

  • Siete son las cobijadas adultas que han participado este año en las fiestas de Vejer de la Frontera. El Cobijado, como vestimenta tradicional de la mujer vejeriega, tiene un origen castellano que se remonta a los siglos XVI-XVII.
    1Siete son las cobijadas adultas que han participado este año en las fiestas de Vejer de la Frontera. El Cobijado, como vestimenta tradicional de la mujer vejeriega, tiene un origen castellano que se remonta a los siglos XVI-XVII.
  • Era la indumentaria de calle de las mujeres vejeriegas, su coste y confeccón no debía ser excesivo. De hecho, el único detalle del conjunto que servía para distinguir la condicón económica y social de la portadora era única y exclusivamente la composicón de los encajes de la blusa, cuya pomposidad marcaba su estatus.
    2Era la indumentaria de calle de las mujeres vejeriegas, su coste y confeccón no debía ser excesivo. De hecho, el único detalle del conjunto que servía para distinguir la condicón económica y social de la portadora era única y exclusivamente la composicón de los encajes de la blusa, cuya pomposidad marcaba su estatus.
  • El cobijado está compuesto por unas enaguas blancas con tiras bordadas, una blusa blanca adornada con encajes, una saya negra sujeta la cintura y un manto negro. Este año la seleccionada como cobijada mayor ha sido Andrea Vallejo. Su madre ha sido la encargada de confeccionar el traje.
    3El cobijado está compuesto por unas enaguas blancas con tiras bordadas, una blusa blanca adornada con encajes, una saya negra sujeta la cintura y un manto negro. Este año la seleccionada como cobijada mayor ha sido Andrea Vallejo. Su madre ha sido la encargada de confeccionar el traje.
  • Siete son las seleccionadas en Vejer de la Frontera para ser cobijadas en las fiestas, solo una de ellas es la cobijada mayor, el resto son de honor.
    4Siete son las seleccionadas en Vejer de la Frontera para ser cobijadas en las fiestas, solo una de ellas es la cobijada mayor, el resto son de honor.
  • Una figura de una cobijada en la entrada de un comercio de Vejer de la Frontera.
    5Una figura de una cobijada en la entrada de un comercio de Vejer de la Frontera.
  • Andrea sale de su casa a primera hora de la tarde.
    6Andrea sale de su casa a primera hora de la tarde.
  • Los turistas que llenan Vejer de la Frontera en verano se quedan sorprendidos al ver a una mujer vejeriega vestida con el cobijado sin cubrir.
    7Los turistas que llenan Vejer de la Frontera en verano se quedan sorprendidos al ver a una mujer vejeriega vestida con el cobijado sin cubrir.
  • La II República prohibió el uso del traje amparado en el hecho de que podía enmascarar delitos.
    8La II República prohibió el uso del traje amparado en el hecho de que podía enmascarar delitos.
  • Monumento en homenaje a la mujer vejeriega en una de las plazas del pueblo.
    9Monumento en homenaje a la mujer vejeriega en una de las plazas del pueblo.
  • Desde que se recuperara en los años 70, el uso del cobijado ha estado limitado a traje festivo. Cada agosto se elige entre una serie de candidatas a la Cobijada Mayor y Cobijada Infantil junto a sus correspondientes cortes de damas de honor, quienes representan durante el año siguiente a su coronacón a la mujer vejeriega en todos aquellos actos protocolarios que desde el Ayuntamiento se organice.
    10Desde que se recuperara en los años 70, el uso del cobijado ha estado limitado a traje festivo. Cada agosto se elige entre una serie de candidatas a la Cobijada Mayor y Cobijada Infantil junto a sus correspondientes cortes de damas de honor, quienes representan durante el año siguiente a su coronacón a la mujer vejeriega en todos aquellos actos protocolarios que desde el Ayuntamiento se organice.
  • Escultura de una cobijada en una de las paredes de la Plaza Padre Caro, en Vejer de la Frontera.
    11Escultura de una cobijada en una de las paredes de la Plaza Padre Caro, en Vejer de la Frontera.
  • El traje cubre a la mujer completamente, excepto el ojo izquierdo, que queda al descubierto, y que sin duda la envuelve en un halo de misterio.
    12El traje cubre a la mujer completamente, excepto el ojo izquierdo, que queda al descubierto, y que sin duda la envuelve en un halo de misterio.
  • El cobijado es un símbolo estrechamente ligado a la personalidad del pueblo de Vejer. Cuenta con numerosos ejemplos que ponen de manifiesto lo arraigado de esta tradicón y cómo en la actualidad existe una voluntad manifiesta por parte del vejeriego de conservar este traje como seña de identidad.
    13El cobijado es un símbolo estrechamente ligado a la personalidad del pueblo de Vejer. Cuenta con numerosos ejemplos que ponen de manifiesto lo arraigado de esta tradicón y cómo en la actualidad existe una voluntad manifiesta por parte del vejeriego de conservar este traje como seña de identidad.
  • Es un traje que hunde sus raíces en la Castilla profunda y que se llegó a extender por toda la península, incluso traspasó fronteras y llegando hasta el continente americano, donde posiblemente evolucionaría hacia otros modelos.
    14Es un traje que hunde sus raíces en la Castilla profunda y que se llegó a extender por toda la península, incluso traspasó fronteras y llegando hasta el continente americano, donde posiblemente evolucionaría hacia otros modelos.
  • Hay quien piensa que en su origen el traje estaba reservado a las clases altas, cuyas mujeres deseaban mantener un color de piel blanquecino para diferenciarlas de aquellas que, por pertenecer a clases más populares, se veían obligadas de trabajar de sol a sol.
    15Hay quien piensa que en su origen el traje estaba reservado a las clases altas, cuyas mujeres deseaban mantener un color de piel blanquecino para diferenciarlas de aquellas que, por pertenecer a clases más populares, se veían obligadas de trabajar de sol a sol.